NACIÓN

Baillères y AMLO, de la rivalidad a la confianza de los últimos días

El Alberto Baillères falleció a los 90 años; tuvo una relación de largo tiempo con el presidente López Obrador, aunque no siempre estuvieron de acuerdo

  • REDACCIÓN
  • 04/02/2022
  • 08:01 hrs
  • Escuchar
Baillères y AMLO, de la rivalidad a la confianza de los últimos días
La relación de AMLO y Baillères (Cuartoscuro)

La relación del empresario Alberto Baillères, quien falleció el jueves, y el presidente Andrés Manuel López Obrador pasó por varias fases a lo largo de los años, en algunos momentos hubo rivalidad y en otros confianza, como sucedió en los últimos meses.

Este viernes, el presidente López Obrador envió su pésame a la familia, amigos y trabajadores de las empresas de Baillères, quien falleció ayer a los 90 años de edad y quien era considerado como el tercer empresario más rico de México.

Alberto Baillères González figura como el principal accionista de Grupo Peñoles, el Palacio de Hierro y GNP; era el presidente de las tiendas Palacio de Hierro y fundó el servicio de finanzas y Seguros GNP

Llevaba desde abril del 2021, en la jubilación. Tomó un descanso después de 54 años al frente de Grupo Bal, el conglomerado que concentra a las mineras Peñoles y Fresnillo, los grandes almacenes Palacio de Hierro, la aseguradora Grupo Nacional Provincial (GNP), la casa de bolsa ValMex, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y la empresa Espectáculos Taurinos de México.

 

EL MENSAJE DE AMLO TRAS LA MUERTE DE BAILLÈRES

 

El presidente López Obrador manifestó en conferencia mañanera que mantenía una relación de respeto y confianza con el empresario Alberto Baillères González, la cual en el último tiempo se volvió más estrecha. Consideró que México perdió a uno de los empresarios más importantes del país.

“Quería expresar mi más profundo pésame por el fallecimiento de Alberto Baillères González, un empresario mexicano. (...) Conocía a don Alberto desde hace más de 20 años, desde que me desempeñé como jefe de Gobierno, siempre platicábamos, convivíamos, me invitaba a comer a su casa, hablábamos de la situación del país, no siempre coincidimos, pero durante todo el tiempo mantuvimos una relación de respeto”, afirmó el mandatario mexicano en conferencia mañanera realizada desde Tlaxcala.

Recordó que el empresario decidió informarle antes que a otros de su decisión de traspasar el poder en sus empresas a su hijo Alejandro.

Destacó que comió con él en su casa hace 6 u 8 meses, cuando ya se encontraba enfermo, donde hablaron del traspaso de poder en Grupo Bal.

Agregó que el 9 de diciembre pasado se conectó en un sistema de comunicación remota con el Consejo Mexicano de Negocios en el que también estuvo presente, ahí se le hizo un homenaje a Baillères.

Comentó que está seguro que Alejandro, su hijo, que tiene la dirección del grupo, seguirá invirtiendo en México y tendrán una buena relación, porque “con responsabilidad Don Alberto preparó el cambio de estafeta”.

 

EN 2018, BAILLÈRES APOYÓ A OTRA CANDIDATA

 

Durante la elección de 2018, Alberto Baillères, dueño del Grupo Bal, fue ubicado como uno de los principales donadores de la campaña de Margarita Zavala, candidata independiente a la Presidencia que en su momento decidió declinar sus aspiraciones.

Baillères ocupó la tercera posición en el ranking de Los 100 Empresarios más Importantes de México de la revista Expansión, detrás de Carlos Slim Helú y José Antonio Fernández Carbajal de Fomento Económico Mexicano (FEMSA).

Se trata del tercer hombre más rico de México, según el ranking de Forbes de 2018, quien fue señalado por pedir a sus empleados votar, en este caso, abiertamente en contra del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Según información de Bloomberg, personal de El Palacio de Hierro en Perisur, en la Ciudad de México, fue citado durante la campaña electoral en el comedor para una reunión obligatoria.

Ahí les repitieron varias veces: “voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a López Obrador”, según detalla la publicación citando testimonios de empleados que estuvieron presentes.

 

(Luis Ramos)