RELEVO

Cossío Díaz, el ministro que no carga los asuntos en la espalda

El 30 de noviembre el jurista dejará el cargo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación
Cossío Díaz, el ministro que no carga los asuntos en la espaldaEl ministro José Ramón Cossío. (Especial)

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) José Ramón Cossío Díaz, deja el próximo 30 de noviembre el cargo, y si algo sabe es que “los asuntos no los puede ir cargando uno”.

Ello después de que tras una primera etapa en la academia, su desarrollo como juez constitucional lo llevó a madurar, ya que logró aprender de los debates en el pleno y ahora se siente satisfecho de que hizo lo mejor que pudo en la impartición de justicia.

“Los asuntos no los puede ir cargando uno; una vez resuelto un caso, ese caso debe quedar atrás, porque si uno fuera cargando los asuntos, se vuelve un problema. También aprendí en la Corte que quienes hoy son aliados en un asunto, mañana son los contrincantes de otro, o viceversa, uno no puede llevar esto a condiciones personales”, expresó.

Cossío Díaz llegó a la SCJN en un momento importante para el país, con una altísima expectativa en la democracia luego de casi siete décadas de gobiernos priistas que dieron paso al primer gobierno panista.

Pero a partir del 1 de diciembre, José Ramón Cossío se convertirá en ministro en retiro y se dedicará a la academia, ya que no está interesado en una carrera política.

TRAYECTORIA

José Ramón Cossío Díaz nació en la Ciudad de México en 1960. Estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Colima. Posteriormente, cursó la Maestría en Derecho Constitucional y Ciencia Política en el Centro de Estudios Constitucionales de Madrid. Asimismo, se graduó como Maestro en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México. Obtuvo el doctorado en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

Cossío Díaz es el ministro más mediático, el menos solemne, según registran los medios.

En 1983 comenzó su trayectoria como profesor impartiendo clases en diversas instituciones académicas, especialmente en el Instituto Tecnológico Autónomo de México desde 1987, en donde además ocupó el cargo de Jefe del Departamento de Derecho de 1995 a 2003.

Tras su designación como ministro, en 2003, a los 43 años de edad, José Ramón Cossío marcó una era al interior del máximo tribunal del país y fue protagonista de sentencias derivadas de asuntos relacionados directamente con los derechos humanos, como el de los militares con VIH, la interrupción del embarazo, el Caso Radilla o la invalidez del programa de desarrollo urbano de Tulum, entre otros.

En entrevista con Excelsior, dijo que México no es Venezuela, ya que existen contrapesos: “(El próximo presidente) tiene que contar con que el Poder Judicial le puede decretar nulidades de leyes”.

El ministro Cossío dice que aún reflexionará por quién votará y la “grilla” que hay entre sus colegas por la renovación de la presidencia de la Suprema Corte, que hace cuatro años implicó 34 rondas de votación interna para la designación de esta posición.


LEA TAMBIEN


Comisión de la Verdad, en manos de la SCJN

La Suprema Corte de justicia de la Nación será quien determine si se crea una Comisión de la Verdad para investigar la desaparición de los 43 normalistas






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información