NACIÓN

Así era Tlahuelilpan antes del huachicol

Los pobladores de Tlahuelilpan cultivaban maíz, alfalfa, trigo. Se mantenían del campo y era suficiente para vivir bien

  • SHARENII GUZMÁN
  • 20/01/2019
  • 14:13 hrs
  • Escuchar
Así era Tlahuelilpan antes del huachicol
Pueblo de Tlahuelilpan (Fotos: Sharenii Guzmán / La Silla Rota)

Tlahuelilpan siempre fue un pueblo tranquilo y agricultor. Hace más de 60 años llegó la refinería a Tula, que está a 25 kilómetros de esta cabecera municipal y la vida cambió.

“La refinería vino a encarecer la vida, porque todos los que trabajan ahí tienen para un kilo de bisteces. Nosotros no lo tenemos, somos peones”, comenta  Ricardo Ávila Maya, de 78 años de edad y originario de Tlahuelilpan.

Antes en Tlahuelilpan, los pobladores cultivaban maíz, alfalfa, trigo. Los pobladores se mantenían del campo. Era suficiente para vivir bien. 

Cuando era joven trabajaba en el campo, en las tierras sembrando y cultivando el maíz , segando zacate para cosechar. Había mucho trabajo”.

El pueblo era chico hace muchos años. Todos se conocían. Con el tiempo, se extendió hacia los cuatro puntos cardinales. 

“Las tierras las usaron para fincar, porque no se produce como antes el maíz. Antes daba 80 costales, ahora apenas 30. Al campesino ya no le toca nada, más que recoger la basura. Hay bodegas que compran el maíz y ellos son los ganadores, los acaparadores”. 

Con el huachicol y ahora el combate de ese delito, señala, la gasolina se escaseó mucho. “Así es eso del negocio”, por eso la gente cuando se percató de la fuga fue a recolectar combustible. “Era para ellos, para el consumo personal y no para vender”. 

Margarito Dorantes Estrada, de 55 años, también coincide en que antes la vida en Tlahuelilpan eran más tranquila. “Había más trabajo en el campo. Ahora con esto de la gasolina y huachicol ha cambiado mucho la población que a la vez muchos han salido beneficiados”. 

Antes se trabajaba en el campo. Había menos problemas. “Vienen y van gobernantes, nunca han ayudado a la comunidad. Había muchos comercios. Ahora eso ha bajado”

Con la práctica del huachicol ha habido problemas, que no se habían manifestado. Muchas personas se quisieron hacer ricas de la noche a la mañana. El campo se quedó en el olvido, indica Ávila Maya. 

Lo único que se cultiva es el maíz y alfalfa y uno que otra verdura como el betabel. También con la contaminanción de los ríos por la refinería no se puede cultivar igual y luego prohibieron el riego con aguas negras”.

En tanto, Martha Sánchez Trejo refiere que los jóvenes que se van a la refinería les pagan mil 200 pesos a las semana, de ahí resta pagar sus pasajes y comida. Les sobra 800 pesos para todo lo demás. 

“Mucha gente dejó el campo y se fue a trabajar allá, pero ahora hay mucho desempleo agricultor. Hay gente que tiene animalitos y que los lleva a pastorear. Venden un borrego o una vaca y de ahí sacan para comer y vestir. Está muy escaso el trabajo”. 

Señala que la gente en Tlahuelilpan siempre ha sido solidaria. Con la tragedia, que ocurrió la noche del 18 de enero y que hasta el momento dejó 79 muertos, no es la excepción. Familias enteras prepararon dobladitas, tamales, tortas y arroz para los familiares de las víctimas. 

“Cuando alguien fallece, la gente se une y apoya. Llevan el café, pan o azúcar. Cualquier accidente se se hace colecta para apoyar a la gente”. 

La señora Martha no perdió a ningún familiar en la explosión. Sí hubo conocidos y muchos amigos de sus hijos.

En Tlahuelilpan hay una tristeza inmensa. El luto se respira en el ambiente. Este pueblo nunca será el mismo. La tragedia borró las sonrisas. 

Está muy triste. El pueblo está de luto y no sólo aquí. Vino mucha gente de los alrededores a sacar gasolina de la fuga. Ahora con el famoso Face supieron de la fuga: ‘Vengan que aquí hay gasolina’ y vino mucha gente”.


fmma