NACIÓN

Disputa interna en Hacienda agrava crisis económica, advierten expertos

Sobre la llegada de Arturo Herrera se preguntan si tendrá interlocución luego de haber sido “regañado” por AMLO en dos ocasiones, aunque reconocen su perfil técnico y hacendario

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 09/07/2019
  • 20:12 hrs
  • Escuchar
Disputa interna en Hacienda agrava crisis económica, advierten expertos
Arturo Herrera, nuevo titular de Hacienda y sucesor de Carlos Urzúa en la dependencia (Foto: Cuartoscuro)

La sorpresiva renuncia de Carlos Urzúa como secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) preocupa debido a que revela una crisis y disputa al interior de la secretaría, en medio de un contexto donde la economía mexicana está en desaceleración, dijo a La Silla Rota el director General del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos.

Para el politólogo José Fernández Santillán, la renuncia de Urzúa, que se suma a la del 21 de mayo pasado de Germán Martínez al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), expresada también en una carta, lleva un mensaje: el actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador carece de rumbo.

“Es una carta dura que dentro del lenguaje críptico usado en la política nacional lleva un mensaje claro: no hay rumbo, lo mismo se dan decisiones de extrema izquierda que de extrema derecha. De estas últimas, están las de ir más allá del neoliberalismo, con los recortes a machetazos en programas sociales, contra la ciencia y tecnología, programas como las estancias infantiles, tan necesarias y tan criticadas, o la suspensión de subsidios, aunque aún se pelea en juzgados el asunto”, dijo.

Respecto a las razones vertidas por Urzúa de que le resultó inaceptable la “imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”, Fernández Santillán consideró que podría tratarse de la rocosa Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, o del empresario Alfonso Romo, con quien sabe que no se lleva bien.

Para la analista política y académica de la Universidad Iberoamericana, Ivonne Acuña, la renuncia de Urzúa es preocupante. Aparte de tratarse de uno de los hombres de confianza del presidente, también era el encargado de la política económica. En su análisis de la carta destacó que el ahora exfuncionario mencionara que le hubieran impuesto a personas no suficientemente preparadas dentro del mismo sector o la secretaría.

Respecto a quien será el relevo de Urzúa al frente de la dependencia, Arturo Herrera, se preguntó cuál será su margen de acción, ya que el hoy exsubsecretario fue regañado dos veces por López Obrador, una en marzo por decir que la refinería Dos Bocas se cancelaría, y la otra el 8 de abril, cuando en un foro en la Cámara de Diputados adelantó que la homologación de la tenencia en todo el país serviría para obtener más recursos económicos, lo que fue visto como un nuevo impuesto y el presidente debió desmentirlo.

“Es decir quién va a oír a quién, si él ya llega regañado. ¿Lo va a escuchar el presidente cuando haya observaciones importantes en torno de la hacienda pública?”, cuestionó Acuña.

 

DISCREPANCIAS

A las 11:15 horas de la mañana de este 9 de julio Carlos Urzúa encendió las redes sociales, cuando publicó un tuit donde escribió que agradecía la oportunidad de haber servido a México y en una carta adjunta explicaba las razones para hacerlo, entre las que mencionaba las discrepancias en materia económica durante este gobierno.

“Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin demasiado sustento”. Añadió que toda política pública debe tomarse con evidencia, “cuidando los diversos efectos que pueda tener y libre de todo extremismo sea este de derecha o de izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”, puntualizó. A ello añadió la acusación de imposición de funcionarios en su área, sin conocimientos suficientes para estar ahí.

Para De la Cruz Gallegos, la renuncia de Urzúa resultó sorpresiva e inesperada: “Es una renuncia no esperada, además de ser alguien muy cercano al presidente, era alguien con una relación personal con el titular del Poder Ejecutivo. Esos dos hechos marcan lo que el propio Urzúa señaló, discrepancias de fondo que no conocemos los detalles, pero lo que marca son discrepancias entre el titular del Ejecutivo y el hoy ex titular de Hacienda”.

El director del IDIC aclaró que la renuncia no necesariamente debe causar una gran perturbación económica y recordó que en los primeros minutos posteriores al anuncio el peso se depreció entre 20 a 25 centavos frente el dólar, hasta que llegó el anuncio del nombramiento de Herrera.

“Lo que habrá que ver es si con el nombramiento del nuevo secretario Arturo Herrera se podrá estabilizar esta situación. Sin embargo esto no implica que la economía mexicana vaya a estar mejor. La desaceleración económica que estructuralmente viene avanzando va a continuar, y lo que habrá que observar es para esa desaceleración cuáles son los nuevos elementos que se van a implementar”, alertó el experto en temas económicos.

Cuestionado sobre si las contradicciones de política económica que en su momento planteó Germán Martínez y ahora Urzúa -en el sentido de que a pesar de tratarse de un gobierno de izquierda, la administración lopezobradorista actúa también como una de derecha- seguirán afectándolo, consideró que sí, ya que aún hay inercias del anterior gobierno.

Sí. A final de cuentas la inercia de la política económica anterior continua, eso es algo que va a marcar de alguna forma todavía los siguientes meses, y probablemente años porque no es tan fácil renunciar o modificar a la inercia. En ese sentido esa transformación que el presidente desea debió iniciar con una transición para dar pie a hacer ajustes en materia económica política social y de seguridad y lo que hoy vemos con estas tensiones que se han generado de alguna forma están provocando la salida del secretario de Hacienda

 

PATRIMONIALISMO

Para el académico del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de México, Jorge Fernández Santillán, lo que llevó a Urzúa a renunciar fueron los recortes presupuestales. Por ejemplo por un lado se recortan prestaciones a la Policía Federal pero por otro los apoyos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) siguen.

No hay rumbo. La otra que es también muy grave es que los nombramientos no se dan por capacidad sino según el parecer del presidente y eso aquí y en China se llama patrimonialismo, que los gobernantes se apropian de cargos públicos como si fueran bienes privados y hacen nombramientos por lealtad y no por capacidad

 

En cuanto a posibles conflictos con integrantes del gabinete o de la propia secretaría de Hacienda, el politólogo recordó que Urzúa “trae pleito casado con Alfonso Romo (jefe de la oficina de la presidencia)”.  

Carlos es egresado del Tec y conoce bien la política regiomontana y Romo por su parte conoce a un grupo menor de Monterrey y desde temprano le agarró una ojeriza por una rencilla desde Monterrey. Vieja rencilla que se auna a que Romo quiere acaparar el poder y poner a sus incondicionales. La administración pública es muy grande y hay muchos puestos a repartir, pero hay puestos más codiciados: la Secretaría de Hacienda y Gobernación y creo que aquí también habría cambios. La siguiente podría ser ella (Olga Sánchez Cordero), no da pie con bola, ella no ha conocido la política en su trayectoria

 

Según el investigador, otra persona con quien pudo enfrentar conflictos es Raquel Buenrostro, la poderosa Oficial Mayor por quien deben pasar todos los gastos y que disponía de los recursos y a quien le pidió el presidente de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar que soltara los recursos.

Raquel se saltaba olímpicamente al secretario y obedecía órdenes de López Obrador. Conozco bien a Urzúa, trabajamos en el Tec de Monterrey durante 16 años, fundamos la Escuela de Graduados en Administración Pública, es un hombre íntegro que no acepta cochupos. Lo platicamos, él es crítico de la corrupción y de las políticas patrimonialistas

 

La forma como se maneja administración de López Obrador va contra sus principios, yo sabía que tarde o temprano, más temprano que tarde iba a salirse. Por el nombramiento de gente influyente que pone a gente que no sabe, se refiere a Buenrostro

 

Fernández Santillán recordó que Urzúa estuvo en el gobierno de López Obrador cuando fue jefe de gobierno, como secretario de Finanzas y que en aquella época se salió para atender la EGAP, donde logró lo que pocas escuelas, firmar un convenio con la prestigiada universidad de Harvard.

Otro motivo que ve en la renuncia de Urzúa, es que dentro de la cuarta transformación aún no crean su propia clase política, que resuelva los problemas entre ellos.

“La otra es que no está consolidada una nueva clase política. El régimen de la revolución tuvo larga vida porque formó la familia revolucionaria, una élite que resolvía los problemas en el seno del clan. Luego viene la mafia del poder, la elite tecnocrática con Carlos Salinas a la cabeza, Pedro Aspe, Luis Videgaray, José Antonio Meade. Benito Juárez no hizo hazaña histórica solo, contó con su grupo”, explicó.

En cambio López Obrador no tiene una clase política, está solo. “Si quiere hacer un cambio de régimen necesita una clase política que lo obedezca”. En caso contrario van a seguir interviniendo a la mala las personas con poder e influencias en ámbitos que no son los suyos, añadió.

Es un golpe al centro del poder y al proyecto si es que lo tuvo. Descobija a la cuarta transformación

 

SIN EXTREMISMOS

Para Ivonne Acuña, académica del departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, la renuncia de Urzúa tiene tintes preocupantes, al tratarse de uno de los hombres fuertes del gabinete, que además estaba encargado de la política de austeridad económica, una de las banderas de López Obrador.

Es muy relevante. A pesar de que la carta es muy breve señala puntos a analizar y preocupantes, lo que dice de que él buscaba una política económica libre de extremismos, fuera de derecha o izquierda, el hecho de que hubiera funcionarios no suficientemente preparados dentro del mismo sector o secretaría sí es de preocupar

 

Además, se trata de otra renuncia que alega motivos presupuestales, dijo, en referencia a la de Germán Martínez. Resulta inédito en la lectura política, que las renuncias sean explícitas y no por cuestiones de salud, como se estilaba en otros gobiernos, lo que denota apertura, agregó.  

Pero es preocupante porque digamos que Urzúa era la cabeza principal de la política económica del presidente, tiene que ver con la redistribución de los recursos, la austeridad y la lucha contra la corrupción. De ahí la prisa de López Obrador y esta forma muy estricta de redistribuir los recursos y ejercer el presupuesto, es muy estricto, él avisó que venía otro recorte y tal vez ahí fue la gota que derramó el vaso, Urzúa no lo pudo sostener un nuevo recorte. El presidente debe estar preocupado porque efectivamente es o era uno de sus hombres fuertes

 

De acuerdo con Acuña, la carta de Urzúa no dejó lugar a duda sobre sus cuestionamientos a la política presidencial.

Otra preocupación es el relevo, Arturo Herrera, quien cuenta con un amplio curriculum, pero sin experiencia gubernamental.

Sobre si la renuncia de Urzúa enciende los focos rojos, Acuña contestó que sí.

Yo entiendo la prisa del presidente, él pretende barrer con corrupción de décadas, que no es fácil, que empieza por cómo se gasta el presupuesto y cómo se destina, a quién llega. Entiendo que tendría que tomar medidas radicales, si hubiera sido gradual seis años no le alcanzaban. Pero ya hay focos rojos. El presidente debe reconsiderar no medidas sino implicaciones y corregir errores. Esto es una llamada de atención para él. Estoy de acuerdo en lo que hace, si no lo hace ahora no lo hacía, como con el huachicol. Si no lo hacía radicalmente no iba a funcionar, pero se prenden los focos rojos

 

DISPUTAS EN EL GABINETE Y NUBARRONES ECONÓMICOS

La renuncia de Carlos Urzúa al frente de la Secretaría de Hacienda evidencia las disputas al interior del gabinete económico del presidente López Obrador, consideró Jaime Reusche, analista de Crédito Soberano de México en Moody’s Investor Service.

“La designación de Arturo Herrera, funcionario de reconocido prestigio y capacidad técnica, como el nuevo titular de la dependencia, mitiga las preocupaciones inmediatas que pudieran haber surgido limitando su impacto en los mercados financieros”, dijo el analista en declaraciones al diario Reforma.

Por su parte Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero, previó que la salida de Urzúa podría incrementar la incertidumbre y preocupación de las agencias calificadoras sobre el manejo de las finanzas públicas, lo que significaría una mayor probabilidad de un recorte de la calificación crediticia al país.

Creemos que (la renuncia) puede preocupar sobre todo a las agencias calificadoras por el manejo de las finanzas públicas y sobre todo, porque lo que está diciendo en la carta puede tener implicación de cómo se están llevando los proyectos

Sin embargo, para CitiBanamex, el nombramiento de Arturo Herrera como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) brinda confianza y entiende al mercado, aseguró el director corporativo de Desarrollo Institucional, Estudios Económicos y Comunicación de Citibanamex, Alberto Gómez Alcalá.

Comentó que Herrera conoce los problemas hacendarios y ha mostrado voluntad permanente para solucionarlos; además es un buen comunicador y siempre ha estado atento a las inquietudes de los inversionistas y participantes en los mercados financieros.

Por otra parte, Intercam señaló que la designación de Arturo Herrera da cierta continuidad al trabajo, hasta ahora, realizado en Hacienda, pero la renuncia de Urzúa Macías y sus críticas despiertan dudas sobre la viabilidad de la política económica de la actual administración, por lo que el nuevo titular deberá mantener los esfuerzos por lograr las metas fiscales establecidas por la SHCP.


MJP