NACIÓN

De bajo perfil la lista de 390 aspirantes a consejeros del INE

Destacan Jorge Alcocer, Carla Humprey, Héctor Díaz Santana, Diana Talavera, entre otros; después de la tempestad por el Comité Técnico, la oposición pasó a la calma

  • ERIKA FLORES
  • 28/02/2020
  • 21:18 hrs
  • Escuchar
De bajo perfil la lista de 390 aspirantes a consejeros del INE
Instalación del Comité Técnico Evaluador que decidirá a los nuevos consejeros del INE (Foto: Érika Flores)

Los últimos dos días la oposición pataleó y pegó de gritos por la inclusión de John Ackerman en el Comité Técnico que habrá de seleccionar a quienes podrán ocupar cuatro de los asientos en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE). Pero este viernes, quizá por el fin de semana o porque los convencieron, las pataletas quedaron atrás.

Al final de cuentas fueron aceptados, les desearon éxito en su encomienda. Y ahora el Comité Técnico habrá de revisar los perfiles de 380 personajes que acudieron a presentar sus currículums con su propuesta de por qué quieren ser consejeros del INE.

Para algunos no pasó desapercibida lo poco nutrido de la lista de aspirantes. Algunos nombres:

Patricio Ballados Villagómez, Director General de Prerrogativas y Partidos del INE. Adolfo Riva Palacio Neri, ex magistrado electoral. Jorge Alcocer Villanueva, coordinador de asesores en la Secretaría de Gobernación. Carla Humprey Jordano, exconsejera electoral de CDMX. Francisco Javier Aparicio Castillo, ex académico del CIDE. Miguel Cobián Andrade, ex magistrado electoral. Uuc Kib Espadas Angueano, ex legislador yucateco. Diana Talavera, ex consejera presidenta del Instituto Electoral del entonces Distrito Federal y hoy Ciudad de México. Héctor Díaz Santana, ex fiscal electoral y con experiencia en el tema. Y Eunice Rendón Cárdenas, ex funcionaria pública en Segob y Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Muchos extrañaron a personajes de la talla de Miguel Ángel Granados Chapa, José Woldenberg, Mauricio Merino, Ricardo Pozas Horcasitas, o más tarde Jaqueline Peschard. Nombres que antes de llegar ya pesaban en la opinión pública.

En total fueron 390 aspirantes: 135 mujeres y 255 hombres.

Ahora están algunos que acaso han sido diputados del PT, como Joaquín Vela. Uno ni siquiera quiso revelar su nombre y envió a un propio que aparece en su lugar en la lista: Sergio Romo. Espulgando aparece Luis Felipe Nava Gomar, abogado y cuyo hermano Salvador fue magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

También aparece Félix Ponce Nava, el ex perredista zacatecano Jaime Enríquez Félix. Nada extraordinario.

¿TODOS UNIDOS?

La oposición, principalmente el PAN, PRD y Movimiento Ciuadadano, llevan meses acusando a Morena de querer atrapar al INE. Ackerman fue visto como la punta de lanza para ello.

Pero este viernes, unidos, los siete integrantes del Comité Técnico Electoral (CTE), se retiraron de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) por una puerta que les permitió evitar a la prensa pues en su primer día de trabajo, acordaron no hacer declaraciones. Fue al término de la sesión protocolaria -en que rindieron protesta públicamente-, que decidieron quedarse a trabajar solos, en privado; y todos los coordinadores parlamentarios se retiraron.

Un grupo de alto nivel: Ana Laura Magaloni, Silvia Giorguli, Blanca Heredia, Sara Lovera, José Roldán Xopa, Diego Valadez y John Ackerman. Todos con el mayor grado académico, nivel doctorado; perfil multidisciplinario (ciencias sociales y humanidades); y numéricamente, marcados por la equidad de género (cuatro mujeres, tres hombres). Pero la formalidad política fue rota por la franqueza de Sara Lovera. “Soy la única que no tiene más que licencia para manejar, no tengo doctorado”, dijo con humor la periodista y feminista al destacar que su grado académico era licenciatura, pero con el respaldo de una trayectoria de 51 años como comunicadora y feminista. Naturalmente, todos sonrieron.

Hicieron click inmediato; o al menos eso dejaron ver a la prensa. En sus respetivas participaciones, el grupo de los siete aseguró ya conocerse, reconocieron mutuamente sus trayectorias y coincidencias por momentos, en diferentes años. Pero sobre todo, manifestaron sentir orgullo por trabajar en la selección de los mejores perfiles que, pretenden, buscarán marcar la vida política electoral en los comicios intermedios de 2021 y presidencial del 2024.

FICHA POR FICHA

Así fueron recibidos hoy los aspirantes a Consejero Electoral del INE. Tan solo hoy fueron repartidas 189 fichas; dentro del salón Protocolo se registró gran movimiento de oficina para armar expedientes y guardar documentación en cajas. Y fue el primer día en que los concursantes debieron hacer fila para esperar su turno de registro.

Entrevistados algunos de ellos al azar, los interesados confiaron de antemano en la conformación del CTE que evaluará, aprobará o descartará sus perfiles. Alberto González, abogado independiente mexiquense y doctor en derecho, consideró “es un grupo plural, equilibrado, profesional, con personajes que dan mucha certeza. Me dan confianza, son de alta probidad. Lo que mediáticamente pueda decirse –dijo en referencia a los cuestionamientos políticos a John Ackerman por su cercanía a Morena-, esta en el ámbito del derecho de expresión. Como aspirante me sujeto a las reglas; cuestionar a priori sería descalificar lo que estamos buscando: democracia”.

Jorge García, integrante del Poder Judicial en Jalisco, habló en el mismo sentido. “Sé que por ahí hay una controversia –explicó en relación a Ackerman-, pero vamos a confiar. Hay que actuar de buena fe. No puedo decir si confío en ellos porque no los conozco; pero es reciproco. Ellos tampoco confían en mí si no me conocen”.

Claudio Vásquez fue uno de los aspirantes beneficiados con el reciente fallo del tribunal electoral, pues explicó a LSR ser miembro del servicio profesional electoral, con el cargo de vocal secretario. Así que los últimos dos días los dedicó en juntar la papelería correspondiente. “Valadés es una eminencia en el ámbito jurídico; Roldán Xopa viene del ITAM, es un perfil de alto nivel. Además de ser personalidades de gran prestigio y con trayectoria académica o institucional importante, representan equilibrio y contra peso en el que yo confío plenamente; aunque yo no sea seleccionado”, afirmó.

Alfonso Gamma se desempeña como asesor en el Consejo General del INE. “Tendremos que confiar en que la decisión que tomen sea apegada a la ley; todos son personas respetables, con trayectorias al parecer intachables. Respetaremos su decisión”. Y Arturo García, abogado académico por la UNAM, agregó, “si posteriormente se advierte sesgo, hay medios de impugnación”.

“Una gran responsabilidad”

El grupo de los siete reconoció, cada uno en un breve discurso ante la Jucopo, que la encomienda recibida no es cualquier cosa; y no lo dijeron por politiquería sino por realismo más que por servilismo. O al menos, así lo expresaron en diversas frases desde su óptica particular.

“Esta es una de las mejores oportunidades que como ciudadanos hemos tenido para servir a nuestro país”, aseguró Diego Valadés. “En México hay un serio problema de confianza en las instituciones, que traslada la confianza a las personas… En nuestro proceso de selección prevaleció la confianza personal, todos -por fortuna- hemos recibido expresiones de confianza. Pero a lo que debemos contribuir es a que se fortalezca la confianza institucional… Recuperar la confianza pública en el sistema de partidos y el sistema representativo y su fortalecimiento”.

“Fuimos los periodistas a contra censo, quienes documentamos la corrupción”, señaló Sara Lovera, “sobre el tema del narco, la estafa maestra; hemos dado todos los elementos para que el pueblo de México eligiera en 2018”.

La ex aspirante a ministra de la Corte, Ana Laura Magaloni, advirtió “necesitamos gente de primer nivel en el INE, que el órgano se vea con suficiente independencia para que pueda ser creíble para políticos y ciudadanos… Los árbitros deben de ser creíbles tanto por su imparcialidad como por la calidad de las razones que ofrecen frente al conflicto… Me siento honrada para que este órgano sea cada vez más legítimo, fuerte y real”.

“Podemos decir muchas cosas sobre la democracia”, señaló Blanca Heredia. “se necesita un árbitro que pueda lograr que no sea a golpes como se diriman las diferencias, sino de una manera razonada y pacífica… nuestra democracia apenas empieza en muchos sentidos”.

Silvia Giorguli y José Roldán Xopa, hablaron en el mismo sentido aunque él resumió “pongamos nuestros esfuerzos y capacidades en que esto llegue a buen término; si lo hacemos, habrá una mejor condición para todos y para el país”.

John Ackerman -la nota periodística en las últimas 48 horas, quien fue cuestionado por cuatro partidos de oposición (PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano por considerarle inelegible y cercano a Morena), dijo “Yo sé que muchos aquí han impugnado mi nombramiento con base a argumentos estrictamente políticos porque la legalidad está en orden, en este y todos los nombramientos. Por eso los invito a la calma y la pluralidad” y adelantó que, de este trabajo en equipo, dependerá evitar futuros fraudes electorales.

Coincidencia o no, el coordinador de la bancada panista –Juan Carlos Romero Hicks- no acudió al acto; y en su lugar asistió el vicecoordinador, Jorge Arturo Espadas quien, en su turno, señaló indirectamente a Ackerman. “Es una mancha en este proceso, por la militancia de un integrante del Comité”. Y recibió por respuesta “me parece que debemos darle la vuelta a este tema para evitar la descalificación de personas o perfiles, y ver hacia adelante”. Pero el orador no era Ackerman; paradójicamente, era René Juárez, el coordinador priista que 24 horas antes, en conferencia de prensa, cuestionó si el académico cumplía o no con los requisitos de la convocatoria.

El lunes el CTE recibirá de manera formal, los 380 expedientes de los aspirantes registrados; pero solo cuatro de ellos alcanzarán el cargo de Consejero Electoral. Aun no se define el espacio físico que en el que trabajarán durante casi un mes –por cargo honorario, sin sueldo-; y se asignará a su servicio personal administrativo de la Cámara de Diputados, con opción a que cada integrante lleve consigo a dos colaboradores de su confianza que serán remunerados. En general, todos coincidieron en que vendrán días intensos, de mucho trabajo pues antes del 9 de marzo –día convocado para el paro de mujeres- deberán entregar una propuesta con una metodología para seleccionar los mejores perfiles de los aspirantes.


AJ