NACIÓN

Cienfuegos llegará a México como un ciudadano en libertad: Ebrard

La detención de Cienfuegos pone en juego el prestigio de las Fuerzas Armadas, aseguró el presidente; no hay orden de aprehensión en su contra, dijo Ebrard

  • REDACCIÓN
  • 18/11/2020
  • 08:55 hrs
  • Escuchar
Cienfuegos llegará a México como un ciudadano en libertad: Ebrard
Con caso Cienfuegos, se pudo "ir abajo" cooperación México-EU: Ebrard (Foto Cuartoscuro)

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, aseguró que el exsecretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos, llegará a México como un "ciudadano en libertad".

"Cienfuegos viene en libertad. Es un ciudadano en libertad. Se le notificará que se inicia un proceso en México", dijo el canciller.

El canciller también insistió que Cienfuegos llegará como un hombre libre a México, pues sería liberado en Nueva York, y será la Fiscalía General de la República (FGR) la que decidirá si pide o no una orden de aprehensión.

"Cienfuegos será repatriado como ciudadano en libertad, no viene como un detenido. La diferencia con un procedimiento de extradición se lleva a cabo con orden de aprehensión".

La investigación se basará en la evidencia que la Administración para el Control de las drogas (DEA) entregó a las autoridades mexicanas, dijo el canciller.

"Toda la investigación se limita a lo que tiene Estados Unidos y no hay otras investigación previa o diferente a esa", dijo el Canciller.


Ebrard aseguró que la poca comunicación en la detención del exsecretario de la Defensa Nacional se pudo "ir abajo" la relación entre México y Estados Unidos.

"(Al fiscal general de Estados Unidos, William Bar) le transmito un cordial extrañamiento y le digo que el edificio que construimos juntos se puede ir abajo, porque no habiendo confianza no se puede cooperar", dijo el canciller.

Y agregó: "La conversación con el fiscal de Estados Unidos fue en esos términos, no puedes tener una cooperación tomando una acción unilateral de esa naturaleza, si hay elementos -de los cuales México no estaba informado-".
Ebrard fue insistente en que la intervención de México en el caso Cienfuegos es bajo el argumento de que debe haber confianza y comunicación entre ambos países.

"Debe alimentarse en la confianza, si no hay confianza es muy difícil llevar a acabo una lucha eficaz contra el crimen [...] es una decisión que consideramos positiva y debe dar lugar a que la cooperación se mantenga con respeto a la soberanía mexicana", señaló el canciller.

 

 

Ebrard dijo que si Estados Unidos hubiera informado a México, nada de esto hubiera ocurrido.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que exista un conflicto bilateral si México no procediera legalmente a Cienfuegos, Ebrard aseguró que eso hubiera sucedido si Estados Unidos no hubiera aceptado las peticiones del gobierno mexicano. 

"Vamos a suponer que en México detenemos a un alto funcionario [...] vamos a tener un grave desencuentro", dijo el titular de la SRE.

Ebrard aseguró que no hubo presiones por parte de México, ni pidió nadas a cambio -como no reconocer a Joe Biden como ganador de las elecciones en Estados Unidos- para que la fiscalía estadounidense retirara los cargos. 

En el mismo sentido el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo: "no hubo nada a cambio, nosotros no establecemos compromisos que afecten nuestros principios [...] teniamos la obligación de hacer, porque sentimos que no se había cuidado el procedimiento".

El presidente aseguró, sobre este caso, que "no somos más que nadie, pero tampoco menos que nadie". 

López Obrador aseguró que no hubo impunidad, ni presiones en el retiro de cargos contra el exsecretario.

"No significa impunidad, significa que se inicie una investigación que ya se comenzó a partir que nos envían elementos de prueba", dijo el mandatario en conferencia mañanera.

López Obrador también rechazó que hubiera presiones por parte de las Fuerzas Armadas para que México interviniera en Estados Unidos por el general: "No admitimos presiones de nadie".

El presidente aseguró que la detención de Cienfuegos puso en juego el prestigio de las Fuerzas Armadas

"Con el caso Cienfuegos además está en juego el prestigio de nuestras Fuerzas Armadas y no vamos a permitir que se menoscabe a nuestras instituciones", dijo López Obrador.

López Obrador llamó a esperar las pruebas que hay contra Cienfuegos.

Ebrard aseguró que Estados Unidos tiene confianza en el gobierno de México y en la FGR, "si no hubiera confianza, esto nunca hubiera sucedido".

López Obrador aseguró que su gobierno intervendría en cualquier circunstancia que afectara a un mexicano.

Al ser cuestionado sobre por qué no se hizo lo mismo en el caso de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública, también detenido en Estados Unidos, el canciller explicó que Cienfuegos no reside, ni tiene operaciones en Estados Unidos y las acusaciones son sólo en México.

La desestimación de las acusaciones contra Cienfuegos será definida en una audiencia este miércoles y si la jueza que lleva el caso acepta la petición de la fiscalía estadounidense podría llegar a México desde hoy, pero ve más posible que sea mañana.