NACIÓN

Don Isaías, el amante del karate que murió en Perú por covid-19

Originario de Mérida, Yucatán, el hombre de 72 años se encontraba en una excursión cuando fue contagiado por coronavirus

  • REDACCIÓN
  • 25/03/2020
  • 14:49 hrs
  • Escuchar
Don Isaías, el amante del karate que murió en Perú por covid-19
Don Isaías, el amante del karate que murió en Perú por covid-19 (Foto Especial)

Tras cuatro días hospitalizado, don Isaías murió por coronavirus (covid-19) en Cusco, Perú, informó el 24 de marzo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Don Isaías, de 72 años de edad, era uno de los mexicanos que se encontraba varado en territorio peruano en medio de la pandemia.

Él, junto a su esposa Ethel, habían organizado una excursión a Perú con destinos religiosos en la zona, junto con 25 personas. 

Todos regresaron a territorio mexicano, excepto la pareja, debido al cuadro severo respiratorio que don Isaías presentó.

El varón de 72 años dio positivo a covid-19 y fue puesto en cuarentena junto a su esposa. Cuadro días después falleció. 

Isaías era originario de Mérida, Yucatán, profesor normalista jubilado y licenciado en Lenguas y Literatura Castellana.

Sus amigos y familiares, entrevistados por El Diario de Yucatán, lo recuerdan como un hombre alegre y de corazón enorme.

Maestro de karate, gustaba de hacer reuniones y comidas con aquellos que entrenaban con él. 

Su entusiasmo en el karate ocultaban los 72 años de edad que tenía, lo hacía de bien y con entusiasmo.

Practicaba karate desde hacía 40 años y tenía el grado de cinta negra primer dan, incluso fue entrevistado por varios medios especializados.

Realizaba, además, constantes viajes a beneficio de la parroquia su su hogar, excursiones que lo llevaron a Perú, donde lo encontró la muerte.

Alfonso, uno de sus hijos, le dedicó un conmovedor mensaje en sus redes sociales, donde llamó a cuidar a los más vulnerables ante la pandemia de coronavirus.

Lo calificó como un hombre que siempre admirará y lamentó que falleciera lejos de casa y sin poderlo velar.


Criticó a aquellos que lo culpan de su propia muerte porque andaba de turista, les dice que no saben de su labor para apoyar a las causas de la iglesia católica y aseguró fue a una peregrinación religiosa a Perú.

"No se vale poner en mal el nombre de mi padre muerto". 

Dijo que sí fue responsable, pero de no traer la enfermedad a México y muriendo con ella en Sudamérica. 

"Me preocupa ahora mi madre sola y aislada, en un país que acertadamente cerró sus fronteras, pero a la vez imposibilita su retorno con las cenizas de mi padre a casa".

Finalmente llamó al cuidado de adultos mayores, enfermos diabéticos e hipertensos, los más vulnerables ante la pandemia.

De acuerdo con el corte del 24 de marzo de la Secretaría de Salud, suman 405 casos confirmados de covid-19 en México.

En cuanto a las muertes, la mañana de este miércoles se dio a conocer el sexta fallecimiento por coronavirus.

Con información del Diario de Yucatán

(Rodrigo Gutiérrez)