NACIÓN

El 70 % del agua que consumimos está contaminada: Agua en México

Mueren hasta 95 mil niños al año por beber agua contaminada

  • INGRID SÁNCHEZ
  • 17/06/2021
  • 11:20 hrs
  • Escuchar
El 70 % del agua que consumimos está contaminada: Agua en México

Hasta un 70 por ciento del agua que se consume en México está contaminada con agentes microbiológicos e incluso con metales pesados, señala la asociación civil Agua en México, organización que busca concientizar a la población sobre la necesidad de consumir agua de calidad. 

La asociación denuncia que, de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al año mueren hasta 95 mil niños por enfermedades derivadas de consumir agua contaminada, lo que implica que cada 5 minutos, aproximadamente, fallece un infante en México.

De acuerdo con la organización, compuesta por estudiantes, investigadores y especialistas, que realiza trabajo a nivel nacional, la preocupación por el tipo de agua que se consume es cada vez un tema más recurrente y la población ya empieza a cuestionar que el agua que sale del grifo parece no ser apta para consumo humano.

Sin embargo, aún hace falta que las normativas mexicanas en materia de la calidad del agua se mejoren y se vigilen por parte de las autoridades involucradas pero, que además, la población tome parte activa en esta vigilancia. 

Una de las aristas que Agua en México identifica como parte del problema, es que muchas de las empresas purificadoras de agua no suelen cumplir con los estándares de calidad establecidos por el gobierno federal pero aún así venden el vital líquido al público.

“Parte de nuestra labor es hacer del conocimiento de la población que si bien es más barato consumir agua de estos negocios dedicados a rellenar, se corre el riesgo de contraer diveras enfermedades, explica Andrés Vázquez, uno de los científicos especialistas de Agua en México

Francisco Bustamante, presidente y vocero de la asociación civil, explica que las purificadoras obtienen grandes ganancias de la venta del agua que extraen de la propia red de agua pública, a la que le colocan filtros que no tienen el mantenimiento suficiente y luego la revenden. 

“El litro cúbico en la Ciudad de México cuesta alrededor de 70 pesos. Un metro cúbico son mil litros y ellos venden a 20 pesos un envase de 20 litros, lo que quiere decir que de un metro cúbico pueden salir más de 20 envases”, señala Bustamante. 

Debido a que la problemática del agua para consumo humano es un problema antiguo, el agua que las purificadoras obtienen de la red pública en ocasiones puede contener microorganismos como E. Colli, es decir, heces fecales, pero también metales como manganeso o fierro, debido a las malas condiciones en las que se encuentra la tubería que transporta el agua pública. 

A esto se suma que algunos negocios de filtración de agua tienen prácticas cuestionables como, incluso, recoger de la basura envases que únicamente lavan superficialmente y “huachicolear” el agua que proviene de la tubería pública, de tomas clandestinas de pozos o de la deriva de los ríos.

Además, la problemática ha crecido debido a la proliferación de este tipo de empresas. Según señala la asociación, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mientras que en 2016 se contabilizaron 16 mil purificadoras, para 2020 la cifra subió a 24 mil, de los cuales sólo el 30 por ciento cumple con los estándares mínimos de calidad para garantizar que el agua no está contaminada con bacterias. 

Por eso, señala la asociación, el problema del agua de consumo humano viene desde hace décadas, es estructural y requeriría una inversión importante para garantizar transformar algunas de las estructuras que extraen y transportan el agua, dar mantenimiento a la red pública y garantizar el acceso al agua en todas las zonas.

“También hemos hecho estudios con los filtros. Todos los filtros dependen del agua que ingresa, por supuesto, todos, dependiendo de esa muestra, tienen fallas”, explica Bustamante.

Por ello explican que es necesario que la población denuncie que se entrega agua de mala calidad en las casas porque, explican, no es lo mismo agua potable que agua purificada apta para consumo humano que contenga los minerales necesarios para hidratar adecuadamente a la población. 

Agua en México explica que, si bien la norma oficial determina que el agua potable puede tener hasta mil sólidos suspendidos por litro y las purificadoras pueden argumentar que el agua que venden contiene menos, en realidad el agua que es apta para beber y que garantiza la correcta hidratación del consumidor, debe tener menos de 300 de estos sólidos suspendidos.