NACIÓN

CJNG: La herencia de “El Mencho” se desvanece

El líder del CJNG no está pasando los mejores momentos, sus dos hijos se encuentran detenidos en EU; la única opción para evitar condenas severas es delatar a la organización de su padre

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 27/02/2020
  • 18:18 hrs
  • Escuchar
CJNG: La herencia de “El Mencho” se desvanece
CJNG: La herencia de “El Mencho” se desvanece (Foto Especial)

Los dos primeros meses el 2020 han sido una pesadilla para Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho, líder del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Sus dos hijos y miembros importantes dentro de la organización criminal que lidera se encuentran bajo resguardo de las autoridades estadunidenses.

Ambos jóvenes son producto de la relación de “El Mencho” con Rosalinda González Valencia, “La Jefa.

Rosalinda es miembro de “Los Cuinis”, organización criminal formada por innumerables hermanos que se encargan de las finanzas del CJNG, su líder es Abigael González Valencia, “El Cuini”.

La herencia de “El Mencho” se desvanece y la única opción para evitar condenas severas en su contra, como la cadena perpetua, es exponer las entrañas del CJNG, el cártel de su padre.

La Negra”, la joven empresaria del CJNG

Jessica Johana Oseguera González, “La Negra”, nació el 23 de julio de 1986. Actualmente con 33 años, cuenta con doble nacionalidad: estadounidense y mexicana.

Es licenciada en Mercadotecnia egresada de una universidad de Guadalajara, Jalisco, donde el cártel de su padre tiene su centro de operaciones.

Oseguera González se encarga de las empresas del CJNG con las cuales lavan dinero proveniente del crimen organizado.

Desde sus tempranos 22 años, Jessica Johana ha sido accionista y dueña de viseras empresas principalmente asentadas en Jalisco.  

Sus empresas fachadas van desde tequileras, cabañas para vacacionar, restaurantes, agencias de publicidad y hasta empresas agrícolas.

En septiembre del 2015, el Departamento del Tesoro boletinó a más de 20 empresas por ser lavadoras de dinero del CJNG, varias de ellas propiedad de Jessica Johana.

Jessica Johana estuvo cerca de ser detenida en mayo del 2018, cuando autoridades mexicanas implementaron una orden de aprehensión que había en su contra y su madre Rosalinda. En esa ocasión, sin embargo, sólo capturaron a “La Jefa”, quien en tan solo seis meses alcanzó su libertad.

Desde entonces, tanto “La Negra” como “La Jefa” se ampararon contra cualquier orden de aprehensión en su contra.

El amparo a favor de Jessica Johana fue concedido por el magistrado Isidro Avelar Gutiérrez, quien en mayo del año pasado fue ingresado a la lista negra del Departamento del Tesoro y sus cuentas bancarias fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), lo acusaron de recibir sobornos para realizar fallos a favor del CJNG.

Posteriormente el magistrado fue suspendido por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y finalmente detenido por la Fiscalía General de la República (FGR) en noviembre del 2019.

El error de “La Negra” fue pisar territorio estadounidense, donde fue detenida la tarde de 27 de febrero.

Actualmente se encuentra detenida en Washington acusada por su participación en cinco entidades comerciales designadas por el Departamento del Tesoro estadounidense, relacionada a las actividades internacionales de narcotráfico del CJNG.

El Menchito”, el audaz segundo al mando del CJNG

Desde muy temprana edad, Rubén Oseguera González, “El Menchito, se convirtió en el segundo al mando del CJNG, incluso arriba de su tío “El Cuini”, sólo por debajo de su padreEl Mencho”.

Cuando el CJNG comenzaba a repuntar en el mundo del narcotráfico, “El Menchito” fue detenido en Zapopan Jalisco, en enero de 2014, desde entonces comenzó una inusual relación con la justicia.

Oseguera González fue liberado diez meses después, cuando un juez ordenó su liberación, pero esta no pudo concretarse, a la salida, elementos ministeriales lo esperaban para detenerlo de nuevo por otra orden de aprehensión.

Pasaron dos meses y "El Menchito" fue liberado de nuevo, en diciembre del 2014, por faltas de pruebas, sin que las autoridades pudieran detenerlo otra vez.

Oseguera González disfrutaba de las mieles de la libertad, cuando en junio del 2015 fue detenido de nuevo, también en Zapopan.

Una semana después, el primero de julio del mismo año, fue liberado por tercera ocasión por violaciones al debido proceso, como una intromisión ilegal en la casa de "El Menchito" y la tardanza de nueve horas para ponerlo a disposición del Ministerio Público.

La suerte no jugó del lado de Oseguera González, pues elementos federales lo volvieron a detener saliendo del penal. Desde entonces continúa en la cárcel.

Uno de los jueces que tiraron uno de los tantos casos en contra de “El Menchito” fue el magistrado Isidro Avelar, el mismo que amparó a su hermana y madre contra una orden de aprehensión.

La disputa con la justicia no paró. Rubén luchó por años contra la extradición a Estados Unidos, también buscó ser trasladado al penal de Puente Grande, en Jalisco, donde estaría cerca del centro de operaciones de su padre.

Al final el traslado a tierras tapatías fue rechazado, lo transfirieron al penal de Tapachula, Chiapas, al de Hermosillo, Sonora, y la extradición consumada el pasado 20 de enero.

A “El Menchito” es acusado de asociación delictuosa para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína y 500 gramos o más de metanfetamina, así como por el uso y la posesión de un arma de fuego para fomentar delitos contra la salud.  

Cadena perpetua o la traición

Las acusaciones contra los Oseguera González son serias, ambos podrían recibir una condena mínima de 10 años de prisión a máxima de cadena perpetua.

El Menchito” y “La Negra” tienen una opción para evitar la pena máxima: traicionar a su padre, “El Mencho”.

Las autoridades estadounidenses muy probablemente ofrecerán a los hermanos Oseguera González una pena reducida a cambio de colaborar con ellos y entregar información sensible contra el CJNG y su padre.

Varios de los testigos en el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, eran excolaboradores del cártel de Sinaloa, quienes detenidos ayudaron a hundir al capo criminal a cambio de beneficios personales, algunos de ellos incluso fueron pieza clave en la captura del narcotraficante sinaloense.

Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”; Jesús “El Rey” Zambada García; los gemelos Pedro y Margarito Flores; y Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, son algunos de los testigos que recibieron beneficios en sus sentencias tras declarar contra “El Chapo”.

El Menchito” y “La Negra” podrían negociar la información que ellos quieren dar del cártel. Por ejemplo, “El Vicentillo” expuso las entrañas del cártel de Sinaloa y ayudó en la caída de Guzmán Loera, sin embargo, no entregó información sensible de su padre, Ismael Zambada García, “El Mayo”.

En este caso, es muy poco probable que Rubén y Jessica Johana puedan ofrecerle información más interesante para las autoridades estadounidense que aquella sobre su padre, Nemesio Oseguera Cervantes.

Dependerá de los hermanos lo que decidan, pues el gobierno estadounidense está enormemente interesado en detener a “El Mencho”, ingresar al CJNG como una de las cinco organizaciones criminales más peligrosas del mundo y la recompensa de 10 millones de dólares en su contra lo demuestra.