NACIÓN

Desde “narcotanques” hasta lanzacohetes, la artillería de los cárteles

Los nueve cárteles más peligrosos del país cuentan con un poderío armamentístico, estos son a detalle las armas que utilizan para abrirse paso en el mundo criminal

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 02/07/2019
  • 12:56 hrs
  • Escuchar
Desde “narcotanques” hasta lanzacohetes, la artillería de los cárteles
Desde “narcotanques” hasta lanzacohetes, la artillería de los cárteles (Foto Especial)

Cada año alrededor de 230 mil armas de fuego ingresan ilegalmente a México provenientes de territorio estadunidense, según datos de la Agencia Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) citados por el informe Beyond Our Borders realizado por el Center for American Progress.

Estas casi un cuarto de millón de armas ilegales estadunidenses llegan en su mayoría a manos de los cárteles de las drogas, mismas con las que se han perpetrado gran parte de los más de 250 mil asesinatos que se han cometido desde el inicio de la llamada “Guerra contra el narcotráfico”, en enero de 2006 hasta la fecha, según datos oficiales.

En el informe “La situación de la violencia relacionada con las drogas en México del 2006 a 2017: ¿Es un conflicto armado no internacional?”, realizado por el ITESO y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) detalla el tipo de armamento que utilizan los nueve cárteles detectados por la Fiscalía General de la República.

CÁRTEL DE SINALOA, EL BENEFICIADO DE “RÁPIDO Y FURIOSO”

La organización criminal con mayor presencia en Estados Unidos, según la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), y la segunda en México, de acuerdo con la FGR, es el cártel de Sinaloa.

Aunque su poderío criminal continúa latente, la detención de líderes importantes como Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, hace ver a los lejos sus años de gloria.

En estos años, el cártel de Sinaloa se benefició de uno de los operativos más polémicos en el combate al crimen organizado: la “Operación Rápido y Furioso”, en la cual la ATF dejó pasar a México innumerables cantidades de armamento para rastrearlo, dar con su paradero y golpear simultáneamente a los cárteles.

El problema fue que la ruta de las armas se perdió. El gran beneficiario de este operativo fallido fue el cártel de Sinaloa, que se hizo de todo tipo de armamento, más equipos militares. En el arsenal de los sinaloenses hay desde ametralladoras de diferentes calibres, hasta lanzacohetes y granadas improvisadas.

EL LANZACOHETES DEL CJNG Y SU ENTRENAMIENTO GUERRILLERO E ISRAELÍ

Junto con el cártel de Sinaloa, el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) es una de las cinco organizaciones criminales más peligrosas del mundo, según el gobierno de Estados Unidos, así como la banda del narcotráfico con mayor presencia en México, de acuerdo con la FGR.

El poderío criminal del CJNG se ha visto ampliamente, principalmente en Jalisco, donde en 2015 tiró a un helicóptero de la Policía Federal con un lanzacohetes; ese mismo año también se difundieron imágenes de este cártel dinamitando a presuntos rivales, entre ellos a un menor de edad.

Atrás de este tipo de prácticas se encuentra un entrenamiento en el extranjero, en países como Israel y Colombia. Por ello, el CJNG muestra un entrenamiento tipo guerrillero, produciendo artefactos explosivos improvisados.

También los jaliscienses son capaces de definir una estrategia militar unificada, es decir, planificar, coordinar y llevar a cabo operaciones militares.

LOS HORNOS DE “LOS ZETAS” Y EL ENTRENAMIENTO DE ELITE

Considerado un cártel en declive, “Los Zetas” son aún uno de las organizaciones criminales más sanguinarias, esto debido a que sus miembros fundadores formaron parte del extinto Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE), un cuerpo de elite de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De hecho, su nombre viene del color azul zeta de los uniformes de los oficiales del Ejército Mexicano. La mayoría de sus miembros recibieron dicho entrenamiento para combatir y deshacerse de sus rivales.

Las armas que “Los Zetas” consiguen provenientes de Estados Unidos son en su mayoría AK–47 y AR-15, aunque también presumen granadas y cohetes antitanque completos con lanzadores RPG–7 portátiles para el hombro.

La capacidad de planificar, coordinar y llevar a cabo operaciones de tipo militar de “Los Zetas” se vio reflejada en la “Masacre de Allende” donde fueron desaparecidas hasta 300 personas en un fin de semana.

También es conocido que, según la Oficina General del Procurador Estatal en Coahuila, entre 2009 y 2011 “Los Zetas” utilizaron el Centro de Reinserción Social (Cereso), la prisión en Piedras Negras, como un centro de exterminio en el que más de 150 personas desaparecieron, incluidos civiles inocentes.

LOS “NARCOTANQUES” DEL CÁRTEL DEL GOLFO

Aunque sus años de auge criminal fueron en la década de 1990 y los 2000, el cártel del Golfo continúa en el negocio con un perfil bajo a nivel nacional, pero brutal a nivel local y repleto de fragmentaciones.

El armamento del cártel del Golfo es uno de los más diversos en el mundo de las drogas, pues ha tenido acceso a armas y equipo militar, como rifles AK–47, N–PAP M70, pistolas PAP M92 PV, pistolas HG, fusil Anderson AR–15, rifles Del–Ton DTI–15, granadas, lanzagranadas, rifles automáticos de calibre .50, lanzacohetes RPG–7, cohetes antitanques M–72, cascos y chalecos antibalas.

Sin mencionar que es conocido por el desarrollo de los llamado “narcotanques”, aunque por los años en que comenzaron a darse a conocer, también se les vínculo a “Los Zetas”, pues trabajaban juntos.

Los “narcotanques” son camiones de volteo, tractocamiones, camiones de valores y demás vehículos pesados como base, forrados con placas de metal de una pulgada de grosor, que resisten hasta el calibre 50.

Estos vehículos  modificados eran utilizados para trasladar de forma segura la droga había la frontera con los Estados Unidos, e incluso combatían a bandas rivales y a las mismas autoridades.

LAS BARRETT Y LOS COCHES BOMBA EL CÁRTEL DE JUÁREZ

El cártel de Juárez ha pasado prácticamente los últimos 20 años en guerra con el cártel de Sinaloa, por lo que ha tenido que abastecerse de armamento para no desaparecer ante una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo.

Por ello, al igual que el cártel del Golfo, el arsenal de los chihuahuenses es enorme: una amplia gama de pistolas y armas explosivas, como rifles AR–15, pistolas calibre .38 y .32.

Sin mencionar que recientemente han tenido acceso a rifles Barrett calibre .50, armas automáticas calibre .30, rifles de calibre 7.62X39 de origen rumano, pistolas calibre 7.62X39, granadas y lanzagranadas.

En cuanto a equipos militares, han tenido acceso a chalecos tácticos, cascos militares, botas y uniformes. Además ha utilizado coches bomba, sofisticándose en materia.

EL ESCASO PODERÍO DE LOS ARELLANO FÉLIX

Desde el inicio del nuevo milenio, el cártel de Tijuana o de los Arellano Félix ha sufrido un declive debido a una guerra protagonizada con el cártel de Sinaloa, sus líderes han sido detenidos o asesinado, quedando al frente Enedina Arellano Félix, aunque también se han registrado fracturas y alianzas inusuales para mantenerse en el negocio.  

Por ello, actualmente el arsenal de los Arellano Félix es escaso, poseen armas como el M–14, ametralladoras, rifles Barrett M82 capaces de penetrar blindajes ligeros, granadas de humo, cascos y chalecos antibalas.

Debido al nivel de atomización de este cártel y el debilitamiento de su estructura, no puede afirmarse que el cártel de Tijuana sea capaz de planificar, coordinar y llevar a cabo operaciones militares ni de definir una estrategia militar unificada.

LOS CAÑONES DE “LA FAMILIA MICHOACANA” Y “LOS CABALLEROS TEMPLARIOS

La Familia Michoacana” y “Los Caballeros Templarios” son actualmente cárteles opositores con relevancia local, sin embargo, una derivó a la otra y sus fundadores son prácticamente los mismos.

Mientras “Los Caballeros Templarios” se encuentran independientes en dos células delictivas, “La Familia Michoacana” se ha fortalecido aliándose con el CJNG, aunque últimos reportes señalan que hay algún tipo de ruptura con los jaliscienses.  

Utilizan granadas, cañones de largo alcance, fusiles de asalto AK–47 y rifles de asalto AR–15.

Debido a su brutalidad, ideología pseudorreligiosa y discursos políticos fueron capaces de reclutar a un gran número de nuevos miembros, muchos de los cuales eran drogadictos rehabilitados y jóvenes desempleados de las zonas rurales pobres de Michoacán.

LOS BELTRÁN LEYVA, LA INCÓGNITA

El cártel de los Beltrán Leyva actualmente parece una incógnita, luego que los cuatro hermanos fundadores fueran neutralizados, esta organización sufrió una enorme fractura que derivó de al menos siete bandas criminales, algunas de ellas desertoras.

Lo que sí se sabe son la serie de alianzas que esta organización ha creado con diversos cárteles para poder traficar drogas a Estados Unidos y traer armas a México, utilizando las rutas del CJNG, el cártel de Juárez y “Los Zetas”.