NACIÓN

¿Cómo va el programa Jóvenes Construyendo el Futuro?

En ocho estados se han detectado irregularidades, como robos de identidad, empresas fantasma, cobros de cuotas, hackeo en el sistema y corrupción

  • REDACCIÓN
  • 12/08/2019
  • 13:05 hrs
  • Escuchar
¿Cómo va el programa Jóvenes Construyendo el Futuro?
Los delegados de diferentes estados señalaron que los jóvenes dan desde 500 a mil 600 pesos a las empresas o instituciones del programa, para no asistir a la capacitación (Especial)

El programa insignia del gobierno federal, Jóvenes Construyendo el Futuro, no se ha salvado de la corrupción.

El diario Milenio informó que en algunas entidades donde el programa es aplicado, han sido detectados robos de identidad, empresas fantasma, cobros de cuotas, hackeo en el sistema y corrupción.

Los delegados regionales de Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Guerrero, Nayarit, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán señalaron que los jóvenes dan desde 500 a mil 600 pesos a las empresas o instituciones del programa, para no asistir a la capacitación.

En otros casos a los jóvenes se les retienen sus tarjetas a los beneficiarios para quedarse con todo o una parte de la beca.


En Tabasco, se tienen registradas 200 denuncias de los beneficiarios por el cobro de cuotas injustificado y se han detectado hasta el momento a 140 empresas que han incurrido en actos ilegales, mismas que ya fueron dadas de baja de la plataforma del programa.

Mientras que, en Sonora, al menos 18 empresas han sido dadas de baja por la misma razón. Sin embargo, no se procedió jurídicamente en su contra; 12 más se encuentran bajo investigación.

En Guerrero, el subdelegado regional del gobierno, Iván Hernández Días, dijo que “varios ciudadanos acudieron a la convocatoria que tenían asociaciones civiles, pero bajo ese esquema, como ellos lo iban a ingresar al sistema y buscar al tutor, el joven tendría que dar un porcentaje a las asociaciones cada que realizaran un cobro, por esa razón se tomó la decisión de restringirles su participación en el programa”.

Mientras que en Yucatán se llevarán a cabo en los siguientes días acciones de vigilancia y supervisión para verificar que los becarios acudan a sus capacitaciones “y no solo cobren la beca sin aprender algún oficio o labor”.

“Hay empresas que les han dicho a los jóvenes que, si su beca es de 3 mil 600 pesos, que les den una parte y no se presenten, si alguien les está pidiendo una parte de su apoyo que nos los reporten porque, aunque las empresas afiliadas amenacen con darles de baja del programa a los jóvenes, no lo pueden hacer”, dijo.

En Nayarit y Chiapas se detectaron empresas fantasma que buscaban reclutar jóvenes para incorporarlos y desviar los recursos.

En San Luis Potosí ocurrió algo similar, solo que en este caso las empresas les pedían la mitad del dinero a los jóvenes a cambio de no hacer nada.

En Aguascalientes no se llegó a la meta esperada en el programa, ya que la mayoría de los jóvenes no cumplieron con los requisitos para ingresar. “No significa que no haya ninis en la entidad, sino que a lo mejor no les causó interés”.


En conferencia de prensa matutina, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcaldé, aseguró que el gobierno y las empresas monitorean y evalúan de forma que se puede mejorar el programa.

“Seguimos trabajando muy de cerca y muy de la mano con el sector privado, con las cámaras empresariales, tenemos constantemente reuniones de planeación, de seguimiento, de monitoreo, evaluación e incluso discusiones de áreas de oportunidad en el futuro”, dijo la secretaria.

Agregó que el programa hasta el momento opera en 96% de los municipios del país, un total de 905 mil jóvenes aprendices inscritos con 181 mil tutores en 157 mil centros de trabajo.