NACIÓN

Crisis migratoria obliga a llamada de Kamala Harris con AMLO y Ebrard

El presidente tuitea que tras la llamada existe disposición para sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de derechos humanos

  • REDACCIÓN
  • 07/04/2021
  • 12:17 hrs
  • Escuchar
Crisis migratoria obliga a llamada de Kamala Harris con AMLO y Ebrard

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard platicaron con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, para atender la crisis migratoria en las fronteras entre México y Guatemala y con la Unión Americana.

"Platicamos con Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos y encargada de atender el asunto migratorio en Centroamérica. Existe disposición de nuestra parte para sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de los derechos humanos, sobre todo de niñas y niños", posteó el presidente.

Kamala Harris agradeció al presidente López Obrador por su cooperación en el tema migratorio y afirmó que espera trabajar con él para "mejorar las condiciones de las personas en el sur de México".

LA CRISIS MIGRATORIA

La región vive una potente ola migratoria hacia Estados Unidos desde la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca, a finales de enero, tras su promesa de llevar a cabo una política migratoria más laxa y ayudar a miles de solicitantes de asilo varados en la frontera mexicana.

Las autoridades estadounidenses detuvieron a 100.441 indocumentados en febrero, frente a los 78.442 de enero. Y se estima que las cifras de marzo sean todavía mayores.

Miles de ellos son migrantes menores de edad no acompañados.

Este 6 de abril, el gobierno de Joe Biden anunció el despliegue de un equipo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, en inglés) para atender "necesidades humanitarias urgentes" en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Joe Biden designó a finales de marzo a Kamala Harris como su encargada para frenar la migración desde Centroamérica y coordinarse con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de sus ciudadanos.

Por primera vez y tras un año de pandemia, México anunció a finales de marzo el control terrestre para actividades no esenciales en su frontera sur, alegando que se debía evitar la propagación del coronavirus.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, asumió la misión de frenar la migración irregular desde Centroamérica y la coordinación con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de sus ciudadanos hacia el norte desde el pasado 24 de marzo.

Su primer objetivo será frenar la llegada irregular de migrantes a EU con medidas para fortalecer la frontera y programas para que los centroamericanos puedan tramitar desde sus países de origen sus peticiones de asilo.

En segundo lugar, Harris supervisará los esfuerzos diplomáticos para fortalecer la colaboración con los países del Triángulo Norte, de donde procede la mayor parte de migrantes que han llegado en las últimas semanas a EU.

En este sentido, el objetivo de Harris será ayudar a esas naciones a combatir la corrupción, proveer oportunidades económicas a sus ciudadanos y fortalecer sus instituciones y Estado de Derecho.

El 23 de marzo se reunieron en Ciudad de México Roberta Jacobson y Marcelo Ebrard, y los acuerdos sobre migración a los que llegaron los gobiernos de México y Estados Unidos, pese a ser los primeros en el gobierno de Joe Biden, no marcan una diferencia clara con la política que manejó el expresidente estadounidense Donald Trump, así lo consideraron expertos en relaciones bilaterales, publicó La Silla Rota.

La coordinadora para Asuntos de la Frontera Sur del gobierno estadounidense, Roberta Jacobson hizo un llamado a la comunidad migrante de Centroamérica: "No vengan, la frontera está cerrada" y finaliza pidiéndoles paciencia en espera de noticias sobre asilo.

Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis, Comercio Economía y Negocios de la UNAM, consideró que, en este momento "entre ambos países solo puede haber mecanismos de cooperación, más que compromisos en el tema migratorio, solo es viable el entendimiento migratorio".

Empero, Gerónimo Gutiérrez, exembajador de México en Estados Unidos, consideró positivo que se hayan llevado a cabo las reuniones, aunque llegar a resultados "tardará y será difícil".

"La realidad nos confronta cuando buscamos soluciones rápidas a retos complejos como es el fenómeno migratorio. Me parece positivo que hayan tenido lugar estos encuentros. México y Estados Unidos deben trabajar juntos en esto", dijo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha hablado en dos ocasiones con el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. En la segunda llamada, el 22 de enero pasado, ambos mandatarios acordaron que los gobiernos de México y Estados Unidos colaborarán para hacer frente a diversos retos derivados de la situación sanitaria global, incluido el tema de combate al incremento de contagios.