NACIÓN

El líder rebelde de la Policía Federal con historial criminal

Alfonso Durazo aseguró que este líder rebelde fue detenido por secuestro, sin embargo, hay más señalamientos en contra de Ignacio Benavente Torres

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 04/07/2019
  • 12:47 hrs
  • Escuchar
El líder rebelde de la Policía Federal con historial criminal
El líder rebelde de la Policía Federal con historial criminal (Foto Especial)

Ignacio Benavente Torres es uno de los hombres al frente del movimiento de los Policías Federales rebeldes, quienes se niegan a formar parte de la Guardia Nacional, así como a ser despedidos por dicho rechazo.

Durante dos días, los uniformados federales han generado caos en varias vialidades primarias en la Ciudad de México en forma de protesta y han exigido el cumplimiento de 16 puntos como parte de su pliego petitorio.

Benavente Torres no es Policía Federal, pero es presidente de Pro libertad y Derechos Humanos en América, quien ha informado sobre las negociaciones entre la administración de Andrés Manuel López Obrador y los rebeldes de la Policía Federal.

Fue él quien detalló que la mesa de diálogo entre policías y gobierno se cerró porque se rechazaron las peticiones del pliego petitorio y a la reunión no asistió Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Sin embargo, Ignacio Benavente Torres tiene un historial criminal.

El propio Alfonso Durazo aseguró que Benavente Torres fue detenido y sentenciado por el delito de secuestro.

La pena por secuestro la cumplió dentro del Centro Federal de Readaptación Social número 3, en Matamoros, Tamaulipas.

Además, tiene siete investigaciones abiertas en Sinaloa, Ciudad de México, Coahuila y Tamaulipas.

Sobre los señalamientos, Ignacio Benavente Torres dijo que se trata de la desaparición de una persona, por la que él preguntó unos días antes de que se ausentara, detalló que por este hecho fue investigado por las autoridades en Tamaulipas.

Luego, las autoridades –sostiene Benavente Torres – lo intentaron extorsionar con 150 mil dólares por no involucrarlo, su abogado le aconsejó que llegara a un arreglo porque "andaban detrás de él".

Ignacio refiere que intentó acercarse a las autoridades para arreglar la situación en la que asegura no tuvo nada que ver. Sin embargo, un oficial le avisó que no lo hiciera, pues había consigna de detenerlo, entonces, por consejo de su abogado, se fue a Estados Unidos.

Menciona que hay pruebas de quienes están detrás de la desaparición y se deslinda de los señalamientos.

“Ya hay guerra sucia por defender a los federales […] la información que le llega al presidente llega mal. Estamos acostumbrados a eso y más”, sentenció sobre los señalamientos de Durazo.

Y agrega: “es una investigación superflua, (Alfonso Durazo) ataca y trata de desvirtuar el movimiento”.

Sin embargo, no es la única vez que ha sido señalado por algún delito.

En noviembre de 2014, Benavente Torres fue acusado de atropellar a una mujer en Tijuana, Baja California.

De acuerdo con medios locales, tras protagonizar el incidente, Ignacio intentó darse a la fuga, por lo que fue detenido por testigos de los hechos.

Los ciudadanos lo obligaron que se bajara del vehículo, fue cuando se identificó como presidente de Pro libertad y Derechos Humanos en América presentando una credencial.

Posteriormente, Benavente Torres argumentó que no ida a darse a la fuga, sino que iría por una ambulancia para la mujer herida.

Por otra parte, Ignacio Benavente Torres ha realizado diversas labores de activismo y defensor de los derechos humanos.

Por ejemplo, en 2010 y de forma gratuita, ayudó al ayuntamiento de Tijuana, Baja California, a supervisar los programas sociales y fomentar la participación ciudadana.

Ha instruido desde la asociación civil que preside la construcción de albergues para migrantes en diversos estados del país, tanto fronterizos como en entidades de paso.

E incluso fomentó un programa de prevención para que las mujeres no sean víctimas de la violencia en Veracruz.

Ahora, Ignacio Benavente Torres da la cara por las exigencias de los Policías Federales rebeldes.

En redes sociales, el defensor de los derechos humanos presuma una fotografía con el presidente. 

“Vamos juntos por los derechos humanos” y “Mi presidente, apoyo total”, son algunos de los comentarios que coloca Benavente Torres junto con la selfie con López Obrador.