NACIÓN

Cázares Salazar, la narcofamilia vinculada a "El Chapo" y "El Mayo"

Con un bajo perfil, la familia lleva más de una década boletinada por autoridades estadounidenses, mientras en México es liderada por una mujer

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 26/05/2020
  • 14:29 hrs
  • Escuchar
Cázares Salazar, la narcofamilia vinculada a El Chapo y El Mayo
Los Cázares Salazar, la narcofamilia vinculada a “El Chapo” y “El Mayo” (Foto Especial)

Su nombre poco suena en los andares mediáticos del narcotráfico, sin embargo, es una de las familias más prominentes del narcotráfico.

De bajo perfil, presumen ser exitosos empresarios, pero detrás hay una extensa red de lavado de dinero, son los Cázarez Salazar. 

Su importancia en el mundo de las drogas es tal que tienen un vínculo muy particular con Ismael Zambada García, “El Mayo”, y Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, líderes fundadores del cártel de Sinaloa

La cabeza de esta narcofamilia es Blanca Margarita Cázares Salazar, conocida como “La Emperatriz del Narco”.

Nacida el 18 de septiembre de 1954, apunto de cumplir los 66 años, es considerada por las autoridades estadounidenses como la lavadora de dinero favorita de “El MayoZambada

Junto con “La Emperatriz del Narco”, a la red criminal de los Cázares Salazar se suman su esposo Arturo Meza Gaspar, así como sus tres hijos Arturo, Gipsy y Lizbeth Meza Cázares.

El hermano de Blanca Margarita, Víctor Emilio Cázares Salazar, es identificado por la Administración para el Control de la Droga (DEA, por sus siglas en inglés), como uno de los líderes del Cártel de Sinaloa.  

Otros de los socios financieros de la familia Cázares Salazar son Jorge Normando Patraca Ponce, Roberto Pérez Verduzco, María Tiburcia Cazarez Pérez, Epifanio Zazueta UrreaMarco Antonio Olivas Ojeda y Blanca Armida Aguirre Sánchez.

La narcofamilia liderada por la “Emperatriz del Narco” opera en todo México y en California, Estados Unidos.

Los Cázares Salazar posee y controla una compleja red de negocios ubicados en Culiacán, Sinaloa; Guadalajara, Jalisco; Tijuana, Baja California; y la Ciudad de México.

Con sede en Culiacán, Sinaloa, está el Consorcio Inmobiliario del Valle de Culiacán, Cazper Importaciones y Patraca (también conocido como Boutique Patraca). 

En Tijuana, Baja California, cuentan con Mexglobo, Multiservicios y AGBAS Consultores, así como Toys Factory y Hacienda Cien Años de Tijuana.

Además, está  CHIKA'S , una cadena de aproximadamente 20 boutiques de joyería y cosméticos ubicadas en ocho estados del país, que son operadas por Sin-Mex Importadora en la Ciudad de México y Comercializadora Jalsin en Guadalajara, Jalisco.

Esta red de empresas de fachada también utiliza a Comercializadora Toquin, Comercial Joana, Comercial Domely y Comercializadora Brimar's para facilitar las transacciones de las tiendas tanto a nivel internacional como dentro de México.

La red de los Cázares Salazar fue puesta a la luz en 2007 por el Departamento del Tesoro en Estados Unidos, mismo año en que Víctor Emilio Cázares fue detenido. 

La familia Cázares Salazar ha estado ampliamente relacionados con la familia Guzmán Loera.

En 2008, cuando Edgar Guzmán López, el hijo de “El Chapo” y hermano de Ovidio Guzmán López, fue asesinado en Culiacán por pistoleros de los Beltrán Leyva, entre los abatidos se encontraba Arturo Meza Cázares, hijo de "La Emperatriz del Narco" y uno de los miembros de su red de lavado de dinero

Por su fuera poco, Edgar Cázares, otro de los hijos de “La Emperatriz del Narco”, se casó a principios de año con una de las hijas de “El Chapo”, en la Catedral de Culiacán, en Sinaloa

Aunque Edgar no ha sido señalado por actividades ilícitas, su apellido lo vincula siempre al narcotráfico.

Se desconoce si la esposa de Edgar es Alejandrina, hija de María Alejandrina Salazar Hernández, la primera esposa de “El Chapo”; o Griselda Guadalupe, hija de Griselda López, segunda esposa del capo. 

Aunque todo indica que se trata de la segunda, pues en la boda estuvo presente Ovidio Guzmán López. 

Más de una década ha pasado desde que los Cázares Salazar fueron boletinados por autoridades estadounidenses y siguen operando.