NACIÓN

ASF justifica retraso de fiscalización de cuenta pública por covid

En 2019, la tercera parte del gasto federalizado se fue al sector social el cual fue de el cual fue de 5,814,441.5 mdp en total

  • ÉRIKA FLORES
  • 03/07/2020
  • 21:35 hrs
  • Escuchar
ASF justifica retraso de fiscalización de cuenta pública por covid
Por la emergencia sanitaria, los plazos de entrega de información por parte de las dependencias, así como los términos legales, se suspendieran y aplazaran. (Cuartoscuro)

David Colmenares, Auditor Superior de la Federación, envío a la Cámara de Diputados un adelanto de la primera entrega del informe de fiscalización, del primer año de administración del presidente López Obrador, el cual quedó trunco en marzo por emergencia sanitaria. Esto ocasionó que los plazos de entrega de información por parte de las dependencias, así como los términos legales, se suspendieran y aplazaran.

En el documento de 56 cuartillas, entregado a la comisión de Vigilancia de la ASF y del cual LSR tiene copia, se señala que "debido a la suspensión de plazos y términos legales en la Auditoría Superior de la Federación así como las entidades fiscalizadas, no ha sido posible la formación de algunas auditorías cuya apertura está pendiente, ni la entrega de los resultados de las auditorías, de acuerdo con el proceso establecido por la ley por lo que no es posible la integración de los informes individuales de auditoría del gasto federalizado en esta primera entrega".

Será entonces hasta octubre cuando se cuente con la información completa, por lo que la ASF adelanta que, en lo sucesivo, herramientas nuevas a implementarse como el buzón digital y la fiscalización electrónica, avanzan para sustituir los actos de fiscalización presencial.

Sin embargo, Emilio Barriga, auditor del gasto federalizado de la cuenta pública 2019, sí adelantó una parte de este informe que fue entregado el 26 de junio. En él se reitera la dependencia de estados y municipios a las participaciones federales.

ASF: Tercera parte del gasto federalizado, se fue al sector social

En 2019, señala el informe, el gasto federalizado (transferencia de recursos a estados, municipios y alcaldías de la Ciudad de México) “significó el 33.1% del gasto neto total de la federación el cual fue de 5,814,441.5 mdp por lo que un poco más de la tercera parte del Presupuesto de Egresos de la Federación PEF fue operado por las entidades federativas y los municipios”.

Así, el gasto federalizado ascendió en 2019 a 1,924,475.4 mdp, es decir 43,112.3 mdp menos que en 2018; significa una reducción del 5.3%.

De este, el rubro del gasto federalizado programable fue de 1,045,181.1 mdp (el 54.3%); es decir 78,361.5 mdp menos que en 2018, lo que significa una reducción del 10%. Y Barriga informa que, en este rubro, el 96.6% fue destinado al capítulo social. "En 2019 el 96.6% del gasto federalizado programable fue clasificado como social, por lo que su participación en el gasto de este tipo, realizado por la Federación, fue del 29.5% lo que destaca la relevancia de esos recursos. Es decir, casi una tercera parte del gasto social del Gobierno Federal corresponde al gasto federalizado de tipo social", cita el informe en su página 11.

En el siguiente rubro, gasto federalizado no programable (participaciones federales), ascendió a 879,344.3 mdp (el 45.7%). Es decir 35,399.1 mdp más en que 2018 (0.8% más)

¿De dónde salió este dinero?

Estos recursos, señala el auditor Barriga, surgieron de 85 fondos y tres programas, mientras que en 2018 fueron 93 fondos, es decir, ocho fondos menos.

El dinero se transfiere a estados, municipios y alcaldías por tres vías. Uno, aportaciones federales (ramo 25 y 33) que en 2019 conformaron el 74.6% del presupuesto, es decir, 9% más que en 2018.

Dos, convenios que equivalió al 16.7% del presupuesto, 3% menos que en 2018. Y tres, subsidios (seguro popular y ramo 23) que equivalió al 8.7% del presupuesto, es decir, 7% menos que en 2018.

Para revisar todos estos gastos, la ASF informó que en total efectuará 898 auditorías.

Fiscalización con pandemia

Sin la emergencia sanitaria, el primer informe de la ASF constaba de 168 auditorías (18.7% del programa de gasto federalizado) que quedaron truncas.

También informa que algunas dependencias de gobierno que ya entregaron información parcial para comenzar a auditar son, por mencionar los más relevantes, crédito ganadero a la palabra, precios de garantía a productos alimentarios básicos, fideicomiso del sistema de protección social en salud, prevención y atención contra las adicciones.

También el bono catastrófico y cuatro fondos relacionados con desastres. El programa nacional de reconstrucción de los sismos de 2017 (para infraestructura de escuelas, hospitales, vivienda, carreteras y monumentos).

Y precisa que la entrega de información de otras dependencias de gobierno (como la secretaría de Educación, de Salud, Gobernación, Energía, Relaciones Exteriores, Hacienda, Economía y Trabajo, entre otras) no tienen por ahora fecha de reinicio de labores hasta que la autoridad sanitaria determine que no existe riesgo epidemiológico.

(María José Pardo)