NACIÓN

Asesino de jesuitas estuvo una hora en la iglesia y se confesó: padre sobreviviente

El padre Jesús Reyes, quien calmó a "El Chueco", dijo que el criminal pidió perdón por la muerte de los jesuitas, pero aún así se llevó los cuerpos

  • REDACCIÓN
  • 22/06/2022
  • 09:14 hrs
  • Escuchar
Asesino de jesuitas estuvo una hora en la iglesia y se confesó: padre sobreviviente
La iglesia donde fueron asesinados los sacerdotes jesuitas se encuentra ubicada en la Barrancas del Cobre. Foto Twitter

Tras el asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar en una iglesia de Cerocahui, en la sierra Tarahumara de Chihuahua, el padre Javier Ávila comentó que el líder criminal José Noriel Portillo, “El Chueco", estuvo cerca de una hora conversando con el sacerdote Jesús Reyes, luego de haber asesinado a los jesuitas.

Puedes leer: ¿Quién es El Chueco, presunto responsable de muerte de sacerdotes jesuitas?

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el sacerdote jesuita, Javier “El Pato” Ávila, comentó que "El Chueco" comenzó por asesinar al guía de turistas Pedro Eliodoro y prosiguió con los curas Javier Campos y Joaquín Mora, de 79 y 81 años, pero se detuvo ante el padre Jesús Reyes.

Ávila señala que la interrogante de quien queda con vida es por qué a mí no me mató. Él estaba en medio de los dos sacerdotes cuando el delincuente con el arma en la mano mata a uno, cae; después se dirige al superior jesuita, también lo mata; pero el asesinato del tercero no siguió.

“El delincuente se quedó desconcertado y se puso a platicar con él, le pidió perdón, le pidió confesión. Estuvieron platicando una hora, en el patio interior de la casa parroquial”, explicó el padre Javier Ávila.

El padre Reyes negoció con ''El Chueco'' que los tres cuerpos permanecieran dentro del templo, pero luego de una hora las víctimas mortales fueron levantadas por hombres armados, subidas a camionetas y retiradas del lugar. 

De acuerdo con el padre Ávila, los tres curas conocían bien al asesino desde que era niño.

"El sujeto mencionado, delincuente, es conocido por los tres sacerdotes y él los conoce perfectamente", explicó.

El padre Javier Ávila comentó que la comunidad de Cerocahui está temerosa de colaborar con las autoridades por posibles represalias del crimen organizado.

El sacerdote jesuita comentó que desde hace 48 años que sirve a la comunidad en la sierra Tarahumara, el fenómeno de la delincuencia ya existía en la zona e incluso argumento “hay complicidades, impunidad”, de que sirve que el presidente López Obrador reconozca la filtración del crimen organizado sino hay resultados.

José Noriel Portillo alias “El Chueco”, el sujeto que asesino a los jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora, es buscado desde 2018 por autoridades en Chihuahua, por su presunta responsabilidad en el asesinato del turista estadounidense Patrick Braxton- Andrews. 

También ha sido acusado por el homicidio de otros activistas en la sierra de Chihuahua.

De acuerdo con autoridades del Estado, Noriel Portillo cuenta con una orden de aprehensión por diversos delitos, sin embargo pese a operativos hasta el momento no ha sido detenido. 

¿QUIÉNES SON LOS JESUITAS?

La comunidad jesuita llegó a  México en 1572, con la intención de evangelizar y educar, su arribó se dio en los estados de Guanajuato, San Luis Potosí y Coahuila, para luego extenderse a más entidades del país.

De acuerdo con información del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), los jesuitas fundaron colegios y ciudades con la idea de convertir a los habitantes al cristianismo.

La comunidad de los jesuitas está conformada por más de 16 mil sacerdotes, hermanos, escolásticos y novicios en todo el mundo.

Los misioneros jesuitas deben estar listos para aceptar cualquier misión encomendada por el Papa, desde apoyar en zona marginadas o pobres a lo largo del país. 




kach