NACIÓN

Cáncer de ovario, un mal que ha sido ignorado: Incan

La doctora Dolores Gallardo alerta que falta capacidad para detectar y atender el cáncer de ovario, cuyos síntomas se parecen a la colitis

  • IRMA ROSA MARTÍNEZ A.
  • 18/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Cáncer de ovario, un mal que ha sido ignorado: Incan
El 95% de los cánceres de ovario son epiteliales (afectan a mujeres menopáusicas) y si no se detectó oportunamente es necesario aplicar quimioterapia

La doctora Dolores Gallardo, responsable del Programa de Cáncer de Ovario en el Instituto Nacional de Cancerología (Incan), lanza una voz de alerta porque este tipo de enfermedad ha sido ignorada y las mujeres que llegan con una situación de emergencia no son admitidas en los hospitales por desconocimiento del personal.

“No están preparados para identificar esta patología e incluso en algunos hospitales oncológicos no las reciben si sólo llegan con un reporte de “sospecha de cáncer de ovario”.

En entrevista con LA SILLA ROTA, indica que dado que los síntomas son parecidos a los de un cuadro de colitis (abdomen muy abultado, dolor, diarrea o estreñimiento), en los hospitales hay falta conocimiento para reconocer que puede tratarse de un tumor que ha crecido tanto que puede parecer un embarazo. “A las muchachas hasta las corren de sus casas”, señala la especialista.

Cáncer de mama avanzado, el más frecuente en México

LOS DOS TIPOS DE CÁNCER DE OVARIO SON CUBIERTOS POR EL SEGURO POPULAR

La doctora Gallardo ha logrado que los dos tipos de cáncer de ovario (germinal, que afecta a mujeres de entre 15 y 30 años, y epitelial, que se presenta entre mujeres en etapa menopáusica), sean cubiertos por el Seguro Popular, lo que ha significado una gran ayuda para las pacientes.

La experta expresa una profunda preocupación porque quienes padecen este cáncer no reciben la atención que merecen.

“No hay alertas y ni siquiera los médicos pueden pensar que a las mujeres les puede dar cáncer de ovario. Los médicos no asocian los síntomas con la posibilidad de que haya cáncer”.

Señala que incluso muchas veces las pacientes sólo son atendidas por recepcionistas que les difieren las citas y, cuando se trata de cáncer, el tiempo puede significar la vida o la muerte. Son tumoraciones que crecen rápidamente.

En nuestro país los cánceres más presentes entre las mujeres son el de mama y el cérvico uterino. Y el de ovario ocurre con una incidencia menor, es decir, de alrededor de la mitad del cáncer de mama, pero no por ello es menos importante.

EL CÁNCER DE OVARIO CON MAYOR INCIDENCIA ES EL QUE AFECTA A MUJERES MENOPÁUSICAS

En promedio, transcurren entre 6 y 12 meses para que haya un diagnóstico firme y se comience el tratamiento. Si no se atiende oportunamente, las pacientes pierden un tiempo precioso en que la enfermedad sigue avanzando.

La doctora señala que la mayoría de los casos (de 75 a 80%) se detectan en etapas avanzadas, es decir, etapas 3 y 4, lo cual significa que se ha extendido mucho en la cavidad peritoneal. Aun así las pacientes pueden sobrevivir pero con mayores complicaciones.

El 95% de los cánceres de ovario son epiteliales (afectan a mujeres menopáusicas) y si no se detectó oportunamente es necesario aplicar quimioterapia, después operar y aplicar muchas líneas de quimioterapia después. Pueden recaer hasta 6 veces en un lapso de 5 años.

Alrededor del 70% de las pacientes de este tipo de mal pueden sobrevivir 5 años.

SI HAY 12 O MÁS EVENTOS DE “COLITIS” EN UN MES PUEDE TRATARSE DE CÁNCER DE OVARIO

Las mujeres que sí son detectadas en etapas tempranas se pueden curar y no tienen recaídas.

La doctora Gallardo advierte de algunos síntomas que hay que tomar en cuenta: si en un mes se presentan 12 o más eventos de “colitis” deben ser sometidas a un ultrasonido abdominal difuso.

La especialista del Incan es enfática en la necesidad de que las autoridades de salud emitan una alerta en este sentido de manera inmediata, en tanto se trabaja en una norma oficial que obligue a todos servicios de salud a seguir un procedimiento que les garantice a las mujeres ejercer su derecho a la salud.

Alertó que también faltan protocolos para el tratamiento y la ruta crítica que se debe seguir para la mejor atención de estas pacientes.

“Eso hay que cambiarlo. Puede representar la muerte de muchas mujeres”, subrayó.

AJ