NACIÓN

El día que capturaron a “El Mencho”… y lo dejaron ir

Ovidio Guzmán López no es el único caso de capos criminales detenidos, para luego, ser liberados.

  • REDACCIÓN
  • 18/10/2019
  • 12:19 hrs
  • Escuchar
El día que capturaron a “El Mencho”… y lo dejaron ir
Como a Ovidio, a "El Mencho" lo agarraron y lo dejaron ir (Foto Especial)

La captura y posterior liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, provocó una “zona de guerra” en Culiacán, Sinaloa, y una dura crítica al gobierno federal por tomar la decisión de dejarlo ir.

Sin embargo, Ovidio no es el único caso de capos criminales detenidos, para luego, ser liberados.

Uno de ellos fue Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho, líder del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), la organización con mayor presencia en México y la segunda en Estados Unidos, así como la tercera más peligrosa del mundo.

Además, Oseguera Cervantes es uno de los capos del narcotráfico más buscados del mundo, con recompensas sobre sus hombros de 10 millones de dólares y 30 millones de pesos.   

La captura y posterior liberación de “El Mencho” se dio cuando este no era aún el monstruo criminal que hoy es.

Los hechos ocurrieron en agosto del 2012, cuando medios tanto locales como nacionales informaron la detención de Oseguera Cervantes.

En aquella ocasión, el líder del CJNG fue detenido por elementos de la Policía Federal, junto a él cayeron diez sicarios. Como saldo de la captura, seis presuntos criminales fueron abatidos.

Elementos de la Policía Federal viajaban a bordo de cinco helicópteros por Tonaya, Jalisco, cuando un grupo armado disparo contra los uniformados.

Los policías respondieron el ataque para posteriormente hacer la captura de los sujetos, donde destacaba Nemesio Oseguera Cervantes.

Como respuesta a la detención, se registraron varios narcobloqueos en la entidad, principalmente en Guadalajara y la zona metropolitana, así como en el estado vecino de Colima.

Este hecho fue muy similar como lo que se vivió el pasado jueves cuando Guzmán López fue capturado.

Al día siguiente, autoridades federales rechazaron la supuesta detención de "El Mencho" e informaron que se trató únicamente de un enfrentamiento que dejó seis criminales muertos y tres uniformados heridos.

Con los abatidos fue asegurado una gran cantidad de armas: dos rifles M-60, cuatro AK-47, una escopeta, cuatro lanzacohetes, un fusil AR-15, dos pistolas cortas calibre 9 milímetros, 69 cargadores abastecidos para AK-47.

Así como 14 cargadores abastecidos para AR-15, 20 cargadores de arma corta 38 Súper, 15 granadas de fragmentación, cuatro cargadores de disco de AK-47, dos abastecidos, 900 cartuchos de diferentes calibres decomisados.

Sin embargo, El Universal fue el medio que destapó la captura y liberación de “El Mencho”.

Lo hizo tres años después, en 2015, cuando presumió tener los informes que confirmaban la detención de Oseguera Cervantes.

El diario detalla que el líder del CJNG fue puesto en libertad dos horas después debido a la presunta intervención del gobierno del estado.

En aquellos años el gobierno tapatío estaba encabezado en aquel entonces por el panista Emilio González Márquez.

La liberación se dio debido a que Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, entonces secretario de Seguridad Pública de Jalisco, convenció González Márquez que la detención de "El Mencho" no era conveniente en ese momento.

Nájera Gutiérrez de Velasco siguió en el gobierno de Aristóteles Sandoval como fiscal General del Estado, renunciando al puesto en julio del 2015.

Durante la administración de González Márquez y Sandoval, vino el ascenso del CJNG favorecido por la caída de otros cárteles y su atroz violencia criminal.

El Mencho” y su CJNG sigue dominando el "negocio" en México y Estados Unidos, imponiendo su ley a través de la violencia extrema, misma que en gran medida ha contribuido en el país viva actualmente sus peores años en materia de seguridad.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), el cártel de Oseguera Cervantes opera actualmente sólo en ocho estados del país, autoridades estadunidenses por su parte lo ubican en 22, entre ellas Tamaulipas.

De acuerdo con la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), el CJNG cruza cocaína, heroína, metanfetamina y fentanilo a Estados Unidos por todos puntos claves de la frontera, es decir, en Tijuana, Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua; y, por su puesto, Nuevo Laredo, Tamaulipas.



rgg