NACIÓN

Delata Blackberry de Cienfuegos protección a cártel: EU

El gobierno de EU acusa a Salvador Cienfuegos, "El Padrino", de proteger al Cártel del H-2, un grupo criminal que emana de Los Beltrán Leyva

  • AXEL CHÁVEZ
  • 16/10/2020
  • 13:40 hrs
  • Escuchar
Delata Blackberry de Cienfuegos protección a cártel: EU

Al imputarle conspiración internacional para la fabricación y distribución de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana, el gobierno de Estados Unidos también acusó al general Salvador Cienfuegos Zepeda de proteger al Cártel del H-2, un grupo criminal que emana de Los Beltrán Leyva y tenía su base en Nayarit durante el gobierno del priista Roberto Sandoval

Al exponer el riesgo de fuga por parte del secretario de la Defensa Nacional en el gobierno de Enrique Peña Nieto, la representante de la fiscalía dio a conocer que poseen evidencia de "miles de mensajes interceptados de Blackberry", en los que se detallan "numerosas maneras" en las que Cienfuegos, a quien da los alias de El Padrino o Zepeda, ayudó al H-2: emprendiendo operaciones en las que usó al Ejército contra grupos rivales del cártel al que presuntamente protegía, ayudándolo a extender su área de dominio a Mazatlán y el resto de Sinaloa, además de apoyarlo con transporte marino para trasladar cargamentos de drogas

De acuerdo con investigaciones de la DEA, por sus raíces en la organización de los Beltrán Leyva, el Cártel H-2 era una empresa criminal responsable de importar cantidades de varias toneladas de cocaína y metanfetamina en los Estados Unidos. 


¿QUIÉN ES EL H-2, LÍDER DE LA ORGANIZACIÓN CRIMINAL?


El líder de esta organización criminal era Juan Francisco Patrón Sánchez, originario de Mazatlán y abatido por elementos de la Marina en Tepic, tras un enfrentamiento en febrero de 2017. 

El gobierno mexicano lo consideraba jefe de plaza de los Beltrán en Nayarit, pero para Estados Unidos tenía, por su grado de operaciones y autonomía, características de una organización criminal independiente que obtenía grandes cantidades de cocaína de proveedores sudamericanos, transportadas a México por vía aérea, terrestre y marítima. 

Una vez que la cocaína llegaba a México, la organización la transportaba a puntos clave de México, incluido Culiacán, Sinaloa, que también era el punto central para la recaudación de miles de millones de dólares provenientes del tráfico de drogas en Estados Unidos. 

A Culiacán, uno de los centros operativos bajo en control histórico del Cártel de Sinaloa, supuestamente se extendió el H-2 con apoyo de operaciones militares ordenadas por El Padrino

De esta organización, la DEA refiere que tenía gran poder armas de alto calibre y llevaban a cabo actos de violencia, incluyendo asesinatos, secuestros, torturas y cobros violentos de deudas de drogas, para sostener sus operaciones. 

En el periodo en el que, según la imputación contra Cienfuegos Zepeda, ocurrió la protección desde la Secretaría de la Defensa Nacional al Cártel H-2 (2015 a 2017), el priista Roberto Sandoval, también señalado por Estados Unidos de colaborar con el narcotráfico, era el gobernador de Nayarit, centro de operaciones del H-2.  

Incluso, su fiscal general del estado, Edgar Veytia, fue condenado por la Corte de Brooklyn –la misma en la que se lleva el caso de Cienfuegos y el de Genaro García Luna (sin indicios de posible relación entre ambos hasta el momento)– a 20 años de cárcel, en 2019, luego de declararse culpable de cargos de narcotráfico. 

Especialistas consideran que es posible que exista las declaraciones de Veytia tengan relación con el caso contra el general del sexenio de Enrique Peña Nieto.


(Luis Ramos)