NACIÓN

Dinero del narco y recursos públicos: así financió García Luna su vida de lujos en Miami

Se conoce a detalles la forma en la que Genaro García Luna y su familia tenían una vida de lujos en territorio estadounidense

  • REDACCIÓN
  • 04/03/2020
  • 14:06 hrs
  • Escuchar
Dinero del narco y recursos públicos: así financió García Luna su vida de lujos en Miami
Dinero del narco y recursos públicos: así financió García Luna su vida de lujos en Miami (Foto Especial)

Cuando terminó el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública Federal y principal estratega de la “guerra contra el narco”, se mudó a Miami, Estados Unidos, donde mantuvo una vida de lujos.

Primero, del 2012 a 2016, García Luna vivió en una lujosa casa con piscina y embarcadero en Golden Beach; luego de 2016 a 2018 se mudó en un penthouse con vista al mar y jacuzzi privado en Aventura. Ambos inmuebles se encuentran en Florida. Todo esto según una investigación de Univisión.

Siete años después, la detención de García Luna conformó las sospechas de que el funcionario federal estaba ligado con el narcotráfico, particularmente con el cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva.

Ahora, se conoce a detalle la forma en la que Genaro y su familia tenían una vida de lujos en territorio estadounidense.   

Las casas de García Luna (Fotos Univisión)

En la conferencia mañanera de este miércoles 4 de marzo, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ha señalado dos empresas de García Luna con las que, valiéndose de su influencia en el sector público, se hizo de dinero público.

Una de estas empresas, explica Nieto, se llama Black, misma que había sido contratada por varias instancias del Estado mexicano.

Como titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, en 2008 García Luna –relata el titular de la UIF– compró un programa de seguridad israelí llamado NiceTrack que sirve para rastrear información, interceptar comunicaciones y rastrear a usuarios en su ubicación física.

Esta compra, en palabras de Santiago Nieto, la hizo a quienes “se convertirían en sus socios comerciales y financieros”.

La compra de este programa fue a la familia Weinberg, amigos cercanos de García Luna, quienes le rentaron a Genaro las dos residencias donde vivió en Miami, anteriormente mencionadas.

Otra de las empresas relacionadas con Genaro que menciona Santiago Nieto es Nunvav, constituida en Panamá en 2005 y que, según el mismo titular de la UIF, recibió durante la administración anterior 2 mil 660 millones de pesos y 77 millones de dólares en adjudicaciones directas.

Esta empresa, que es de la misma familia Weinberg, fue sólo una con las que Genaro García Luna mantuvo su vida de lujos en Miami.

“Existen contrataciones por parte de otras dependencias gubernamentales (con Nunvav) y el dinero se trasladaba hacia Panamá, ahí remitía el dinero por parte de esta empresa cuya apoderada legal era una persona cercana que había trabajado con García Luna y sostenía, vía los pagos de Panamá a Estados Unidos, el nivel de vida, los inmuebles en los cuales vivía el señor, el pago de tarjetas de crédito y demás gastos de su familia”, explicó Nieto.

Al respecto, una investigación de Univisión refiere que Nunvav  ha vendido equipo y software de seguridad en México durante la última década y aún tienen algunos contratos vigentes y en espera de cobro. La empresa, además, se ha convertido en proveedora de estados como Nuevo León y Tamaulipas.

Por este caso, Santiago Nieto aseguró que ya se presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República y se ha informado a la Secretaría de la Función Pública (SFP).

No sólo es eso, el gobierno estadounidense también ha evidenciado la forma ilícita en la que García Luna financiaba si vida en Estados Unidos.   

Un documento de la Fiscalía de Nueva York, dado a conocer por el periodista de Vice, Keegan Hamilton, dirigido al juez Brian Cogan, asegura que García Luna ocultó millones de dólares que presuntamente le dio el cártel de Sinaloa a través de una red de empresas fantasmas y compradores falsos.

Con el dinero que García Luna habría recibido del narcotráfico compró varias propiedades valoradas en casi 4 millones de dólares.

Por ejemplo, detalló la fiscalía estadounidense, adquirió una casa de 3 millones de dólares en efectivo en Florida, así como un yate. Además, uso estas empresas fantasmas incluso para pagar la matrícula de las escuelas privadas de sus hijos.

El gobierno estadounidense sostiene que García Luna continuó viviendo de los millones de dólares en sobornos que le pagó el cártel de Sinaloa tras dejar la Secretaría de Seguridad Pública en México.

Las acusaciones contra García Luna

La fiscalía de Nueva York, la misma que consiguió la cadena perpetua para Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", acusan a García Luna de conspiración por tráfico de cocaína y de hacer declaraciones falsas.

Genaro García Luna habría recibido sobornos multimillonarios del cártel de Sinaloa para que éste operara con impunidad en México.

"García Luna está acusado de aceptar millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa, mientras controlaba la Policía Federal y era responsable de garantizar la seguridad pública en México", dice la acusación en su contra.

A cambio del pago de sobornos, continúan los señalamientos, el cártel de Sinaloa obtuvo "un pasaje seguro" para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden mexicanas e incluso información sobre carteles rivales.

“En dos ocasiones, el cártel de Sinaloa entregó personalmente sobornos a García Luna en maletines que contenían entre 3 y 5 millones de dólares", especifican los señalamientos.

Según los registros financieros obtenidos por el gobierno estadounidense, cuando García Luna se mudó a los Estados Unidos en 2012, había acumulado una fortuna personal de millones de dólares.

"El arresto (de García Luna) demuestra nuestra determinación de llevar ante la justicia a quienes ayudan a los cárteles a infligir daños devastadores en los Estados Unidos y México, independientemente de los cargos que mantuvieron mientras cometían sus crímenes", sentenció en su momento el fiscal neoyorquino Richard P. Donoghue.

Durante el juicio contra Joaquín Guzmán Loera surgieron varias de las acusaciones contra García Luna.

Uno de los testigos de las autoridades estadounidenses, Jesús "El Rey" Zambada, hermano de Ismael "El Mayo" Zambada, acusó a García Luna de recibir primero 50 millones de dólares de los hermanos Beltrán Leyva, cuando estos eran aliados del cártel de Sinaloa.

Luego, detalló el propio Zambada García, le dieron 6.5 millones de dólares más Genaro. Esto sucedió durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, refieren las palabras de Zambada García.

A Zambada García se han sumado testigos como Sergio Villareal, "El Grande", excabecilla del cártel de los Beltrán Leyva, liberado en Estados Unidos tras acogerse en el programa de testigos protegidos.

Así como Iván Reyes Arzate, "La Reyna", exenlace de la Policía Federal con la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), detenido en 2017 en Estados Unidos acusado de recibir sobornos del narcotráfico a cambio de información y protección.

El dinero que el cártel de Sinaloa presuntamente le deba a Genaro era para protección, así como información sobre los cárteles enemigos e incluso para que las autoridades fueran por sus rivales y no por ellos.

Así, Guzmán Loera pasó de ser un capo de poca monta antes de su captura en 1993 a ser el narcotraficante más poderoso del país y el más buscado del mundo, bajo el supuesto respaldo de García Luna.


(Rodrigo Guitiérrez)