NACIÓN

Despedir a trabajador con 20 años de antigüedad, solo por causas graves: SCJN

La contradicción es la 165/2017, surgida entre dos tribunales sobre la manera en que debe interpretarse la Ley Federal del Trabajo

  • REDACCIÓN
  • 18/12/2019
  • 17:01 hrs
  • Escuchar
Despedir a trabajador con 20 años de antigüedad, solo por causas graves: SCJN
La SCJN resolvió que un trabajador con más de 20 años de antigüedad no puede ser despedido sin que el patrón acredite una causa grave y justificada (Foto: Especial)

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió una contradicción en materia laboral por la que ordenó que un trabajador con más de 20 años de antigüedad en su puesto no puede ser despedido sin que el patrón acredite una causa grave y justificada para liquidarlo.

La contradicción es la 165/2017, surgida entre dos tribunales sobre la manera en que debe interpretarse la Ley Federal del Trabajo (LFT), en cuanto el aviso de rescisión por el cual el patrón debe informar legalmente a sus empleados cuando decida poner fin a su relación laboral.

Un tribunal opinaba que la interpretación de la LFT debería ser textual en todos los casos y que bastaba con que el aviso de rescisión solamente mencionara las causas de la decisión patronal.

Sin embargo, otro tribunal señalaba que cuando la relación laboral tuviera cuando menos 20 años de duración, la empresa tiene que argumentar sólidamente sus argumentos para el despido.

La SCJN avaló este último criterio, al considerar que tratándose de un contrato que tuvo vigencia durante tanto tiempo, deben fundarse legalmente las razones para darlos por terminado.

La tesis aprobada por la Segunda Sala de la SCJN señala que “en el caso de los trabajadores con más de 20 años de antigüedad, el aviso de rescisión debe contener la mención de su causa o causas jurídicas, hechos o conductas que actualizan precisamente los supuestos legales de que se trate y la fecha en que se cometieron, las razones por las que se considera que la falta es particularmente grave o que hace imposible su continuación en el trabajo, la fecha a partir de la cual tendrá efectos la rescisión, pues de otra forma no cumpliría con su propósito.”

AJ