NACIÓN

Crimen masacra a 1,500 mexicanos en lo que va del sexenio

La cifra de muertes en multiejecuciones se enmarca entre los más de 88 mil muertos a manos del crimen organizado en los casi tres años de gobierno de AMLO

  • MARCOS MUEDANO
  • 05/07/2021
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
Crimen masacra a 1,500 mexicanos en lo que va del sexenio
El presidente López Obrador ha negado que se registren masacres en su sexenio. (Cuartoscuro)

En su casa, cuando comían tacos con su familia, en fiestas infantiles, en velorios, en bares, en la calle, en las inmediaciones de instalaciones municipales, estatales y federales, el crimen organizado ha asesinado a más de mil 500 personas a través de masacres, entre el 1 de diciembre de 2018 y el 4 de julio de 2021.

Esta cifra se enmarca entre los 88 mil 721 muertos que registra el gobierno, en cifras el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre homicidios y feminicidios con violencia, en los casi tres años de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con criminólogos, una multiejecución es un asesinato en el que mueren más de tres personas en un mismo ataque o evento. En México, esta es una realidad constante que se registra en el país, por lo menos en las últimas dos décadas.

El presidente López Obrador ha negado que se registren masacres en su sexenio. Según el mandatario, ha disminuido la violencia. La supuesta verdad del presidente la ha expresado durante las conferencias en Palacio Nacional o en los informes de gobierno que ha dirigido a la población.

“Ahora hay justicia para el pobre y en materia de seguridad ya no manda la delincuencia organizada, ya no hay torturas, desapariciones, ni masacres, se respetan los derechos humanos y se castiga al culpable, sea quien sea”, dijo el 1 de septiembre de 2020.

Esta mañana, durante la conferencia de prensa mañanera, López Obrador aseguró que ya “no hay matanzas en el país” y que se ha contenido el delito de homicidio, pro admitió que las cifras de muertos a manos del crimen van en aumento.

“YA NO HAY MASACRES EN EL PAÍS”

Al ser cuestionado sobre los casos recientes de masacres, como la de Reynosa, Tamaulipas o Aguililla, Michoacán, dijo: “esos son enfrentamientos entre bandas, pero no es el Estado, que antes era el principal violador de los derechos humanos”.

Sin embargo, el presidente reconoció que no se ha disminuido el delito como la administración lo que quiere. A pesar de ello, dijo, hay una caída de 3 % en muertes.

No me gusta el autoengaño, eso corresponde a los demagogos y a los hipócritas. Nosotros tenemos dificultad para reducir como quisiéramos el delito de homicidio, pero hemos logrado contener el crecimiento que se traía en homicidios, incluso hay una disminución desde que llegamos, del 3%

Un seguimiento a las ejecuciones de más de tres personas, realizado por La Silla Rota, revela que los crímenes se han registrado prácticamente en todo el país, sin embargo, las entidades donde más casos son: Guanajuato, Estado de México, Tamaulipas Veracruz, Zacatecas, Baja California, Jalisco y Chihuahua.

La violencia de los cárteles y organizaciones criminales, durante esta administración, ha dejado a su paso escenas semejantes a la agresión contra la población con granadas –del 15 septiembre de 2008– en Morelia, Michoacán; la muerte de 19 internos al interior de un anexo en Chihuahua, el 10 de junio de 2010; o la muerte de 52 personas en el Casino Royale, en Monterrey, Nuevo León.

El conteo realizado por La Silla Rota muestra que la primera multiejecución de este sexenio fue el 3 de diciembre de 2018, cuando ocho policías de la Fuerza Única Regional (FRG) de Jalisco, fueron emboscados por un comando en el municipio de La Huerta. Un día después, siete civiles fueron ejecutados en Esperanza, Puebla.

De acuerdo con el seguimiento, los ataques se han registrado en contra de personas ajenas a las actividades que realizan los grupos criminales, menores, policías, así como entre las propias organizaciones criminales.

Una de las escenas más crueles de la disputa que mantienen las organizaciones criminales durante este sexenio, se registró el 8 de agosto de 2020 en Uruapan, Michoacán, cuando en diferentes zonas de la ciudad, e incluso puentes, fueron dejados los cuerpos de 19 personas.

El 9 de marzo de 2019, 15 personas que se encontraban en el bar “La Playa Men’s Club”, en Salamanca, Guanajuato fueron asesinadas por sicarios. El 19 de abril de 2019, 14 personas fueron acribilladas por sicarios cuando se encontraban en un salón de fiestas infantiles en la colonia Obrera, Minatitlán, Veracruz.

Otro de los casos se presentó el 14 de octubre de 2019, cuando 13 elementos de la Policía Estatal de Michoacán fueron asesinados en Aguililla, durante una emboscada por una organización que se disputa la zona.

En Iguala, Guerrero, el 15 de octubre, 14 civiles armados y un militar murieron durante un enfrentamiento entre organizaciones criminales y el Ejército.

El 4 de noviembre de 2019, nueve integrantes de la familia LeBarón, seis de ellos niños, fueron asesinados en Bavispe, Sonora.

La violencia también continuó en 2020. Un ejemplo de ello se presentó el 7 de junio de 2020, cuando 12 personas que se encontraban en un Centro de Rehabilitación en Irapuato, Guanajuato, fueron asesinados por un comando armado. El 26 de junio de ese mismo año, 14 cuerpos fueron hallados en la carretera de Fresnillo, Zacatecas.

El 1 de julio de 2020, 24 internos que se encontraban en el anexo "Recuperando mi Vida", en Irapuato, murieron durante un ataque por sicarios que se disputan la zona. Este año, 19 cuerpos calcinados fueron localizados en Camargo, Tamaulipas en los límites con Nuevo León. El ataque fue contra migrantes 22 de enero de 2021.

Incluso, durante la jornada electoral del pasado 6 de junio, nueve cuerpos fueron encontrados sobre la carretera en el municipio de Avanegas, San Luis Potosí. Uno de los ataques más recientes fue el 25 de junio pasado, en Valparaíso, Zacatecas, donde se localizaron 18 cuerpos.


“AUNQUE SE BURLEN VOY A SEGUIR DICIENDO ‘ABRAZOS, NO BALAZOS’”: AMLO


El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que mantendrá su estrategia de seguridad denominada “abrazos, no balazos”, aunque esto pueda causar burlas.

En conferencia mañanera, el presidente justificó que este plan se debe a que su gobierno no busca la confrontación ni la pérdida de vidas humanas, al ser cuestionado sobre la crisis de violencia que padece Aguililla, Michoacán.

“Conozco El Aguaje, Aguililla, toda esa región y el pueblo de Michoacán y es un pueblo bueno, un pueblo trabajador, entonces que no se dejen llevar, que no los enganchen, porque hay dos o tres grupos. Entonces, quieren apoderarse de territorios y provocar confrontación y pérdida de vidas humanas.

“Y nosotros no queremos eso, no queremos que nadie pierda la vida y aquí incluyo a todos, no quiero que pierdan la vida quienes están en las bandas delictivas, no quiero que pierda la vida nadie, no estoy de acuerdo con la vía violenta, soy pacifista, aunque se burlen, porque tengo una razón de fondo, aunque se burlen voy a seguir diciendo, abrazos, no balazos”, explicó el mandatario mexicano.

Agregó que en la zona buscan el diálogo sin dejar la seguridad en manos de grupos de autodefensa, ya que, dijo, su gobierno es como el de los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

“El Estado tiene como función básica garantizar la paz y la tranquilidad, no vamos a dejar como antes el que garanticen la paz los grupos de autodefensa, eso no, eso fue un grave error que causó muchas vidas, eso ya no se acepta y estamos buscando el diálogo.

“Y están muy interesados nuestros adversarios, mucho muy interesados en la provocación, en que caigamos en la trampa de la provocación, de la violencia, porque quisieran mancharnos, quisieran poder decir 'es lo mismo de antes'. No, yo no soy Peña ni soy Felipe Calderón”, lanzó.

López Obrador aprovechó para proyectar un video en el que el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, enfrenta al expresidente Calderón por su estrategia de seguridad.


MJP