NACIÓN

“El Kiki” de la Profepa a traficante de totoaba

Pescadores furtivos y elementos de la marina protagonizaron un enfrentamiento en San Felipe, Baja California, donde "El Kiki" fue herido de bala

  • REDACCIÓN
  • 30/03/2019
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
“El Kiki” de la Profepa a traficante de totoaba
“El Kiki” de la Profepa a traficante de totoaba (Foto Especial)

“Mataron a ‘El Kiki’”, dice la voz detrás de una cámara, quien graba el cuerpo de un sujeto herido por elementos de la Secretaría de la Marina (Semar) arriba de la caja de una camioneta, en San Felipe, Baja California.

Se trata de Enrique García Sandez, "El Kiki", quien en efecto fue alcanzado por una bala disparada del arma de un marino, sin embargo, no murió, sino que se encuentra gravemente herido.

Él y un grupo de pescadores furtivos fueron sorprendidos por la ONG Sea Shepherd, así como miembros de la Semar, pescando totoaba, un pez en peligro de extinción, actividad que también pone en riesgo a la vaquita marina.

De acuerdo con Reforma, “El Kiki” pasó de ser inspector de la Profepa a líder de traficantes de totoaba y vaquita marina.

García Sandez estuvo en las filas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de 2008 a 2014.

En esta institución tenía ingresos mensuales por 156 mil pesos, según su declaración patrimonial.

Llegó a ser inspector de la Profepa pese a tener únicamente la secundaría terminada.

 

Sin embargo, “El Kiki” fue removido de su cargo tras descubrir que extorsionaba a pescadores.

Ahora, es señalado por la Secretaría de Marina (Semar) como pescador furtivo de totoaba y vaquita marina.

Su historial laboral detalla que fue despachador en una gasolinera, en hielador en una pescadería y agente de seguridad privada en un hotel.

El jueves, “El Kiki” fue herido luego de que, según versione soficiales, intentara quitarle el arma a un marino y en el forcejeo el arma se disparara accidentalmente y diera en el pescador furtivo.

Tras el incidente, pescadores agredieron las instalaciones del Sector Naval de San Felipe y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Con información de Reforma

rgg