NACIÓN

“Betty La Fea”, el sanguinario hermano de “El Señor de los Cielos”

Relevando a su hermano frente al Cártel de Juárez, Alberto Carrillo Fuentes se alió con Los Zetas y los Beltrán Leyva en una guerra contra el Cártel de Sinaloa

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 19/08/2020
  • 12:30 hrs
  • Escuchar
“Betty La Fea”, el sanguinario hermano de “El Señor de los Cielos”
“Betty La Fea”, el sanguinario hermano de “El Señor de los Cielos” (Foto Especial)

Alberto Carrillo Fuentes, apodado como “Betty La Fea”, fue uno de los líderes del Cártel de Juárez más sanguinarios. 

Comandó a la organización criminal de su hermano Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, durante la longeva guerra contra el Cártel de Sinaloa y realizó las más inusuales alianzas para derrotarlos. 

Unió al Cártel de Juárez con “Los Zetas” y los Beltrán Leyva para deshacerse de la organización de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”; e Ismael Zambada García, “El Mayo”.

BETTY LA FEA

EL RELEVO

El 4 de julio de 1997 todo cambio para la familia Carrillo Fuentes, Amado moría en sospechosas condiciones durante una cirugía plástica en la Ciudad de México. Era el fin de “El Señor de los Cielos”. 

Al frente del Cártel de Juárez, la organización criminal que Amado Carrillo fundó y llevó a su apogeo, quedó su hermano Vicente, apodado “El Viceroy”. 

Sin embargo, el gran vació que dejó “El Señor de los Cielos” provocó que el liderazgo no pudiera cargarlo solo, a él se sumaron más Carrillo Fuentes: Rodolfo, alias “El Niño de Oro”; y Alberto, apodado “Betty La Fea”. 

También ya se inmiscuía en los asuntos del Cártel de Juárez Vicente Carrillo Leyva, hijo de Amado, apodado “El Ingeniero”. 

EL VICEROY

A principios de los dosmiles, el Cártel de Juárez mantenía una alianza con el Cártel de Sinaloa, quienes junto a los Beltrán Leyva formaban “La Federación”. Sin embargo, la relación entre los de Juárez y de Sinaloa era ríspida. 

Los desacuerdos y desencuentros entre ambas bandas, principalmente entre los Carrillo Fuentes y Guzmán Loera se hicieron más constantes hasta que explotó en septiembre del 2004. 

El Niño de Oro” salía de un centro comercial, acompañado de su mujer, Giovanna Quevedo, y de sus dos hijos, en Culiacán, Sinaloa, cuando fueron acribillados. Rodolfo y Giovanna murieron en el lugar, los menores sobrevivieron.

La orden de asesinar a Rodolfo Carrillo Fuentes habría sido de “El Chapo” Guzmán, quien tiempo atrás se molestó con “El Niño de Oro” porque no le dio la mano. 

A los tres meses, en diciembre del 2004, la venganza de los Carrillo Fuentes hizo efecto. Dentro de una celda del penal del Altiplano, Arturo Guzmán Loera, “El Pollo”, hermano de “El Chapo”, fue asesinado. La guerra había comenzado. 

EL INGENIERO

BETTY LA FEA AL MANDO

La ruptura entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Juárez provocó una larga guerra que ha dejado un derramamiento importante de sangre principalmente en Chihuahua y Sinaloa.

También motivó la creación de brazos armados como “Gente Nueva”, “Los Cabrera”, “Los Artistas Asesinos” y “Los Mexicles” en el Cártel de Sinaloa, así como “La Línea” y “Los Aztecas”, del bando del Cártel de Juárez.

Por problemas de salud, “El Viceroy” tuvo que hacerse a un lado del liderazgo del Cártel de Juárez, dejando al mando a su hermano Alberto, apodado “Betty La Fea”. 

Alberto concentró más poder dentro de la organización criminal con la detención de “El Ingeniero” en 2009 en la Ciudad de México. 

LAS ALIANZAS DE BETTY LA FEA

Betty La Fea” sabía que solos no podían vencer al Cártel de Sinaloa, más cuando presuntamente tenían de su lado a Genaro García Luna, jefe de la Agencia Federal de Investigación (AFI), con Vicente Fox, y de la Secretaría de Seguridad Pública, con Felipe Calderón. 

Alberto Carrillo Fuentes, entonces, ideó una alianza un tanto inusual con los enemigos del Cártel de Sinaloa

Primero, “Betty La Fea” se acercó a “Los Zetas”, la banda criminal que fuera brazo armado del Cártel del Golfo y que ya se independizaba para ser uno de los cárteles más poderosos del país. 

Los Zetas” habían nacido para hacerle frente al Cártel de Sinaloa que había buscado,a  través de una incursión comandada por Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, quitarle la plaza de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Ellos lo impidieron.

Carrillo Fuentes se acercó a Heriberto Lazcano, “El Lazca” y a Miguel Ángel Treviño Morales, “El Z-40”, jefes de “Los Zetas”, para hacerle frente al Cártel de Sinaloa.

EL LAZCA Y EL Z-40

Betty La Fea” entabló amistad con un exaliado del Cártel de Sinaloa, quienes como ellos habían sido traicionados por Guzmán Loera: Los Beltrán Leyva.

Primos de “El Chapo”, los Beltrán Leyva estaban comenzando a tomar fuerza dentro del Cártel de Sinaloa cuando Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, fue detenido en enero del 2008. Guzmán Loera presuntamente había dado el “pitazo” a las autoridades de donde se encontraba su primo y lo detuvieron.

Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, supo que la traición había venido de “El Chapo”, por lo que se separaron del Cártel de Sinaloa y comenzaron una guerra contra ellos. 

La guerra no resultó como esperaba para los Beltrán Leyva, para el año siguiente, en 2009, “El Barbas” había sido asesinado en un operativo de la Marina en Cuernavaca, Morelos; y Carlos, otro de los hermanos, fue detenido en Culiacán, Sinaloa

Héctor Beltrán Leyva, el último de los hermanos en activo, se quedó al frente de la organización. “Betty La Fea” se acercó con él para formar la alianza.

LA CAÍDA DE BETTY LA FEA

El 31 de agosto del 2013, un operativo de la Policía Federal detuvieron a Carrillo Fuentes en Bahía de Banderas, en Nayarit.

La captura de “Betty La Fea” fue informada con bombo y platillos por el Gobierno Federal, quien lo incluyó en la lista de los objetivos prioritarios en el combate al narcotráfico

Alberto fue acusado por delincuencia organizada, delitos contra la salud, lavado de dinero, portación de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

En el momento de la captura le fueron aseguradas dos armas largas AK-47, calibre .762; un arma corta, calibre .357 Magnum; cargadores abastecidos y cartuchos útiles, dos teléfonos móviles y dos paquetes de cocaína.

Tres años después, en junio del 2018, “Betty La Fea” fue sentenciado a 13 años y ocho meses de prisión. 

Fue encontrado culpable por los delitos contra la salud, así como portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas.