NACIÓN

¿“El Chapo” llorará al recibir su condena?

Las reacciones de Guzmán Loera ante noticias trascendentes podrían adelantarnos cuál va ser su respuesta ante la muy probable cadena perpetua que recibiría

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 16/07/2019
  • 15:10 hrs
  • Escuchar
¿“El Chapo” llorará al recibir su condena?
¿“El Chapo” llorará al recibir su condena? (Foto E special)

Este miércoles Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, recibirá condena por los crímenes que cometió como líder del cártel de Sinaloa.

Los fiscales estadunidenses solicitaron al juez del caso, Brian Cogan, una sentencia de una cadena perpetua y, como si eso no fuera suficiente, 30 años de prisión. No quieren que “El Chapo” vuelva a ver la luz del sol.

Por el tiempo, los recursos y lo mediático del caso, todo indica que, en efecto, Cogan aceptará la petición de las autoridades de Estados Unidos, Guzmán Loera estaría de por vida en prisión.

Peor, ¿cuál sería la reacción de “El Chapo” cuando reciba dicha noticia?

Momentos trascendentes en la vida criminal de Guzmán Loera han demostrado al “humano” que hay detrás del mito.

Estas reacciones ante la vulnerabilidad podrían adelantarnos cuál va ser su respuesta ante la muy probable cadena perpetua que recibiría este miércoles.

El 19 de enero de 2017, “El Chapo” recibió una noticia que helaría su sangre dentro de la ya fría celda del penal de máxima seguridad de Ciudad Juárez, Chihuahua: sería extraditado a Estados Unidos.

Dos años y un mes después de que agentes de la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo recibieran en tierras estadunidenses, Guzmán Loera era declarado culpable de 10 delitos.

Unas horas después de la sentencia contra “El Chapo”, en febrero pasado, la DEA difundió un video e imágenes de la extradición de Guzmán Loera.

En ellas se muestra al líder del cártel de Sinaloa con los ojos rojos, llorosos, a punto de soltar lágrimas, mirada pérdida y visiblemente asustado.

Durante el juicio, por su parte, Guzmán Loera se veía principalmente contento, relajado, realizaba contacto visual al menos alguna vez con todo aquel que asistía a la sala.

Realizaba apuntes, hablaba con sus abogados y miraba constantemente a su esposa Emma Coronel, acompañada de sus gemelas.

Alejandra Ibarra, autora del libro “El Chapo Guzmán, el juicio del siglo”, dijo en entrevista a La Silla Rota el 1 de julio pasado que el capo criminal se humaniza, al verlo derrotado, en el banquillo de los acusados, sufriendo de achaques generados por su edad, así como por las condiciones extremas de su encierro.

Sin embargo, el 12 de febrero, el día que fue declarado culpable, el semblante de “El Chapo” fue diferente, evitó todo contacto visual, mantuvo la mirada baja, mientras oía al jurado.

Una reacción más tranquila que la que tuvo cuando fue extraditado, donde estuvo a punto de llorar.

Lo que sería el último capítulo del caso de “El Chapo” sucederá mañana, la cadena perpetua es casi un hecho, la presunta ahora es: ¿cómo reaccionará Guzmán Loera?