NACIÓN

El ánimo se vino abajo en los ralámulis por suspensión de tradiciones

Elvira Luna Cubesari, perteneciente a la comunidad de los ralámuli, ha observado que la covid-19 impactó en las tradiciones y hasta en las cosechas

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 30/07/2020
  • 13:46 hrs
  • Escuchar
El ánimo se vino abajo en los ralámulis por suspensión de tradiciones
Elvira Luna Cubesari es enfermera y trabaja desde hace 4 años en el Hospital Central Universitario, en Chihuahua, Chihuahua, donde encabeza el programa de Atención Médica Intercultural y es traductora, y atiende a personas indígenas. (Cortesía)

Elvira Luna Cubesari es enfermera y trabaja desde hace 4 años en el Hospital Central Universitario, en Chihuahua, Chihuahua, donde encabeza el programa de Atención Médica Intercultural y es traductora, donde atiende a personas indígenas. Perteneciente a la comunidad de los Ralámuli, ha observado que la covid-19 ha acabado con la vida de tres de ellos.

Pero además en la sierra, también ha impactado en las tradiciones ralámulis. Como han debido aislarse, las fiestas de Semana Santa que se hacen en abril y marzo, para celebrar el inicio de año y de las cosechas, se suspendieron.

"En lo que sí se han visto muy afectados fue en la suspensión de tradiciones, ahí el ánimo se vino abajo. Son cosas que no debemos suspender y a raíz de la pandemia fue lo que vino a pasar", dice a La Silla Rota.

SUSPENDEN FIESTAS FUNERARIAS

Cubesari, quien participa en el documental de Netflix, Natali Nijibo, que en ralámuli significar "dar pensamientos" y en español tiene el título de Lorena, la de pies ligeros, explica que también se han suspendido las fiestas que se llevan a cabo cuando muere una persona.

Cuando muere una persona a ellos se les hace una fiesta, dependiendo de si es hombre o mujer. Son fiestas súper importantes. Son una guía espiritual y borra los pecados de las personas para que lleguen al cielo y así ellos puedan descansar en paz

IMPACTO CULTURAL DEL CORONAVIRUS

Para Cubesari, es muy duro observar que la información sobre la pandemia que ya ha acabado con la vida de 45 mil 361 mexicanos, no le llega traducida a la comunidad a la que pertenece. También ha significado un enfrentamiento de dos visiones culturales.

Es ver este tipo de barreras por la falta de información. No tienen mucho conocimiento sobre esta pandemia. Saben que existe el virus, pero no la gravedad ni la forma como ataca. Ellos ingresan al hospital pensando que puede ser una enfermedad curable porque no se le informó de que se trataba. Entonces al momento de fallecer no hacen preguntas, pero comentan ´pero sí venía bien. Quizá no debíamos haber venido, no sabíamos lo que le iba a pasar´

"No lo atribuyen a la enfermedad, sino al cambio de confort y al cambio de lugar y tipo de persona con las que estuvieron. Nos ven con la máscara, pero no pueden ver nuestra cara, ni la expresión ni la forma cómo le estás dando la atención. Ellos no culpan a la enfermedad, sino al ambiente y al tipo de personas, por las creencias que se tienen allá".

- ¿Cómo qué?

- Como la brujería.

RACISMO

Elvira nació en la comunidad de Huizochi, en el municipio de Batopilas, en la sierra de Chihuahua. Estudió primaria y secundaria ahí, y la preparatoria en Bocoina y a los 18 años se mudó a la ciudad para estudiar enfermería general.

Sufrió discriminación y racismo, comentarios de gente que creía que no era capaz de estudiar, que quienes son ralamuli son borrachos y luego cuando la vieron avanzar, hasta le decían que no podía tener celular.

Actualmente lleva 4 años y medio de ejercicio profesional. Asegura que en la capital de Chihuahua hay mucha gente ralámuli, que como en otras latitudes emigra por necesidad.

Desde que ingresó a su servicio social en la sierra, colaboró con el Instituto Nacional de Salud Pública. Se convirtió en un enlace entre las autoridades y la comunidad. "Pedí verlo como enlace entre ambos mundos dentro del área de salud".

UN PROGRAMA

Después en el hospital también comenzó a colaborar para hacer traducciones y atender a personas de la comunidad ralámuli. Incluso le hablaban fuera de horario, por lo cual pidió una compensación económica. Pero además de traducir también empezó a ver dónde iban a quedar los familiares de los enfermos que llegaban.

También les ayudaba a hacer trámites, pues algunos carecían de actas de nacimiento y ella los apoyaba para obtener el documento. Por eso es que cuando le explica al director lo que hacía, él le dijo que en realidad lo que ella realizaba era un programa y le pide entonces encargarse del mismo". El programa es bautizado Atención Médica Intercultural.

PIDE NO TIRAR EL DINERO

Ella se da cuenta desde antes que apareciera la pandemia de la covid-19 que en la sierra es donde persisten los problemas de falta de información.

Parece que sí se han llevado brigadas médicas, pero lo que hace falta es una persona traductora, y tenemos que ver varios factores, hay cinco variaciones del dialecto

- ¿Debería haber las campañas de información?

- Hace falta información adecuada en el dialecto de ellos y la forma en que entienden. El Sector Salud usaba muchos trípticos y folletos, pero pues a ellos de nada les sirve porque no saben leer.

- ¿Usted cómo se siente?

- Sientes la impotencia. Me toca atender directamente a ellos y lamento que por falta de información no tomen las medidas necesarias.

Elvira pide mejorar inversiones porque hasta ahora lo hacen en trípticos y personas que quizá no están capacitadas, aunque hablan 100 por ciento la lengua.

"Cuánto dinero no se tira a la basura en trípticos, folletos, traslados cuando no se tiene personal adecuado", concluye.

(María José Pardo)