NACIÓN

Directores de escuelas de la UNAM en el extranjero ganaban hasta 157 mil al mes; van por recortes

Los sueldos de los directores han quedado congelados, dijo en entrevista el coordinador de Relaciones y Asuntos Internacionales de la UNAM, Francisco José Trigo Tavera

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 22/09/2019
  • 19:52 hrs
  • Escuchar
Directores de escuelas de la UNAM en el extranjero ganaban hasta 157 mil al mes; van por recortes
A las Escuelas de extensión universitaria y Centros de Estudios Universitarios de la UNAM también llegaron los recortes (Especial)

A las Escuelas de extensión universitaria y Centros de Estudios Universitarios (CEM) también llegaron las reducciones de recursos para ajustarse a la nueva realidad del país y cumplir la política de austeridad, impulsada por el Gobierno de la República.

Los sueldos de los directores han quedado congelados, se ha recortado a parte del personal y se ha reforzado la colaboración con embajadas y otras universidades, para que los recortes no afecten el prestigio de la UNAM a nivel internacional, dijo en entrevista con La Silla Rota el coordinador de Relaciones y Asuntos Internacionales, Francisco José Trigo Tavera.  

Se trata de 14 sedes, tanto de Escuelas de extensión como de CEM, distribuidas en el mundo, y los directores de ambos tipos de escuelas ganaban 8 mil dólares mensuales, equivalentes a 157 mil 840 pesos. Pero en el caso de los CEM esa plaza tuvo una reducción de sueldo a 6 mil dólares (118 mil 380 pesos).

“Hemos hecho ajustes. El rector Enrique Graue publicó al principio del año el programa de austeridad y a los 11 CEM se les recortó el 20 por ciento su presupuesto, tenían tres personas cada uno y dejamos dos. Mochamos la plaza más alta desde luego, la de ocho mil y quedamos con la de 6 y 4 mil dólares”, explicó.

En el caso de las tres Escuelas de Extensión Universitaria el sueldo quedó igual y explicó, a pregunta expresa, que se determinó esa cantidad debido al elevado costo de vida tanto en Estados Unidos como Canadá.

“La tercera parte se va en la renta del departamento”.

Incluso, refirió que como autoridades luchan para que se mantenga el mismo presupuesto del año pasado y un incremento acorde con la inflación. 

Pero no calculan que haya un cierre de estos centros, cuya aportación es incrementar el prestigio de la UNAM en el extranjero. Pero además porque generan sus propios recursos en el caso de las escuelas de extensión universitaria, donde hay cursos para estudiantes mexicanos que quieren perfeccionar en Estados Unidos el inglés o en Canadá el inglés y francés, y para estudiantes nativos de esos países que deseen aprender español.

Los precios para los mexicanos son accesibles y ellos pagan su hospedaje. En el caso de los estudiantes nativos se les cobra de acuerdo con convenios que hay firmados con universidades de allá.

Respecto a los centros de estudios universitarios, lo que se hace es difusión de la cultura mexicana, a través de conferencias o eventos. Se trabaja en oficinas de universidades de allá, y también se recibe ayuda de embajadas y cónsules mexicanos.

- ¿Prevén recortes?

- Estos centros y escuelas de extensión tienen que generar; generan por cursos que cobran. El gasto de mantenimiento, luz, contribuciones, incluso la tubería que se rompió, eso corre a cargo de ellos, los gastos de reparación y mantenimiento. Se paga con esos cursos, generan su presupuesto para su mantenimiento.

- ¿Sueldo lo paga la UNAM?

- Exactamente.

- ¿Ahí hubo recortes?

- Los sueldos están congelados por así decirlo, no prevemos ningún incremento de personal. Estos centros tienen buenos años ya trabajando y tienen una estructura muy estable. Ya maduraron y si nos llegan a pedir dinero para plazas extra la respuesta es que no es posible. Que no lo han pedido, han tenido prudencia de no hacerlo.

- ¿Qué aportan?

- Prestigio, difusión de lo que es la UNAM, la cultura mexicana y la presencia del país. Que los jóvenes tienen siempre un sitio donde acudir para cualquier asunto importante que quieran, algún apoyo, saben que van a ser atendidos. La cultura mexicana es motivo de difusión. La escuela de Chicago ahorita organiza cursos diversos para la comunidad mexicana para mejorar sus competencias profesionales y mejorar sus ingresos, cursos que hemos dado para ciudadanización, junto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Fundación Slim. Hemos estado muy activos con las seis sedes en Estados Unidos promoviendo la ciudadanización de mexicanos que ya califican.

Entre todos los 11 directores de los centros de estudios mexicanos destaca el de Seattle, en Washington. Se trata del ex procurador general de la república durante una parte del mandato de Ernesto Zedillo, Jorge Madrazo Cuéllar.

Al respecto se le preguntó a Trigo si los CEM no corrían el riesgo de convertirse en retiros para ex funcionarios, como a veces se ha considerado a las embajadas, lo cual descartó y recordó que Madrazo es un destacado académico universitario.

“Es lo que no hemos querido fomentar, estos no son centros de retiro o premio para que vayas a echar a la hamaca y estar tranquilamente, queremos que hagan actividades”.

- ¿Cuánto duran en el cargo?

- Dos años, tres años, la normatividad dice que van por dos años y otros dos años más pueden permanecer. (Madrazo es académico)

- ¿Qué planes hay para el futuro?

- Estamos en idea de consolidar centros sobre todo los más jóvenes [como los de Sudáfrica, Alemania y Boston], madurar, incrementar su productividad nos interesa mucho. Algo que les encargamos es que manden más alumnos internacionales de las comunidades donde interactúan.

LAS SEDES

Las primeras sedes universitarias en el extranjero son las escuelas de extensión, San Antonio, Canadá y Chicago, fundados en 1944, 1995 y 2002, respectivamente.

Recordó que la de Canadá surgió como resultado del Tratado de Libre Comercio, cuando la UNAM era encabezada por el entonces rector José Sarukhán, y el primer ministro de Canadá de esos años, Brian Mulroney se enteró de la escuela de Texas y preguntó por qué no había una así en su país. Esta se instaló ahí en 1995.

En 2002 se crea la tercera escuela en Chicago y se eligió ahí por la población migrante mexicana. Mientras San Antonio es un edificio por comodato con la ciudad, en Chicago y Canadá sí pertenecen a la universidad, explicó.

Los centros de estudios mexicanos surgieron después, en 2005 el de Los Angeles; en 2012 el de China; en 2013 el de España; en 2014 los de Seattle, Costa Rica y Francia.

En 2015 los de Tucson, Reino Unido y Boston, mientras que en 2017 los de Boston, Alemania y Sudáfrica.

Respecto a los últimos centros, de 2012 a la fecha, se trató de un apoyo que les dio el anterior rector, José Narro, y que su sucesor, Enrique Graue ha continuado.

“Narro como rector preguntó cómo podemos seguir creciendo, pidió una propuesta y entonces nace el centro de estudios mexicanos que debutó en China, en una universidad de estudios extranjeros de Pekín”, añadió Trigo.

Van dos mexicanos pertenecientes a la UNAM y se meten a la universidad extranjero, en este caso la china, describió.

“No debemos pagar por usar salones. Interactuamos con la comunidad y además actuamos con universidades de todo el país”.

Los CEM reportan y cumplen con la normatividad, incrementan la movilidad de los alumnos en ambas direcciones, se genera un intercambio de profesores y además reditúa en proyectos de investigación, a lo que se suma la difusión de cultura mexicana con conferencias, exposiciones y cursos.

“Son importantes como centros de difusión. Algunos embajadores han usado instituciones para conferencias, son cortesías y difusión”.

“Mejoramos en eficacia y algo muy importante: con frecuencia alumnos nuestros que están haciendo doctorado en Londres o París, se acercan a nosotros a hacer trabajo voluntario, ‘estoy redactando mi tesis medio tiempo, ¿en qué les ayudo?’. Montar exposiciones, en organización de eventos, tenemos un buen grupo de colaboradores unos cuantos meses, se regresan, son núcleos que aglutinan talentos mexicanos”, presumió.

Trigo destacó que una instrucción del rector Graue es brindar ayuda también a otras instituciones.

“El rector de la Universidad Autónoma de Yucatán, José William, iba a ir a China y no tenía contacto allá y nos pidió ayudarle para organizar su agenda, el rector dijo ‘si la UNAM ya hizo una inversión, que no sea exclusiva, que sea para todas las instituciones de nuestro país’”.

Además, en la propia universidad y como resultado de la presencia de la UNAM en otros países, algunas universidades tienen oficinas en CU.

“Como resultado de que estamos en varios países, varias universidades nos dijeron ‘oigan quiero tener oficina en la UNAM’, entonces de donde estamos como Arizona, Sorbona, la de estudios extranjeros Beijing entre otras, hay oficinas.

“Hay universidades donde no estamos pero trabajamos cercanamente, por ejemplo la de Calgary en Canadá, Salamanca, España, Groninghem de Holanda, Texas en Austin, y está por llegar la de Hiroshima, Japón el mes que entra, ahí vamos nueve universidades extranjeras que tienen representación. Les interesa fortalecer vínculos con la UNAM”, concluyó.