NACIÓN

¿Cómo podrás fumar mota sin tener broncas con la autoridad?

El pleno del Senado avaló la nueva regulación del cannabis, que permitirá la venta de productos lúdicos y tope de portación; oportunidad perdida: expertos

  • ALEJANDRA CANCHOLA
  • 19/11/2020
  • 17:29 hrs
  • Escuchar
¿Cómo podrás fumar mota sin tener broncas con la autoridad?
El Senado de la República avaló en lo general la nueva regulación del cannabis en México (Foto: Cuartoscuro)

Con los votos unidos de la oposición y la mayoría, el pleno del Senado de la República avaló en lo general la nueva regulación del cannabis en México, que permitirá la venta de productos lúdicos relacionados a la planta y la portación hasta por 28 gramos.

El dictamen que reforma la Ley General de Salud, el Código Penal Federal y la crea la Ley Federal de Regulación de Cannabis pretende cumplir el mandato que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le dio al Congreso de la Unión, desde enero del año pasado.

Los senadores enviarán a la Cámara de Diputados las reformas para que cumplan su proceso legislativo y puedan entrar en vigor antes de que termine el año. Entre gritos de júbilo, plantas de cannabis y pancartas, los senadores celebraron el avance.

Durante la discusión del dictamen se aprobó una adenda que reforma algunos artículos de la Ley Federal de Regulación de Cannabis y que agrega el reconocimiento al libre desarrollo de la personalidad como un derecho de la ciudadanía mexicana.

Pese a que todos los grupos parlamentarios, menos el PAN, se posicionaron en favor del dictamen, hubo siete abstenciones y 18 votos en contra en la votación en lo general, pues hubo senadores panistas que votaron en favor de las reformas. 

Entre los panistas que votaron con la mayoría parlamentaria estuvieron la senadora Xóchitl Gálvez y el senador Gustavo Madero, quienes se dijeron en favor del avance de las libertades y de quitarle el mercado de venta de marihuana al crimen organizado.

“Aquellos que no quedan satisfechos con el contenido, lo que les digo es que esto va a caminar, es importante que vayamos analizando las experiencias, dejemos de criminalizar el consumo, agradezco al PAN porque en este grupo nos dejan disentir y votar conforme a nuestros principios “, dijo Gálvez Ruiz.

En la discusión, el coordinador de los senadores de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, aseguró que “el consumo de cannabis no ha matado a nadie, pero la guerra entre cárteles mata a miles de personas en nuestro país”.

Senadores del PRI y Movimiento Ciudadano aseguraron que el dictamen es perfectible, pero se unieron al posicionamiento de Morena al considerar que es un gran avance que cumple con las exigencias de la ciudadanía mexicana de estos tiempos.

El senador Damián Zepeda, quien fijó la postura del PAN en contra afirmó que con las reformas “los jóvenes van a andar fumando en los parques y se va a vender droga en las tienditas de la esquina”, pese a que el dictamen prohíbe su consumo en espacios públicos, así como la venta a menores de edad y en comercios sin licencia.

“La Corte no ordenó absolutamente anda, lo único que dijo la Corte es que tenemos que hacer posible ese derecho, si alguien quiere fumar en su privacidad ya tiene ese derecho, hasta cinco gramos. La Corte no ordenó abrir tienditas de marihuana”, argumentó.

El senador del PRI Jorge Carlo Ramírez afirmó en favor del dictamen, que “sí corremos el riesgo de abrir tienditas en las esquinas, pero sólo si el Senado fracasa, sólo si abandona su responsabilidad como órgano del Estado”.

PROHIBICIÓN CONTINÚA

Para Tania Ramírez, directora de incidencia de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), esta fue “una oportunidad histórica perdida”, pues la prohibición para el consumo individual continúa, mientras que se dio paso a una industria que puede llegar a ser monopólica entre dos o tres empresas. 

“Se avanza a que la portación máxima sean 28 gramos, pero se mantiene el delito de portación y se suma otro, el régimen de sanciones administrativas por parte de la autoridad sanitaria, eso no es un avance”, sentenció en entrevista con La Silla Rota.

Ricardo Gluyas Millán, especialista del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), consideró que la nueva legislación no debe ir en contra de los consumidores, en ningún punto de la misma, y sí en contra del mercado negro de cannabis

El Movimiento Cannábico Mexicano emitió una bitácora de recomendaciones al dictamen que se presentó ante el pleno, donde aseguran que la prohibición se mantiene, pues que para el alcohol y el tabaco la portación máxima individual no existe. 

“Si el tabaco y el alcohol para uso personal no tienen límites, puedes tener la cantidad de botellas y cajetillas que quieras, y el cannabis es menos peligrosa, ¿por qué hay límites a la cantidad o tipo de plantas que son sin fines de lucro? Lo prohibido es comerciar.

“¿Por qué se le prohíbe a la gente hacerse una galleta infusionada o medicada, pero puede comprarla en el mercado que, además, excluye a la industria mexicana de comestibles para dársela a las farmacéuticas?”, cuestionaron en el documento. 

De acuerdo con Tania Ramírez, la nueva regulación sólo plantea darle entrada a una industria con la que los campesinos mexicanos difícilmente podrán competir, por ello consideró que las reformas no tomaron en cuenta la justicia social. 

“No sólo sigue igual sino que no se toma en cuenta la desventaja de las comunidades históricamente afectadas por la prohibición, ignora la justicia social y legisla para las grandes empresas”, señaló.

CUMPLE CON MANDATO DE LA CORTE

Para Gluyas Millán, la nueva regulación sí representa un avance en materia de regulación para evitar la venta a menores de edad, el decomiso que deriva en destrucción de producto ilegal y se legisla un tema donde había vacío legal.

“No hay sobre-regulación porque estamos ante un vacío legal, es un intento que, aunque perfectible, hacía mucha falta avanzar. México necesita este marco regulatorio porque nuestra realidad es otra respecto al uso de cannabis, tanto en el uso medicinal como en el lúdico”, aseguró el especialista. 

Para la senadora Jesusa Rodríguez (Morena), el dictamen sí representa un avance respecto a la libertad de consumo que -según dijo- debe tener el cannabis, pero debió eliminarse por completo la prohibición a la portación individual. 

“Al pueblo mexicano le urge abandonar las posiciones moralistas, respetar a los usuarios y regular un mercado que, al ser ilegal, permite que llegue a los menores y que criminaliza al sector campesino, uno de los grandes afectados por la ignorancia. Lo que realmente ha dañado a la sociedad mexicana no es el consumo de cannabis, sino su prohibición, no son las sustancias sino las circunstancias”, dijo.

El Movimiento Cannábico Mexicano difirió de éstas consideraciones, pues aseguraron que una La Ley de Regulación y Control de Cannabis “debería ser para todos y para todos los usos, no sólo lo lúdico y no sólo para todos menos la industria farmacéutica”.