NACIÓN

Diabetes, el reto para un sistema de salud universal similar a países nórdicos

México es un país mucho más grande y complejo que Dinamarca por lo que es difícil saber si es posible o no replicar su sistema de salud, advierte especialista

  • INGRID SILVA
  • 02/05/2019
  • 21:53 hrs
  • Escuchar
Diabetes, el reto para un sistema de salud universal similar a países nórdicos
Diabetes, el reto para un sistema de salud universal similar a países nórdicos (Foto: Especial)

Replicar un sistema de salud universal en México inspirado en modelos de países nórdicos como Suecia, Noruega o Dinamarca es una idea ambiciosa; sin embargo, lograr el éxito de un modelo similar por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador puede ser complejo por la problemática de la población, principalmente en padecimientos crónico-degenerativos como la obesidad y la diabetes entre mexicanos, opinó la consejera de Salud de la Embajada de Dinamarca en México.

Anne Mette Vega Brondbjerg, consejera de Salud de la representación diplomática del país europeo en México, y responsable proyectos gobierno- gobierno entre el Ministerio de Salud en Dinamarca y la Secretaría de Salud, indicó en entrevista que México es un país mucho más grande y complejo que Dinamarca.

“Es difícil saber si es posible o no (replicarlo), ojalá lo pueda lograr pero sí, es ambicioso”, reconoció la especialista en salud.

TE PUEDE INTERESAR: DESMANTELAR EL SEGURO POPULAR SERÍA CATASTRÓFICO: JULIO FRENK

Sin embargo, advirtió que en Dinamarca las enfermedades de mayor prevalencia son todas las enfermedades crónicas degenerativas; es un problema enorme en Dinamarca así como en México, “por este lado, tenemos mucho en común. Las cifras de diabetes por ejemplo, no son tan elevadas como en México”.

En 2013, la ministra anterior de salud de Dinamarca vino a México para firmar un primer memorandum understanding entre México y Dinamarca para empezar a trabajar un poco más en profundidad en el tema de salud.

Un memorandum understeanding es el marco general para hacer cosas más específicas y en 2015 vine yo para trabajar aquí en la Embajada para impulsar este marco más general y buscar donde había un interés de trabajar más profundamente en el tema de salud entre el ministerio de Salud de Dinamarca y el Ministerio de Salud de México.

En 2016 se concretó el primer proyecto específico entre ambos países y este proyecto tenía el enfoque de fortalecer la atención primaria a través de diferentes métodos y tecnologías pero el enfoque general era eso.

En 2018 se cerró la primera fase de este proyecto y ya ambos gobiernos están viendo cómo concretar una segunda fase. Estamos de acuerdo en que debemos seguir trabajando en salud primaria; fortalecer la atención primaria es una prioridad muy grande en ambos países y en este mes (abril 2019) vamos a tener una delegación de Dinamarca visitando a México para justamente concretar una nueva etapa o fase de los proyectos concretos entre los países en materia de salud y atención primaria.

Las experiencias que hasta el momento hemos compartido en México tienen que ver con el uso de telemedicina y sobre cómo con poco personal médico y de enfermería puedes llegar a toda la población.

TE PUEDE INTERESAR: PLAN DE SALUD DE AMLO, UN RETROCESO

Damos también cursos a médicos y funcionarios que quieran visitar Dinamarca para que conozcan cómo trabajamos acá y tenemos proyectos con universidades; tratamos de juntar lo que tenemos con el enfoque de fortalecer la atención primaria.

“Estamos muy enfocados en las enfermedades crónicas y las enfermedades mentales, en la psiquiatría pues la salud mental es algo difícil tanto en Dinamarca como en México”, dijo en entrevista.

UN MODELO QUE ES PARTE DE LA VIDA

Dinamarca cuenta con un modelo universal de salud que ha sido de interés para el gobierno mexicano. En general, el sistema de salud del país europeo está financiado por impuestos generales; eso es el primer punto, es con los impuestos generales con lo que se está financiando casi todo el sistema de salud universal en Dinamarca.

El sistema está formado de la siguiente manera:

Toda la población, cada danés tiene un médico familiar, el primer punto siempre es menos emergencias, claro; pero siempre es evitarlas, siempre es ir, llamar o contactar de alguna manera a tu médico familiar y a partir de ahí hasta aproximadamente el 90% de todos los casos el médico familiar puede resolver pero si es algo que él no puede resolver, entonces se hace una referencia para acudir con algún especialista, hospital o a dónde se necesite ir.

Decimos que el médico familiar tiene un papel fundamental. Se trabaja con un grupo de médicos que han tenido buenas posibilidades de capacitación, de recursos, de manejar a una población grande; el médico familiar es un factor clave del modelo.

Dinamarca invierte poco menos del 11% del PIB para sector salud; más o menos 90% para el sector público y el resto que es una pequeña parte va al servicio privado dónde se tiene que pagar algunas medicinas o tratamiento, sin embargo, casi todo va al sector público.

¿Es un “nuevo” o “viejo” modelo en Dinamarca?, ¿cómo lo percibe la población? En Dinamarca, el modelo universal de salud es un modelo ya muy integrado, pues lleva muchos años vigente en nuestro país y ya tenemos generaciones sabiendo que si te sientes mal acudes con tu médico general. Muy a menudo ocurre que las familias tienen el mismo médico familiar: el papá, los niños, la mamá, comparten médico, así que el modelo en sí no es algo que actualmente se necesite promover pues ya es parte de la vida desde hace algunos años.

PARA ENTENDERLO

En Dinamarca hay diferentes sistemas y son algo complejos, pues funcionan para explicar cómo se manejan los precios de las medicinas en conjunto y hay un Comité Directivo que regula eso y sí, la medicina que necesita una persona en hospitalización es gratuita; es parte de la cobertura que se otorga y es costeada por los impuestos que la población paga. Respecto a las medicinas que se consumen después de la hospitalización, las personas pagan una parte y después el gobierno cubre el costo.

Tenemos un sistema en el que el médico te receta medicamentos para alguna enfermedad y las farmacias están obligadas a inforrmarles a los pacientes si existen marcas más baratas; las farmacias tienen que informar por lo menos que hay opciones y si el paciente prefiere algún otro medicamento al solicitado también recibe la información y es decisión del paciente elegir una opción que contenga lo mismo pero sea de menor costo.

En un servicio universal no se habla de afiliación: tú naces y tienes tu tarjeta de seguridad social y ahí indica quién es tu médico familiar y tú puedes elegir otro médico, aunque generalmente, se elige el más cercano por comodidad y cercanía.

DESDE EL NACIMIENTO SE OTORGA LA TARJETA Y YA TIENES UN MÉDICO DESDE ENTONCES

El sistema se basa en garantizar el derecho a la salud y todos los daneses están cubiertos por un servicio médico solamente por ser miembros de Dinamarca y hay algunos hospitales privados en los que se puede pagar aparte un seguro.

Hay maneras en las que algunas empresas pueden tener descuentos en el pago de impuestos por el pago de seguridad social privada pero, en general no es algo que se use demasiado, hay casos, por ejemplo en que la capacidad de algún hospital se rebasa y entonces se busca una alternativa en el sector privado pagado por el gobierno también.

Así pasa, cuando hay problemas por la capacidad dentro de un hospital (saturación) se puede cubrir con el sector privado, aunque en general, los mejores especialistas se encuentran en el sector público por eso todos quieren acudir a él, incluso la reina, el príncipe: todos van al sector público.

PLANIFICACIÓN, LA CLAVE

Dinamarca es un país muy chiquito, 5 millones y medio de pobladores, “por eso hemos trabajado mucho en la especialización para poder tener a los especialistas mejor preparados y tenemos mecanismos para decidir dónde se deben ubicar determinadas especialidades médicas”.

En muchas enfermedades, por ejemplo, cáncer se requiere de una atención rápida, de igual manera después, el tratamiento debe ser oportuno, entonces ha habido algunos casos en que alguien no ha tenido la atención a tiempo y ha tenido que esperar unas semanas y esto pasa al nivel político donde se trata de resolver pero los casos son raros, por ello, no creo que existan grandes desventajas en el modelo universal de salud en Dinamarca.

De vez en cuando puede ocurrir que algunas personas que ya tienen diagnóstico de su enfermedad quieran acudir con un especialista en específico que no sea su médico familiar pero realmente de un día al otro puedes tener una consulta con tu médico familiar o por correo.

Por ejemplo, si una persona tiene antecedentes de melanoma y el médico familiar tiene conocimiento de ello, se puede pedir una referencia para consulta vía telefónica y en 3 minutos ya se contactó al especialista.

Así, con esta planificación en la que primero se consulta al médico familiar, evitamos saturación de los médicos especialistas.

“El sistema es muy bueno principalmente por cómo se utilizan y se organizan los recursos”, concluyó.

AJ