NACIÓN

ASF detecta irregularidades en el uso de recursos para seguridad social

Los estados de Oaxaca y Chiapas deben aclarar el destino de 2 mil 514.4 millones de pesos que detectó la Auditoría Superior de la Federación

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 29/06/2019
  • 10:25 hrs
  • Escuchar
ASF detecta irregularidades en el uso de recursos para seguridad social
Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) (Especial)

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el uso de 4 mil 853.6 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), recursos que se otorgan a los estados para fortalecer la atención a personas sin seguridad social. Resaltan los casos de Oaxaca y Chiapas, que en conjunto deben aclarar el destino de 2 mil 514.4 millones de pesos. 

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el FASSA “tiene como principal objetivo aportar recursos a las entidades federativas para la prestación de servicios de salud a la población que no cuenta con empleo formal o no está incorporada en algún régimen de seguridad social que incluya el acceso a servicios de salud”.

La ASF dio a conocer la primera entrega de la fiscalización de la Cuenta Pública de 2018, en la que realizó 33 auditorías a este fondo, una a cada estado de la República y otra a la Secretaría de Salud. En 2018 a través del FASSA se ejercieron 95 mil 316 millones de pesos, 5% más que en 2017. 

Las dos entidades con mayor monto a aclarar son Oaxaca, con mil 446.3 millones de pesos; seguido por Chiapas, con mil 68.1 millones. El tercer lugar en la lista lo ocupa Jalisco, con 390.1 millones; después está Campeche, con 339.1 millones, y el Estado de México, con 338 millones de pesos. 

Por el contrario, hay ocho estados que tienen cuentas claras y ningún monto por aclarar: Baja California Sur, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sinaloa y Sonora. 

La ASF destacó que de los 4 mil 853.6 millones de pesos que se deben aclarar, 2 mil 155.8 millones corresponden a gastos que se hicieron, pero de los que no hay documentos que los justifiquen o comprueben. Los estados con este problema son Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de Me´xico, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoaca´n, Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Yucata´n y Zacatecas. 

La segunda anomalía que encontró fueron transferencias de recursos a otras cuentas bancarias por la suma de mil 92.8 millones de pesos. Chiapas, Durango, Morelos, Quere´taro, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas y Zacatecas son las entidades en las que se registró esta situación. 

En la auditoría también se observó irregularidades en mil 74.2 millones de pesos correspondientes a recursos o rendimientos financieros no ejercidos, devengados y sin ser reintegrados a la Tesorería de la Federación en 28 entidades. 

Mientras que los estados de Campeche, Ciudad de Me´xico, Guerrero, Hidalgo, Jalisco y Zacatecas utilizaron recursos del FASSA en conceptos que no corresponden con el fondo, por un monto total de 257.7 millones de pesos. 

La ASF también halló personal que no estaba en su lugar de trabajo, no se pudo acreditar su existencia o que no estaba validado vía electrónica en Baja California, Chiapas, Ciudad de Me´xico, Estado Me´xico, Michoaca´n, Tabasco y Zacatecas. En estas plazas se gastaron 80.3 millones de pesos en 2018. 

Por otra parte,  Chiapas, Jalisco, Estado de Me´xico, Nayarit, Quintana Roo, Sinaloa y Tlaxcala, pagaron excedente en sueldos, prestaciones o esti´mulos por un total de 73.1 millones del FASSA. 

Además, se tienen que aclarar 59.6 millones que fueron pagados a personal que no acredita el perfil académico necesario. Estos casos fueron detectados en Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chihuahua, Ciudad de Me´xico, Coahuila, Durango, Hidalgo, Jalisco, Me´xico, Michoaca´n, Morelos, Nayarit, Nuevo Leo´n, Oaxaca, Puebla, Quere´taro, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas y Tlaxcala. 

Asimismo, se tienen que aclarar 141.6 millones de pesos correspondientes a no´mina no autorizada; penas convencionales no aplicadas; bienes adquiridos no localizados o que no operan, o servicios no realizados; recursos no entregados a los ejecutores, y  adquisicio´n de medicinas no incluidas en el cuadro ba´sico de medicamentos entre otros. 

Ante esta situación, la ASF recomendó que se implementen mecanismos de control y supervisión para el presupuesto y fincar responsabilidades a trave´s de O´rganos Internos de Control contra los servidores pu´blicos que desvi´en los recursos para objetivos distintos a los del fondo, entre otras acciones.