NACIÓN

Asesinatos, capturas y decomisos golpean al cártel de Caro Quintero

"El narco de narcos" ha sufrido varios golpes en el último año, mismos que se han intensificado hace unas cuantas semanas.

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 08/03/2021
  • 12:48 hrs
  • Escuchar
Asesinatos, capturas y decomisos golpean al cártel de Caro Quintero
Asesinatos, capturas y decomisos golpean al cártel de Caro Quintero (Foto FBI)

El cártel que lidera Rafael Caro Quintero, apodado "El narco de narcos", ha sufrido varios golpes en el último año, mismos que se han intensificado hace unas cuantas semanas.

Detenciones, extradiciones, decomisos, asesinatos y una constante cacería desde Estados Unidos han afectado a la organización del fundador del extinto Cártel de Guadalajara. 

LAS CAPTURAS

El pasado 4 de marzo, Juan Pablo Quintero Martínez, "El Pablito", sobrino de Caro Quintero, fue detenido en Ciudad López Mateos, en Atizapán de Zaragoza, Estado de México

Quintero Martínez fue detenido por el asesinato de un hombre en Azcapotzalco, en la Ciudad de México. Sin embargo, también es investigado por delitos del fuero federal. 

Su captura sucedió a manos de elementos de las fiscalías del Estado de México (FGJEM), la Ciudad de México (FGJCDMX) y la General de la República (FGR).

El 30 de agosto del año pasado, César "C", otro sobrino de Caro Quintero, fue detenido y vinculado a proceso por delitos contra la salud y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

César fue detenido en la alcaldía de Cuajimalpa, en la Ciudad de México, junto con otros dos cómplices y les aseguraron 1.6 kilos de cocaína, 1.2 kilos de metanfetamina, 20.4 kilos de fentanilo, más dos armas de fuego, un cargador y 57 cartuchos útiles para arma de fuego, así como 11 teléfonos celulares, tres automóviles y dinero en efectivo.

El 29 de enero del 2020, Ismael Quintero Arellanes, un sobrino más de Caro Quintero, fue detenido en Culiacán, Sinaloa, por elementos de la FGR, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Marina (Semar).

Quintero Arellanes era identificado como el segundo al mando dentro de la organización de Caro Quintero.

Su captura fue consecuencia de una orden de extradición del gobierno de Estados Unidos, misma de la cual el sobrino de "El narco de narcos" está batallando en tribunales para que no se ejecute. 

EL ASESINATO

A unas horas de la captura de "El Pablito", Fernando Delgadillo Hermosillo, alias "El Miko", fue asesinado en Acapulco, Guerrero.

Fernando Delgadillo Hermosillo fue asesinado a balazos mientras viajaba acompañado de una mujer en un Mini Cooper color verde. La fémina, identificada como Elvira, resultó herida en el ataque.

"El Miko" era identificado como operador de la organización criminal de Rafael Caro Quintero

Delgadillo Hermosillo trabajaba para "Chapo Alfredo", miembro de la organización dirigida por Caro Quintero, y también estaba ligado a su sobrino, Juan Pablo Quintero Martínez.

"El Miko" se dedicaba presuntamente al tráfico de metanfetamina y cocaína hacia Estados Unidos

Su centro de operaciones era Ciudad Obregón, en Sonora. Incluso, en enero pasado fue asegurado un narcolaboratorio en el municipio sonorense de Cajeme que supuestamente pertenecía al capo abatido.

EL DECOMISO ACCIDENTAL

El 18 de enero pasado, una camioneta se volcó sobre la avenida Río San Juan Joaquín y Tercer Anillo de Circunvalación, en la colonia Lomas de Sotelo, alcaldía Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México.

Seis elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) se acercaron al vehículo marca Hyundai, color blanco, con las placas NYT-89-91, que quedó volcada sobre el camellón, el conductor abandonó la camioneta.

Ya con la presencia de los servicios de emergencia, comenzaron las maniobras para voltear la camioneta, cuando cayó al suelo un paquete confeccionado en cinta canela proveniente de la batea. Era cocaína. El vehículo transportaba poco más de media tonelada de cocaína.

La droga pertenecía presuntamente a la organización criminal de Caro Quintero. De acuerdo con el periodista y escritor del libro "El Cartel Chilango", Antonio Nieto, los responsables del cargamento eran dos hermanos y presuntos colaboradores de "El narco de narcos".

LA CACERÍA

Desde Estados Unidos, la cacería contra el cártel de Caro Quintero también se ha intensificado. 

El 2 de diciembre del año pasado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a Lucio Rodríguez Serrano en su lista negra. 

El Departamento del Tesoro lo acusó de ayudar a Caro Quintero a evitar su captura y lo involucró en transacciones inmobiliarias en beneficio de "El narco de narcos".

Además, Rodríguez Serrano fue señalado por el gobierno estadounidense de ser "amigo de toda la vida" de Caro Quintero.

El entonces secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, destacó la inclusión de Rodríguez en la lista negra del Departamento del Tesoro.

"Los criminales del cártel, como el mexicano Lucio Rodríguez Serrano, deben ser capturados y procesados. Estamos comprometidos a combatir el tráfico de drogas a nivel mundial para proteger a los ciudadanos estadounidenses y apoyar a nuestros socios mexicanos", escribió en su cuenta de Twitter.

No solo eso, el gobierno de Estados Unidos, en marzo del año pasado, ligó a Caro Quintero con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien también acusó de tener una organización narcoterrorista a la que llamó el Cártel de Los Soles.

El vínculo entre Maduro y Caro Quintero -según autoridades estadounidenses- es colombiano. Se trata de Seuxis Paucis Hernández Solarte, alias "Jesús Santrich", líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

De acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, mientras las FARC pretendía negociar la paz con el gobierno colombiano, sus líderes acordaron con el cártel de Los Soles reubicar algunas de sus operaciones en Venezuela bajo la protección de la organización criminal de Maduro.

En su papel de líder del cártel de Los Soles, Nicolás Maduro habría negociado envíos de toneladas de cocaína de las FARC, ordenó que se les proporcionara armas, coordinó con otros países el tráfico de drogas y pidió a los líderes de la guerrilla colombiana capacitar a un grupo de militares como una unidad de las fuerzas armadas para el cártel.

La acusación contra Maduro refiere que "Jesús Santrich" habría buscado, entre 2016 y 2017, a Caro Quintero para mover varias toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Actualmente, Caro Quintero es el capo más buscado por el gobierno de Estados Unidos, quien ofrece una recompensa de 20 millones de dólares, la mayor actualmente en comparación a cualquier otro narcotraficante.