NACIÓN

El día que “El Chapo” mandó a matar a “El Mencho”

La disputa entre el CJNG y el cártel de Sinaloa tuvo sus momentos más sangrientos en Colima, donde “El Mencho” estuvo a punto de morir

  • REDACCIÓN
  • 06/06/2019
  • 18:12 hrs
  • Escuchar
El día que “El Chapo” mandó a matar a “El Mencho”
El día que “El Chapo” mandó a matar a “El Mencho” (Foto Especial)

Durante años vivieron bajo la sombra del cártel de Sinaloa, apodados como “Los Matazetas” únicamente se encargaban de proteger a la familia de los altos capos de la organización y diputas las zonas más “calientes” con las bandas enemigas, principalmente “Los Zetas”.

Sin embargo, la repentina muerte de IgnacioNachoCoronel en 2010 provocó la fractura. “Los Matazetas” perdían a su único nexo con los de Sinaloa, así que decidieron independizarse.

Tenían la fuerza bruta y el conocimiento de campo, eran expertos en la fabricación de metanfetamina, Coronel era un pionero en materia; aun así necesitaban un brazo financiero.

Se aliaron así con “Los Cuinis”, naciendo el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”; Abigael González Valencia, “El Cuini”; y Erick Valencia Salazar, “El 85”.

LEE ADEMÁS: Cártel Tijuana Nueva Generación: la temible fusión de El Mencho y los Arellano Félix

El 85” fue detenido en 2012, tres años después, en 2015, “El Cuini” cayó. Así, el principal jefe al mando fue “El Mencho”, quien se hizo un camino de sangre que cimentó su carrera criminal.

El CJNG comenzó a hacerse de varias plazas desplazando a varias organizaciones del narcotráfico, principalmente al cártel de Sinaloa, quien sufría de los embates del gobierno federal.

Jalisco, Nayarit, Michoacán, Colima fueron los estados que controlaron desde un principio, sus zonas bastión.

TAMBIÉN LEE: Así comenzó la guerra entre El Marro y El Mencho

En Jalisco, su zona natural, no tuvieron problema; en Nayarit desplazaron a los Beltrán Leyva, quienes estaban en el declive; y Michoacán, donde se unieron con bandas locales y algunas autodefensas para sacar a los Caballeros Templarios.

Sin embargo, en Colima fue diferente, ahí el cártel de Sinaloa resistió los embates y por meses peleó por la plaza.      

La importancia de Colima era clave, principalmente el puerto de Manzanillo, donde entran y salen, con destino o destinatario a  Asia, mariguana, cocaína, drogas sintéticas, así como precursores químicos.

Cuando “El Mencho” se dio a conocer en 2015 tras tirar un helicóptero de la Policía Federal en Jalisco, ataque inédito en la llamada “Guerra contra el Narco”, el cártel de Sinaloa sabía, entonces, cuál era su objetivo.  

PUEDES LEER: La disputa interna del cártel de Sinaloa que provocó El Mencho

Fue entonces cuando por órdenes de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, quien estaba recluido en el penal del Altiplano a vísperas de cometer su segunda fuga de una cárcel federal, e Ismael Zambada García, “El Mayo”, enviaron a Colima a Jorge Raúl Rosales Cristerna, alias “El R-18”.

El objetivo de “El R-18” era desplazar al CJNG, deshacerse de sus hombres claves bajo el argumento de que los de Jalisco cobraban derecho de piso, secuestraban, violaban y robaban; así como asesinar a “El Mencho”.

El CJNG descubrió la presencia de Rosales Cristena en Colima, por lo que decidieron sacar a “El Mencho” del estado, regresándolo a Jalisco.

PODRÍA INTERESARTE: El día que los hijos de El Chapo fueron secuestrados por El Mencho

Entonces, el plan de “El R-18” cambió. Ahora, era asesinar a Oseguera Cervantes en tierras jaliscienses, en la colonia La Estancia, en Zapopan.

Rosales Cristerna no tenía poderío suficiente para consumar el crimen, buscó entonces a “La Familia Michoacana” para realizar el asesinato.

No se sabe si eran desertores de “La Familia Michoacana” o alguna fracción disidente de la misma, pues se sabe que este cártel había mantenido vínculos con el CJNG, su alianza hizo que se abrieran paso en estado como Michoacán, Morelos, el Estado de México e incluso el propio Colima.   

Alrededor de 150 sicarios a bordo de 50 camionetas acudieron a La Estancia, en Zapopan, para matar el líder del CJNG.

Sin embargo, los de Jalisco habrían sido alertados, pues respondieron a tiempo el ataque salvando la vida del capo criminal, pero perdiendo de al menos 20 hombres en el acto.

La respuesta del CJNG no se hizo esperar. Incrementó la seguridad de “El Mencho” e intensificó su ofensiva para sacar completamente de Colima al cártel de Sinaloa.

Durante los siguientes años, particularmente 2017 y 2018, la violencia en Colima incrementó de forma histórica, en mayor medida por la disputa entre el CJNG y el cártel de Sinaloa.

De 2015, año en que comenzó a intensificarse la disputa, los asesinatos en Colima alcanzaron los 184 casos, para el año pasado los homicidios dolosos registrados fueron de 707 casos.

La disputa continuó hasta mayo del 2018 cuando "El R-18" fue detenido y recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

La venganza de "El Mencho" llegaría al año siguiente cuando secuestro a Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, "Los Chapitos", hijos de Guzmán Loera, en Puerto Vallarta. 

Oseguera Cervantes los liberó tras la intervención de "El Chapo", desde prisión, y más una suma millonaria.

Con información de El Diario de NY y Vanguardia

rgg