NACIÓN

Congelan cuentas millonarias al abuelo del niño tirador de Torreón

Las cuentas bancarias congeladas por la UIF suman 100 millones de pesos

  • REDACCIÓN
  • 14/01/2020
  • 13:47 hrs
  • Escuchar
Congelan cuentas millonarias al abuelo del niño tirador de Torreón
Congelan cuentas millonarias al abuelo del niño tirador de Torreón (Foto tomada de la web)

Las cuentas bancarias de José Ángel "N", abuelo del niño que perpetuó un tiroteo en el Colegio Cervantes de Torreón, Coahuila, fueron congelas.

De acuerdo con Ciro Gómez Leyva, el congelamiento fue informado por Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Los detalles de este caso fueron informados por Nieto tras una reunión que mantuvo con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

A través de su cuenta de Twitter, Gómez Leyva detalló que las cuentas bancarias congeladas por la UIF suman 100 millones de pesos.

Entre los movimientos irregulares que fueron detectadas en las cuentas, según el periodista, es la compra de seis camionetas de lujo en dos años, flujos millonarios de dinero en efectivo y diversas cuentas bancarias en Estados Unidos.

"Se encontró algún tipo de actividad irregular en cuanto al flujo de efectivo a sus cuentas bancarias y a empresas ligadas a él, así como transferencias internacionales a Estados Unidos. Esto ha motivado la necesidad de verificar el origen licito de los recursos", dijo por su parte Santiago Nieto.

Apenas la noche del lunes se informó la detención del abuelo del menor fallecido por parte de la Fiscalía General de Coahuila.

El fiscal coahuilense, Gerardo Márquez Guevara, aseguró que la captura fue por su presunta responsabilidad por el delito de homicidio por omisión.

Es decir, se le adjudica al hombre de 58 años la culpabilidad por ser el dueño de las armas y no tener el cuidado debido.

Esto también se debe a que las dos armas con las que el menor de 11 años perpetró el ataque pertenecían a su abuelo.

Una de las dos armas se podía poseer con permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pero la otra era de uso exclusivo del Ejército.

(Rodrigo Gutiérrez)