NACIÓN

Cada siete minutos extorsionan a un ciudadano en México

La Policía Federal tiene documentadas 23 mil 887 líneas de celulares utilizadas por grupos del crimen organizado; Edomex, CDMX y Jalisco, donde se reportan más casos

  • MARCOS MUEDANO
  • 13/01/2020
  • 20:55 hrs
  • Escuchar
Cada siete minutos extorsionan a un ciudadano en México
Sólo se han iniciado 154 averiguaciones previas, lo que equivale al 0.027% de los 564 mil 672 reportes que recibió la Policía Federal entre el 1 de febrero de 2012 y el 30 de junio de 2019 (Especial)

Durante los últimos siete años, cada siete minutos un habitante de las 32 entidades federativas del país recibió una llamada a su celular o teléfono de hogar para ser extorsionado por grupos del crimen organizado a través del uso de 23 mil 887 líneas de celulares documentadas por la Policía Federal.

Sin embargo, a pesar de que la incidencia delictiva es alta, sólo se han iniciado 154 averiguaciones previas o carpetas de investigación, lo que equivale al 0.027% de los 564 mil 672 reportes que recibió la Policía Federal entre el 1 de febrero de 2012 y el 30 de junio de 2019, según el documento consultado por LA SILLA ROTA. 

De acuerdo con el informe, en 2012 se recibieron 70 mil 933 denuncias; 2013, 91 mil 616; 2014, 115 mil 475; 2015, 57 mil 114; 2016, 57 mil 141; 2017, 68 mil 132; y en los primeros seis meses de 2019, sumaban 28 mil 135 casos.

Los datos indican que las entidades donde se reportaron más casos son: Estado de México, 126 mil 299; Ciudad de México, 124 mil 935; Jalisco, 42 mil 890; Guanajuato, 36 mil 451; Veracruz, 17 mil 649; Michoacán, 12 mil 246; Morelos, 10 249, mientras que en 11 mil 548 denuncias se desconoce la entidad donde se cometió el delito. 

El informe de la institución indica que, a pesar de que las denuncias recibidas son altas, las investigaciones que se han abierto por los casos son pocas. En 2012 se iniciaron 24 indagaciones; 2013, 33; 2014, 26; 2015, 18; 2016, nueve; 2017, 18; 2018, 11; mientras que en el primer semestre de 2019 tan sólo se contabilizaban 15.

Del Renaut al registro de chip's

El problema de las extorsiones fue reconocido por el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien ordenó crear una ley para que se tuviera el registro de todos los usuarios de teléfonos celulares. El programa para combatir el delito fue oficializado a través del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut), el cual fue hecho público a través de un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Según el documento, a partir del 11 de abril de 2009 todos los usuarios debían registrar su línea, incluyendo su nombre (s) y apellidos, fecha de nacimiento, sexo y Clave Única de Registro de Población (CURP).

El decreto también obligaba a las empresas de telefonía a crear un padrón de usuarios (nombre, domicilio y huella dactilar). Diez meses después del inicio del programa, sólo 20 millones de los 80 millones de líneas que había en el país estaban registradas. Al cumplirse el año, empresas de telefonía móvil se ampararon para evitar el registro. En junio de 2010 se dio a conocer que la base de datos del Renaut era vendida en internet.

La venta de los datos personales de millones de usuarios, originó que el 2 de marzo de 2012 el Instituto Federal Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), hoy Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenará la eliminación del Renaut, el cual llegó a tener un registro de 98 millones 455 mil 246 líneas telefónicas.

Las extorsiones continuaron al finalizar el sexenio de Calderón y al iniciar el de Enrique Peña Nieto. En julio de 2013 el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció el problema de las extorsiones, por lo que anunció un convenio con la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT) para lanzar una campaña a través la difusión de spots que alerten a la sociedad. Los anuncios fueron transmitidos en diferentes estaciones de radio, sin embargo, fueron sacados de la programación sin que se diera una explicación.

Sin embargo, la campaña no funcionó ya que continuaron las extorsiones, entre ellas, el caso de los integrantes del grupo español “Delorean”, quienes en octubre de 2013 fueron engañados y secuestrados virtualmente hasta que se pagó 10 mil euros por un secuestro que nunca se llevó a cabo.

En diciembre de 2016 la secretaría anunció un nuevo programa en el que pidió a los habitantes denunciar cualquier intento de extorsión al número 088, “línea de atención y orientación ciudadana para prevenir las extorsiones”.

En abril de 2017 la Segob inició una nueva campaña. A través de cinco carteles, la dependencia pidió identificar las variantes de extorsión telefónica que se utilizaban, principalmente a través de un método denominado como “el chillón”, el cual es uno de los más utilizados por internos en las prisiones del país. Sin embargo, a la fecha no hay resultados, se sigue sin investigar los casos y no hay inhibidores de señal de teléfonos celulares en las prisiones, donde se realizan principalmente las llamadas.

Este año, y luego de que se diera a conocer la extorsión en contra de un familiar de la politóloga Denise Dreasser, el secretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo anunció que se impulsará una iniciativa para que todos los usuarios de un teléfono celular registrar el chip.

"Siguen nuevas iniciativas legislativas para fortalecer el marco jurídico, por ejemplo, el registro de los chips de telefonía celular. Tenemos casos de secuestros en los que han utilizado hasta 17 celulares, uno por llamada y lo tiran, nada más que cuando lo tiran perdemos la geolocalización que es imprescindible para actuar en contra de los criminales”, comentó el funcionario durante la XXXI Reunión de Embajadores y Cónsules.

El programa que busca implementar el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, es muy similar al que inició en 2009 Felipe Calderón Hinojosa a través del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

 

(María José Pardo)