Así fue la detención y liberación anticipada de El Mochomito

Así fue la detención y liberación anticipada de "El Mochomito"

"El Mochomito" fue liberado el pasado 2 de septiembre del Reclusorio Metropolitano de Jalisco

NACIÓN
  • MARCOS MUEDANO
  • 13/09/2021
  • 08:30 p.m. hrs
  • Escuchar

En el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) se dice poco sobre la liberación de Jesús Alfredo Beltrán Guzmán "El Mochomito", hijo de Jesús Alfredo Beltrán Leyva "El Mochomo", considerado por el gobierno federal como líder del cártel Los Beltrán Leyva al momento de su captura.

El gobierno federal relaciona a Jesús Alfredo Beltrán Guzmán con el secuestro de los hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán, el 15 de agosto de 2016 en el bar "La Leche", en Puerto Vallarta Jalisco, así como con el ataque a habitantes del municipio de Badiraguato, Sinaloa en junio de ese mismo año.

Información del Semanario Zeta indica que "El Mochomito" fue liberado el pasado 2 de septiembre del Reclusorio Metropolitano de Jalisco. Documentos del CJF y del Ministerio Público federal relatan que Jesús Alfredo fue detenido, junto con cuatro personas más, el 9 de diciembre de 2016, en Zapopan, Jalisco.

"El Mochomito" fue sentenciado, el 25 de abril de 2018, a pasar 10 años en prisión, al ser encontrado culpable de los delitos contra la salud en la modalidad de posesión de cocaína con fines de venta, portación de armas de fuego y cartuchos de uso exclusivo del Ejército.

Tras ser condenado, su defensa presentó distintos amparos. Uno de ellos, le permitió reducir la sentencia en enero de 2019, sin embargo, era insuficiente para alcanzar la libertad. Los recursos legales que tramitó incluso llegaron hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), institución que desechó el recurso que solicitó junto con las personas que fue detenido.

En las listas de acuerdos del Consejo de la Judicatura Federal, hay notificaciones públicas hasta el 26 de febrero de 2020, en las cuales se menciona la presentación de recursos para obtener la libertad. Sin embargo, todos le fueron negados.

El último registró oficial que se tuvo de "El Mochomito" es que fue trasladado en septiembre de 2020, del Penal de Puente Grande al Reclusorio Metropolitano de Jalisco. La Silla Rota consultó al Consejo de la Judicatura Federal sobre la liberación, sin embargo, hasta el momento no se ha obtenido una respuesta.

Este medio de comunicación realizó una reconstrucción de la detención, sentencia y último registro de "El Mochomito", el heredero del cártel de Los Beltrán Leyva, que se espera, de acuerdo con fuentes federales, origine una nueva guerra en venganza por la detención de su padre "El Mochomo", en enero de 2008, en Culiacán.

LA CAPTURA

La tarde del 9 de diciembre de 2016, dos vehículos tipo Jetta y Golf, llamaron la atención de elementos de la extinta Policía Federal mientras realizaban un recorrido en el municipio de Zapopan, Jalisco.

Durante algunos segundos los policías les dieron seguimiento hasta llegar al cruce de las calles Álamos Paraísos y Cipreses, colonia Granjas. Según el relato de los elementos, incluido en la causa penal 253/2016, al tenerlos al alcance, notaron que los tripulantes llevaban "armas de fuego largas", por lo que les marcaron el alto. "Deténganse, deténganse" fue el sonido que se escuchó a través del altavoz.

En la revisión, a ambos automóviles, los elementos decomisaron un arma calibre 9 milímetros, una 38 Súper, una 223, una subametralladora 5.7 x 28, cargadores, 50 mil pesos (100 billetes de 500 pesos), una báscula gramera, así como 1.8 kilogramos de cocaína. Los cinco tripulantes fueron detenidos y trasladados, a bordo de un camión blindado, ante el Ministerio Público.

Para los elementos el aseguramiento y la detención era un operativo más contra el crimen organizado, sin embargo, al ser informados que una de las personas que presentaron ante la delegación de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), hoy Fiscalía General de la República (FGR), era el heredero de una de las principales familias del crimen organizado en Sinaloa, se asombraron.

Esa tarde y de forma fortuita, los policías detuvieron a Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, "El Mochomito", hijo de Alfredo Beltrán Leyva, "El Mochomo", considerado por el gobierno federal como líder del cártel Los Beltrán Leyva al momento de la captura. La detención de "El Mochomo", fue considerada una traición del cártel de Sinaloa y el inició de una disputa entre ambas organizaciones que aún se mantiene.

Después de ser presentado ante el Ministerio Público y vinculado a proceso, Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, fue sentenciado, junto con las otras cuatro personas con la que fue capturado, a pasar 10 años en prisión, así como a pagar una multa de 16 mil 430 pesos al ser encontrados culpables del delito contra la salud en la modalidad de posesión de cocaína con fines de venta, portación de armas de fuego y cartuchos de uso exclusivo del Ejército.

El fallo del juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Jalisco del 25 de abril de 2018 fue contundente, sin embargo, no definitivo. La sentencia fue el inicio de una batalla legal en los tribunales por parte de la defensa de "El Mochomito", sobrino de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo".

A través de distintos amparos, los abogados lograron revertir el fallo de Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, lo que le permitió salir del Reclusorio Metropolitano de Jalisco, el pasado 2 de septiembre, según información dada a conocer por el Semanario Zeta. La Silla Rota consultó al Consejo de la Judicatura (CJF) sobre la liberación, sin embargo, hasta el momento no hay respuesta. El último registró oficial de él, es del mes de septiembre de 2020.

LA BATALLA EN LOS TRIBUNALES

Tres semanas después (15 de mayo de 2018) de que Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, "El Mochomito" fuera sentenciado a pasar 10 años en prisión, sus abogados presentaron un recurso de apelación ante el Tercer Tribunal Unitario de Jalisco, contra el fallo del juez Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en esa entidad.

La defensa argumentó que la captura fue "indebida, ilógica, inmotivada, no objetiva e irracional". Sin embargo, al analizar las pruebas, el Tribunal Unitario determinó, el 25 de junio de 2018, ratificar la sentencia del juez.

Único.- Se confirma la sentencia recurrida, con la salvedad de que el actuar de los reos, en algunos de los delitos que se les atribuye (mismos que se destacaron en esta resolución), es en términos de la fracción III, del artículo 13, del Código Penal Federal (no. II, como lo señaló el Juez de Enjuiciamiento); y que el arma de fuego, tipo fusil, calibre .223, así como los veintiocho cartuchos del citado calibre, cuya portación y posesión respectivamente

Inconformes con esa determinación, los acusados y su defensa presentaron tres nuevos amparos (196/2018, 197/2018 y 229/2018) los cuales fueron turnados a un Tribunal Colegiado en el estado de Jalisco el 24 de agosto de 2018.

Dos de los principales argumentos de la defensa mencionan que la detención no se llevó a cabo como la narraron los policías federales y que una vez capturados, fueron agrupados, lo que llevó a la fabricación de evidencias. Como elementos de prueba, también presentaron a dos testigos, entre ellos a un peluquero, así como distintos peritajes.

El reporte presentado por los policías federales relata que a las 14:00 del 9 de diciembre de 2016, revisaron dos vehículos. En uno de ellos (el Jetta), fueron detenidos Jesús Rafael Cuen Ramírez y Gerardo Eddye Cotera García. En el segundo (Golf)  Baudelio García García, Joel Eduardo López Quintero, así como Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, "El Mochomito".

Según la declaración de los policías federales al ser capturado "El Mochomito" le fue decomisada un arma de fuego 9 milímetros.

El copiloto refiere ser Jesús Alfredo Beltrán Guzmán a quien se le encontró fajada a la altura de la cintura, el arma de fuego tipo pistola .9 milímetros, color gris con café, y marca Braw Aus Morgan, con su cargador y cinco cartuchos al calibre, dos celulares de la marca Black Berry, en la bolsa derecha de su pantalón, una credencial del Instituto Nacional Electoral a nombre de Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, y cien billetes de la denominación de quinientos pesos en la bolsa trasera de su pantalón

El testimonio de los elementos también detalla que, en el lugar donde fue ubicado "El Mochomito", también fue localizada droga, así como una báscula gramera.

En el piso de esa unidad, del lado del copiloto, se halló una bolsa de plástico con dos paquetes envueltos con cinta canela, y una bolsa 'ziploc', con dieciocho dosis, con sustancia blanca, con las características de la cocaína, así como una báscula gramera, con matrícula...

La evidencia fue suficiente para que el juez sentenciara a los cinco detenidos. Jesús Alfredo fue condenado por delitos contra la salud, en la modalidad de posesión de cocaína con fines de comercio (venta) y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

UNA LIBERACIÓN ANTICIPADA

Cada uno de los argumentos que presentó la defensa de Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, "El Mochomito" ante el Tribunal Colegiado fueron rechazados. El cuerpo colegiado integrado por los magistrados José Guadalupe Hernández Torres (presidente y ponente), José Félix Dávalos Dávalos y la secretaria en funciones de Magistrada, Ana Victoria Cárdenas Muñoz, le dieron la razón al juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Jalisco.

En la sentencia de 347 páginas, el Tribunal Colegiado determinó que las pruebas que presentó la defensa de los detenidos carecía de sustento, además, debieron ser presentadas ante el juez de control o en la etapa intermedia.

Ello es así, pues los peticionarios de amparo pretenden hacer valer diversas situaciones que en caso de constatarse constituirían violaciones verificadas en etapas anteriores a la etapa de juicio, lo cual por su propia naturaleza y en razón de los efectos que producen, debieron haberse hecho valer ante el juez de control al revisar la legalidad de la detención o bien en la etapa intermedia con el propósito de que los medios de prueba directamente relacionados con tales violaciones no se desahogaran

Sin embargo, en las últimas páginas de la sentencia emitida el 19 de diciembre de 2019, los magistrados abrieron la puerta para el egreso de "El Mochomito", al considerar que el Tribunal Unitario debió corregir al juez de sentencia y solicitarle que especificara cuáles fueron delitos por los que se emitió la condena para cada uno de los cinco detenidos.

El Tribunal responsable debió precisar de forma específica las razones o consideraciones particulares del por qué fue correcto que el juez de enjuiciamiento hubiere impuesto a los aquí justiciables el mismo grado de culpabilidad, aun cuando a algunos se les condenó por menos delitos que a otros; lo que en sí, resulta incongruente, pues ante condiciones diversas en relación a la naturaleza de la acción, la magnitud del daño causado, las circunstancias de tiempo lugar modo y ocasión, se arribó a la misma conclusión

En la misma sentencia, el Colegiado ordenó al Unitario a emitir un nuevo fallo, especificando el grado de culpabilidad de cada uno de ellos. En el caso de "El Mochomito" se redujo la sentencia, aunque la sentencia que fue emitida el 4 de enero no se especifica cuántos años se redujo.

Los cinco sentenciados solicitaron (enero de 2019) un recurso de repetición de la sentencia al Tribunal Unitario, sin embargo, les fue negado. Ese mismo mes, presentaron un amparo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual fue rechazado el 6 de febrero del mismo año.

En los siguientes meses siguieron presentaron demandas para que se les modificara la sentencia. La última notificación oficial tiene registro del 26 de febrero de 2020. Hasta el momento se desconoce su paradero, así como la forma en la que obtuvo su libertad.

MJP