NACIÓN

Ecocodio, incendio de Pemex en Golfo de México: ONG

Organizaciones exigen al gobierno federal cumpla un pliego de 10 exigencias ambientales; Pemex culpa del fuego a la lluvia y dice que evitó un daño ecológico

  • EFE
  • 05/07/2021
  • 19:18 hrs
  • Escuchar
Ecocodio, incendio de Pemex en Golfo de México: ONG
A pesar de que las imponentes imágenes de un ojo de fuego en medio del mar recorrieron el mundo, hasta ahora hay poca información de lo que sucedió. Foto tomada de video

El incendio provocado por una fuga de gas en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicado en aguas del Estado de Campeche, en el Golfo de México, ha provocado un ecocidio que evidencia la insostenible operación que tiene la industria de los combustibles fósiles en México y el mundo, criticaron organizaciones de la sociedad civil.

Advirtieron que el complejo Ku-Maloob-Zaap del que forma parte la actividad en la zona representa 40% de los 1.68 millones de barriles diarios de crudo que produce Pemex. Este denominado accidente, como otros que han ocurrido por actividad en aguas profundas, ha sido reconocido como una actividad de alto riesgo, no solo para los propios trabajadores de Pemex, sino para los ecosistemas marinos, siendo el Golfo de México una de las zonas con la más vasta biodiversidad marina que tiene México. Se considera ecocidio debido a que es un “acto ilícito o arbitrario perpetrado a sabiendas de que existen grandes probabilidades de que cause daños graves, extensos o duraderos, al medio ambiente”.

En un documento que firmaron organizaciones como Alianza Mexicana contra el Fracking, Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Instituto de Políticas para el Desarrollo y el Transporte, Reacción por el Planeta, Fundación para la Investigación de la Calidad del Aire, Greenpeace México, entre otras, afirmaron que de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, cada barril de petróleo extraído emite cerca de 235.7kg de CO2 (si se trata de un barril de 42 galones), por lo que este complejo emite cada día 158,390 toneladas de CO2 a la atmósfera, contribuyendo al calentamiento global. De hecho, en 2020 las emisiones de gases de efecto invernadero de la petrolera aumentaron 12.5%.

Pemex ocupa el tercer lugar entre las empresas petroleras con mayor riesgo ambiental del planeta y se encuentra en el lugar número 9 de 20, a nivel mundial, de las empresas del sector hidrocarburos que generan mayores emisiones de metano y CO2. Además, tiene infraestructura muy vieja cuya operación ha bajado significativamente el rendimiento, incluyendo la actividad de fugas de metano. Asimismo, la operación en el sector petróleo y gas coloca a  nuestro país en el 5° sitio a nivel mundial en emisiones de dióxido de azufre, un gas altamente tóxico que tiene severos impactos a la salud”, afirmaron.

Por ello, organizaciones de la sociedad civil nos unimos para exigir al gobierno de México y en particular al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que:

1. Cumpla sus declaraciones de la conferencia matutina del 5 de julio de 2021, en la que aseguró que se crearán alternativas para no depender de combustibles fósiles, a través de un plan de salida con acciones claras y ambiciosas.

2. Cese en sus planes de extracción en aguas profundas.

3. Prohíba por ley el fracking.

4. Cese en sus planes de expansión petrolera, como la operación de la refinería Dos Bocas y la compra de una nueva refinería.

5. Cese en sus planes de revertir lo planteado en la Ley de Transición Energética y cumpla con la obligación de aumentar la participación de energías renovables en la matriz energética del país, principalmente a escala comunitaria y urbana para no afectar el territorio.

6. Cumpla y aumente la ambición de las Contribuciones Nacionales Determinadas a las que México se comprometió dentro del Acuerdo de París.

7. Integre un plan para impulsar una industria mexicana para el desarrollo tecnológico y aprovechamiento de energías renovables.

8. Invierta más en la transición energética justa, con respeto a derechos humanos y ecosistemas, que involucre de manera activa a las comunidades en la generación de energía y en planes de eficiencia energética en lugar de intensificar las inversiones petroleras.

9. Elabore un estudio detallado de los impactos derivados del incendio y que se elabore un plan de reparación del daño.

10. Investigue y sancione, en su caso, los hechos que dieron lugar al incendio conforme al marco legal ambiental y penal aplicable.

DICE PEMEX CULPA A TORMENTA, PERO QUE “EVITÓ UN DAÑO AMBIENTAL”

Pemex atribuyó el incendio en un ducto marino del complejo de Ku-Maloob-Zaap en el Golfo de México a una tormenta eléctrica y aseguró que no se derramó crudo con el incidente.

"Tormentas eléctricas y presencia de gas en superficie del mar ocasionaron incendio en la Sonda de Campeche.

"Según los reportes climatológicos, el 2 de julio se presentó tormenta eléctrica con lluvia intensa en la zona de plataformas del activo Ku, lo que ocasionó que salieran de operación los equipos de turbocompresión de gas de bombeo neumático necesarios para la producción de los pozos", afirmó en un comunicado.

"Cabe recalcar que no existió derrame de crudo y las acciones inmediatas para controlar el incendio que se presentó en la superficie del mar evitaron daño ambiental", dijo.

La secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores González, aseguró que por el incendio del viernes pasado en el campo Ku, de Campeche, no hubo lesionados ni derrame de hidrocarburo que pudiera afectar al ecosistema marino; sin embargo, anunció que personal de materia ambiental revisará el sitio para descartar afectaciones.

En una reunión de trabajo que sostuvo con los integrantes de la Comisión de Medio Ambiente en la Cámara de Diputados, explicó que el incendio en uno de los gasoductos de Exploración y Producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) estuvo relacionado con las condiciones meteorológicas que imperaban en la zona.

“La acción inmediata de los protocolos establecidos en el Plan de Respuestas a Emergencias del personal operativo de Pemex permitió que el evento fuera controlado por medio del cierre de las válvulas submarinas del flujo del gas”, explicó en el encuentro privado que se desarrolló de manera virtual.

"Los primeros reportes tienen que ver con una fuga de gas de nitrógeno en un gasoducto que con lluvia, con descargas eléctricas, explotó. Tanto Pemex como la Secretaría del Medio Ambiente están empezando un análisis sobre los daños y desde luego vamos", tuiteó la Secretaría de Energía.

INCENDIO EN GOLFO DE MÉXICO PONE EN DUDA EL MODELO ENERGÉTICO DE PEMEX +VIDEO

La fuga de gas de un ducto marino que provocó un aparatoso incendio en pleno Golfo de México generó críticas sobre la gestión de la petrolera estatal Pemex y ha escenificado los riesgos de la política energética del Gobierno mexicano.

También lee: Controlan en cinco horas incendio en ducto marino de Pemex +video

"Insistir en un modelo de desarrollo económico que se funda en el aprovechamiento de combustibles fósiles nos deja a merced de este tipo de accidentes", dijo este domingo el director de Greenpeace México, Gustavo Ampugnani.

UN ACCIDENTE DEL QUE SE SABE POCO

A pesar de que las imponentes imágenes de un ojo de fuego en medio del mar recorrieron el mundo, hasta ahora hay poca información de lo que sucedió.

Al parecer, habría fallado una válvula de un ducto submarino de Petróleos Mexicanos (Pemex), provocando una fuga de gas que entró en combustión y causó un gran incendio en alta mar.

La petrolera estatal, que tardó varias horas en informar del tema, publicó un breve comunicado, según el cual la fuga fue detectada a las 5.15 horas (10.15 GMT) del viernes en un gasoducto cercano a la plataforma KU-C, ubicada en la Sonda de Campeche, que alberga importantes yacimientos de crudo.

Según la empresa, "el incidente fue atendido de inmediato" y se desplazaron tres buques para apagar el incendio y se cerraron válvulas del gasoducto, de tal manera que la fuga se dio por controlada a las 10.45 horas, más de 5 horas después de su detección.

Durante su gira por Sonora, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado por la prensa sobre lo ocurrido y se limitó a decir que "no hay pérdidas de vidas humanas" y que "se va a investigar" el origen de la fuga.

IMPACTO PARA EL MEDIOAMBIENTE

Las imágenes estremecieron a ambientalistas de todo el mundo, como la joven activista sueca Greta Thunberg, quien criticó en Twitter que "los líderes mundiales se llaman a sí mismos 'líderes climáticos' mientras abren nuevos campos petroleros, oleoductos y plantas de energía de carbón".

También el excandidato presidencial de Estados Unidos Bernie Sanders pidió, tras el incendio, que "nadie diga ahora que acabar con la dependencia de los combustibles fósiles es demasiado radical".

No es el primer desastre petrolero que ocurre en el Golfo de México, donde en 2010 se presentó la mayor tragedia ambiental que se recuerda, cuando la explosión de una plataforma de BP en aguas de Estados Unidos provocó un vertido de crudo durante 87 días.

El incendio ahora en costas de México generó críticas contra la política energética del presidente López Obrador, quien desde que asumió el poder ha apostado por el petróleo para conseguir la autosuficiencia energética del país.

Además, el mandatario mantiene una batalla en los tribunales para defender su reforma energética, que prioriza las empresas del Estado, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por encima de la inversión privada en renovables.

"Es una política anquilosada en el pasado. Entiendo que el presidente quiera fortalecer la soberanía del país, pero la seguridad energética se puede alcanzar con fuentes renovables de energía", sostuvo el director de Greenpeace México.

Ampugnani explicó que a pesar de que la zona del accidente lleva décadas explotada, todavía hay vida marina que se vio afectada. Y consideró que el incendio demuestra, una vez más, que "este tipo de industrias son altamente peligrosas".

LA MALTRECHA PEMEX

Las miradas están puestas también sobre Pemex, que desde hace años atraviesa una crisis de producción y de deuda, que asciende a los 113,900 millones de dólares.

"Hay un problema de falta de recursos en la empresa. Se han canalizado la mayor parte de recursos a la operación y al pago de deuda y se ha dejado de lado el mantenimiento", dijo Paul Alejandro Sánchez, consultor energético y socio de Perceptia21 Energía.

Sánchez recordó que los sucesivos Gobiernos han utilizado a Pemex como una "máquina de dinero" a la que han sobrecargado de impuestos para recaudar recursos, pero "no se ha fortalecido internamente la empresa".

La petrolera estatal es ahora la joya de la corona de la política energética de López Obrador, gran admirador del expresidente Lázaro Cárdenas, quien en 1938 expropió el petróleo, y se ha propuesto devolverle su esplendor.

Su gobierno está construyendo la nueva refinería de Dos Bocas en Tabasco, tierra natal del mandatario, y recientemente compró la refinería de Deer Park, en Houston (Estados Unidos), un gasto criticado por las agencias calificadoras.

Durante su participación, en abril, en la Cumbre de Líderes sobre el Clima, apoyó la generación de energía "limpia y barata" a través de hidroeléctricas, pero defendió el uso del petróleo para el mercado interno.


rst