NACIÓN

Durazo "embarra" a FCH y exconvicto por secuestro en protestas; policías le exigen pruebas

El secretario de Seguridad reconoce errores en la conformación de la Guardia Nacional; elementos advierten que nadie los representa

  • MARCOS MUEDANO
  • 04/07/2019
  • 11:42 hrs
  • Escuchar
Durazo embarra a FCH y exconvicto por secuestro en protestas; policías le exigen pruebas
El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo (Foto: redes)

Entre los señalamientos de “mano negra” en las protestas de la Policía Federal, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, afirmó que uno de los líderes del movimiento de los agentes federales pidió al expresidente Felipe Calderón como su líder sindical.

Durante un mensaje del movimiento, en la mañana de este jueves, un agente, que tomó la palabra, invitó al expresidente Calderón a ser su representante sindical, lo que generó rechiflas y críticas de sus compañeros, según datos publicados por Reforma.

En conferencia de prensa, Durazo explicó que es evidente el activismo de algunos políticos que buscan sacar raja de la crisis en la conformación de la Guardia Nacional.

El funcionario federal comentó que desde ayer el subsecretario Ricardo Mejía atiende la mesa de diálogo con representantes de la Policía Federal y se acordó liberar vías tomadas en la Ciudad de México, lo cual reconoció se dio de manera parcial.

También comentó que se acordaron mesas de trabajo temáticas para atender las inquietudes de los federales y que siguen en disposición a un diálogo respetuoso para que los policías se sientan reconocidos en lo laboral y en su dignidad personal.

Durazo comentó que no hay margen para modificar los requisitos para ingreso a la Guardia Nacional, pues está establecido en la ley y en el reglamento interno de este nuevo cuerpo de seguridad, ya que si se ha propuesto formar un cuerpo de seguridad de los más altos estándares, los requisitos de ingreso deben ser rigurosos.

Reconoció que hubo fallas en la comunicación dentro de los procesos para la formación de la Guardia Nacional, que de haberse realizado habrían permitido a la crisis generada en la PF. Afirmó que no se puso atención a los sentimientos generados entre los federales.

También señaló que entre los representantes del movimiento de la PF tiene antecedentes penales y que uno estuvo preso por el delito de secuestro, a quien identificó como Ignacio Benavente.

Alfonso Durazo prefirió no dar más nombres sobre los implicados y comentó que han pedido una auditoría integral a la Secretaría de la Función Pública, en conjunto con la Auditoría Superior de la Federación, con motivo del cierre de la Policía Federal, para poder revelar más identidades.

Recalcó que se trata de “instigadores” y “oportunistas” que se han beneficiado de procesos con corrupción.

“Fue evidente que algunos líderes visibles del movimiento no son integrantes de la corporación, sino de los grupos de interés que han usufructuado contratos millonarios para la compra de gasolina, tecnología, entre otros”, lanzó.

Le exigen pruebas o disculpas

Elementos de la Policía Federal que mantienen tomadas el Centro de Control y Mando, pidieron al secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo compruebe que entre los inconformes hay elementos con antecedentes penales, o de lo contrario ofrezca una disculpa pública.

Mostrando sus credenciales en la mano, los elementos aseguraron que pasaron por 13 pruebas de Control y Confianza que acreditan su permanencia dentro de la institución.

"Que verifiquen y dejen de decir sandeces, si no lo confirman están incurriendo en difamación, por lo que pedimos una disculpa", mencionó uno de los elementos que participa en el movimiento.

"Eso es una calumnia, es una violación a nuestra integridad y moral", comentó otro de los elementos.

También, pidieron a los mandos que, en caso de que tengan identificado a un elemento con antecedentes penales, lo detengan y lo procesen conforme a derecho.

El personal también aseguró que no son representados por ninguna persona, partido político o grupo, por lo que pidieron denunciar a las personas que se ostentan como líderes.