NACIÓN

Contar con los tratamientos para diabéticos tipo 1, exigen legisladores, expertos y pacientes

Los afectados por este tipo de diabetes dependen de la insulina durante toda su vida

  • IRMA ROSA MARTÍNEZ A.
  • 26/02/2020
  • 18:56 hrs
  • Escuchar
Contar con los tratamientos para diabéticos tipo 1, exigen legisladores, expertos y pacientes
El presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República, Miguel Ángel Navarro, hizo un llamado al Estado a manifestar su espíritu humanista

Al destacar la falta de atención que enfrentan quienes padecen diabetes tipo 1, que son dependientes de la insulina toda su vida, el presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República, Miguel Ángel Navarro, hizo un llamado a las instituciones del Estado mexicano a manifestar su espíritu humanista porque “estamos sepultando a nuestros hijos y a nuestros nietos.

“Exigimos que haya la insulina que requieren nuestros pacientes y que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no interrumpa los procesos de autorización ni de licencias de diferentes moléculas nuevas que pueden salir al mercado o al sector público para las enfermedades que tienen los mexicanos y particularmente los diabéticos tipo 1”.

Es preciso, agregó, que el Senado y el Poder Legislativo den fluidez al acceso a la insulina para los pacientes con diabetes tipo 1 que son insulino-dependientes de manera permanente, “porque los pacientes la deben tener garantizada no cuando la mande China o la India, sino cuando lo produzcamos y lo tengamos nosotros de manera oportuna”.

TE PUEDE INTERESAR: LA DIABETES MELLITUS TIPO 1 LES CAMBIÓ LA VIDA

La diabetes tipo 1 es una enfermedad que sobre todo padecen niños y jóvenes quienes requieren de tratamiento permanente por el resto de su existencia y que no reciben los tratamientos adecuados en el primer nivel de atención, por lo que la mayor parte de los costos recaen en el bolsillo de la familia. De acuerdo con información ofrecida por expertos, actualmente hay alrededor de 2 millones de personas afectadas en el mundo. Y de acuerdo con el Inegi, ha habido un aumento progresivo en los últimos 20 años de muertes por diabetes mellitus.  

Lo anterior quedó de manifiesto durante el Foro “Retos y Perspectivas de las personas que viven con Diabetes Mellitus tipo 1”, que se llevó a cabo en el Senado de la República. Ahí, el senador Navarro y otros médicos expertos en la materia, analizaron la problemática que enfrentan los pacientes de este tipo de diabetes toda vez que la mayor atención que se da en las instituciones del sector público es a la diabetes tipo 2.

El presidente de la Comisión de Salud apuntó que la diabetes tipo 1 afecta mayormente a las personas de clase media y baja y pidió no basar nuestra esperanza de contar con los medicamentos en la idea de comprar en otros países. “Incrementemos los procesos de investigación nacional, también incrementemos la producción nacional”, subrayó.

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir

Durante el foro, la doctora Abril Arellano Llamas, endocrinólogo-pediatra del Centro Médico Nacional “La Raza”, explicó que este tipo diabetes no se pueden  prevenir ni se puede saber a quien le va a afectar. “No tiene cura y sin tratamiento lleva a la muerte”. Y se pueden presentar casos hasta en niños de 1.5 años aunque lo más común es desde los 5 años.

La doctora lamentó que a pesar de que estos pacientes se tienen que hacer mediciones de su glucosa hasta siete veces al día, ni cuando están hospitalizados pueden tener acceso a un glucómetro. Y cuando los pacientes no cuentan con seguridad social el tratamiento es muy caro.

Precisó que si se toma en cuenta el gasto de un tratamiento con elementos mínimos, (sólo insulina y jeringas) lo que las personas tienen que invertir es más de 53 mil pesos al año. Un paciente controlado, que debe pagar consultas, análisis, medidores de insulina, la insulina misma, jeringas y lancetas tienen que gastar más de 88 mil pesos. Y si la enfermedad se complica, 1 millón de pesos al año.

Por su parte, el doctor Martín Herrera Cornejo, exgobernador del Capítulo México del “American College of Physicians”, lamentó que en el Instituto Mexicano del Seguro Social se haya dado la instrucción de que el examen de hemoglobina glucosilada, que por lo menos se debería aplicar dos veces al año a los pacientes con diabetes tipo 1, ahora se haga cada año. A nivel internacional la recomendación es que se realice cada 3 meses.

Es una prueba que permite ver la situación de los últimos tres meses y sólo se la realiza el 20 por ciento de los pacientes, indicó.

Por otra parte, el doctor Herrera Cornejo apuntó que la carga económica de la diabetes mellitus en México es de casi 179 mil 500 millones de pesos, equivalente al 1.11 por ciento de Producto Interno Bruto. Los costos indirectos alcanzan 183 mil millones de pesos (1.14 por ciento del PIB), de acuerdo con información de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud). 

AJ