NACIÓN

Desaparición de fideicomiso en Conacyt le cuesta 30 mdp para poder operar

El Conacyt contrató apoyo para el seguimiento técnico, administrativo, financiero y contable de los proyectos que transferidos por la extinción de fideicomisos

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 08/07/2021
  • 20:42 hrs
  • Escuchar
Desaparición de fideicomiso en Conacyt le cuesta 30 mdp para poder operar
Conacyt gastó casi 30 millones de pesos en contratar a una empresa que le ayude a hacer todas las gestiones relacionadas con proyectos relacionados con la extinción de fideicomisos. (Cuartoscuro)

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) gastó casi 30 millones de pesos en contratar a una empresa que le ayude a hacer todas las gestiones relacionadas con proyectos relacionados con la extinción de fideicomisos, pero, por el contrario, tiene a 42 becarios varados en el extranjero tras la desaparición de estos recursos.

La Silla Rota revisó el portal Compranet y encontró que el Conacyt, que dirige María Elena Álvárez-Buylla, contrató el pasado 23 de junio el “Servicio Integral para apoyar el seguimiento técnico, administrativo, financiero y contable de los proyectos que sean transferidos al Conacyt en cumplimiento con la extinción de fideicomisos y los aprobados por el programa presupuestario F003”.

De acuerdo con el acta de fallo de esta licitación, el Conacyt pagará por este servicio un monto máximo de 29 millones 419 mil 554.72 pesos y un mínimo de 11 millones 767 mil 821.88 pesos.

El contrato lo otorgó a la empresa NRGP Servicios Empresariales Integrales SA de CV y estará vigente del 24 de junio al 30 de noviembre de este año, es decir sólo durante cinco meses.

Ni en las bases de la licitación ni en el acta de fallo se especifica a detalle de qué se va a encargar esta empresa, lo único que se sabe es que está asociado a algunos de los 109 fideicomisos que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador extinguió en octubre del año pasado.

Asimismo, que la empresa se encargará de los proyectos correspondientes al Programa Presupuestario F003, que es el de los Programas Nacionales Estratégicos de Ciencia, Tecnología y Vinculación con los Sectores Social Público y Privado (Pronaces).

En los lineamientos del Programa F003 se indica que “a población atendida es el subconjunto de la población objetivo cuyos Proyectos hayan recibido algún Apoyo del Programa por un periodo determinado y dicho Apoyo se haya formalizado con la suscripción de un Convenio de Asignación de Recursos o Convenio de Colaboración”.

AL MENOS 42 INVESTIGADORES, A LA DERIVA EN EL EXTRANJERO

Uno de los 109 fideicomisos que extinguió el gobierno como parte de su combate contra la corrupción fue el Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía Hidrocarburos, de donde salían los recursos para las becas Conacyt-Sener hidrocarburos y Conacyt-Sener Sustentabilidad.

El pasado 24 de junio, investigadores que eran beneficiarios de alguna de estas dos becas denunciaron que el Conacyt tiene sin resolver 42 solicitudes de extensión de beca y que eso los mantiene varados en el extranjero, pues “la indicación es no otorgar recurso nuevo”.

Asimismo, señalaron que hay 204 casos de exbecarios que no han podido resolver el trámite de liberación de beca por la falta de dictamen de las comisiones técnicas evaluadoras de los fondos.

Destacaron que funcionarios del Conacyt les dijeron que “una de las indicaciones es no otorgar recurso nuevo” debido a la extinción de los fideicomisos de los fondos Conacyt-Sener.

La Silla Rota dio a conocer desde el pasado 5 de abril que becarios de Conacyt-Sener Hidrocarburos se encontraban varados en Reino Unido porque solicitaron que se les extendiera la beca, pero el Consejo les indicó que todavía no tenía respuesta y les aconsejó que mejor regresaran.

Desde entonces los investigadores están a la deriva en el extranjero porque el Conacyt no ha logrado resolver su situación tras la extinción del fideicomiso; sin embargo, gastó casi 30 millones de pesos en contratar una empresa para gestionar proyectos.

A esto se suman otros problemas que enfrenta el Conacyt con la comunidad científica, como el malestar entre los miembros del Sistema Nacional de Investigadores por el nuevo reglamento y la reciente convocatoria, así como los despidos y falta de condiciones laborales en el programa de cátedras.

MJP