NACIÓN

Cancillería desclasifica nota diplomática sobre caso Cienfuegos

En el documento, la cancillería señala un “profundo extrañamiento” por la falta de información al gobierno de México sobre la investigación contra Cienfuegos.

  • REDACCIÓN
  • 21/12/2020
  • 09:50 hrs
  • Escuchar
Cancillería desclasifica nota diplomática sobre caso Cienfuegos
Cancillería desclasifica nota diplomática sobre caso Cienfuegos (Foto Cuartoscuro)

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) desclasificó la nota diplomática en la que el gobierno de México mostró su desacuerdo en la forma en la que fue capturado el general Salvador Cienfuegos, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), por autoridades de Estados Unidos.

La nota diplomática fue dada a conocer por Roberto Velasco, director general para América del Norte de la SRE

“Conforme lo instruyó el presidente López Obrador y en apego al principio de máxima publicidad, se desclasifica la nota diplomática enviada al gobierno de Estados Unidos el 28 de octubre de 2020 relacionada con la detención del general en retiro Salvador Cienfuegos”, señaló Velasco en su cuenta de Twitter.

La cancillería señala un “profundo extrañamiento” por la falta de información al gobierno de México sobre la investigación contra Cienfuegos

“Sorprende a este gobierno que se haya soslayado los mecanismo formales de intercambio de información y cooperación disponibles en el caso”, señala la carta.

El documento refiere que hay instrumentos de cooperación suscritos en ambos países en materia de seguridad que el gobierno de Estados Unidos no cumplió. 

Salvador Cienfuegos fue detenido el pasado 15 de octubre en Los Ángeles, California, acusado de nexos con el narcotráfico.

Un mes y un día después, tras un acuerdo entre ambos países, los cargos contra Cienfuegos fueron retirados en Estados Unidos y repatriado como un hombre libre a México.

En nuestro país, Cienfuegos sería investigado por la Fiscalía General de la República (FGR), hecho del que las autoridades no han dado avances. 

El argumento del gobierno mexicano es que la detención violó los tratados entre ambos países, así como la soberanía del país. 

Versiones extraoficiales señalan que el Ejército presionó al presidente para que interviniera en el caso. 

También trascendió que el gobierno amenazó con prohibir la presencia de agentes de la DEA en México, hecho que López Obrador rechazó.

Sin embargo, en el Congreso se discute una iniciativa del presidente para regular agentes extranjeros con presencia en México, ley que ha prendido las alarmas en Washington, donde ven en la legislación un atraso en la cooperación entre ambos países y en el combate al narcotráfico trasnacional.