NACIÓN

El día que Emma Coronel y Los Chapitos orquestaron la fuga de El Chapo

Hace cinco años, “El Chapo” se fugaba por segunda ocasión de un penal de máxima; testigos señalan a Emma Coronel como la artífice del escape del Altiplano

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 13/07/2020
  • 14:30 hrs
  • Escuchar
El día que Emma Coronel y Los Chapitos orquestaron la fuga de El Chapo
El día que Emma Coronel y “Los Chapitos” orquestaron la fuga de “El Chapo” (Foto Especial)

Eran las 20:52 horas del 12 de julio de 2015, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, líder del Cártel de Sinaloa, era visto por última vez dentro de su celda en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México

El capo criminal, tras 17 meses detenido, se había escapado del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) a través de un túnel de 1.6 kilómetros de longitud desde la coladera del baño de su celda hasta un terreno en las afueras del penal

Hace cinco años, “El Chapo” se fugaba por segunda ocasión de un penal de máxima seguridad

Lo que pocos saben es que la fuga de Guzmán Loera había sido orquestada por su esposa Emma Coronel y sus hijos, “Los Chapitos”, así lo aseguró Dámaso López Núñez, “El Licenciado, compadre y hombre de confianza de “El Chapo”. 

Dámaso, quien llegó a ser considerado el sucesor de Guzmán Loera en el Cártel de Sinaloa, era el subdirector del penal de Puente Grande Jalisco, cuando “El Chapo” fue recluido tras su primera captura en 1993. Ahí se conocieron.

López Núñez ha sido señalado de facilitar la vida de “El Chapo” en dicha prisión y luego ayudarlo a escapar en 2001, acusaciones que ha negado. Lo cierto es que tras la primera fuga, “El Licenciado” formó parte del primer círculo criminal de Guzmán Loera

Tras su detención, en mayo del 2017, Dámaso fue extraditado en julio del 2018 para declarar en el juicio de Joaquín Guzmán Loera

El relato de Dámaso

El día 32 del juicio contra “El Chapo” en Nueva York, “El Licenciado” se presentó frente a su compadre, ante el juez Brian Cogan y los 12 miembros del jurado para testificar contra Guzmán Loera. Dámaso, entonces, soltó la bomba.

López Núñez relató que tras la segunda captura de “El Chapo”, en febrero del 2014, Emma Coronel organizó una reunión donde estaban presentes el propio Dámaso y los hijos de Guzmán Loera: Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, así como Ovidio Guzmán López.

El motivo del encuentro, según “El Licenciado”,  era darles a conocer las órdenes de “El Chapo” desde prisión.

El plan era claro: Guzmán Loera tenía que escaparse del penal de Altiplano antes de que lo extraditaran a Estados Unidos.

Sin dar muchos detalles, “El Licenciado” relató que Guzmán Loera ordenó a sus hijos a comprar un terreno cerca de prisión, así como un GPS para entregárselo y saber su ubicación dentro del penal todo el tiempo.

López Núñez no lo dijo directamente, pero dio a entender que el GPS fue entregado a Guzmán Loera a través de Emma Coronel en una de sus visitas al penal.

Durante meses se construyó el túnel de bajo del Altiplano, las labores eran tan ruidosas que incluso los demás reos se quejaron. El túnel quedó concluido el 12 de julio, cuando Guzmán Loera se fugó del penal

Según siempre el relato de “El Licenciado”, cuando “El Chapo” bajo al tunel desde la coladera del baño, el hermano de Emma Coronel lo esperaba en una motocicleta.

El cuñado de Guzmán Loera lo llevó hasta el terreno comprado por sus hijos, de donde huyeron a bordo de una cuatrimoto para luego volar a Sinaloa.

La recaptura y el intento de una tercera fuga

Seis meses después de la fuga, Guzmán Loera fue detenido por elementos de la Policía Federal en calles de Los Mochis, Sinaloa, y fue regresado al penal del Altiplano

Reaprehendido en el Altiplano, cuenta “El Licenciado”, Emma Coronel intentó que “El Chapo” se fugara por tercera ocasión, pero Guzmán Loera fue movido al penal federal de Ciudad Juárez, Chihuahua

La versión del intento de una tercera fuga fue confirmada por Renato Sales, quien fuera Comisionado Nacional de Seguridad, en una entrevista con Univisión.

El 19 de enero del 2017, un día antes de que Donald Trump tomara posesión como presidente de Estados Unidos, “El Chapo” fue extraditado y recluido en un penal de Manhattan, en Nueva York.

Casi dos años después de su extradición, el 5 de noviembre del 2018, comenzó el juicio en su contra y tras tres meses de audiencias, 56 testigos, miles de documentos y una inusual semana de deliberaciones, Guzmán Loera fuera hallado culpable.

Cinco meses después de la sentencia, el capo del narcotráfico más poderosos de los últimos 20 años recibió condena: cadena perpetua. 

Actualmente se encuentra en el “Alcatraz de las rocosas”, una de las cárceles más duras de Estados Unidos, donde están detenidos poderosos capos criminales y temibles líderes terroristas. 

Por estos señalamientos, Emma Coronel no se ha pronunciado.