NACIÓN

Aprueban creación del instituto clave del sector salud de la 4T

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general con 290 votos a favor, 65 en contra y 42 abstenciones este proyecto de decreto

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 23/10/2019
  • 17:50 hrs
  • Escuchar
Aprueban creación del instituto clave del sector salud de la 4T
A través del Insabi se busca dar atención y medicamentos gratuitos a todos los mexicanos que no tienen seguridad social (Foto: Especial)

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de decreto para la creación del Instituto de Salud para el Bienestar que sustituirá al Seguro Popular. Esta nueva institución es clave en el Plan Nacional de Salud de la Cuarta Transformación, ya que a través de él se busca dar atención y medicamentos gratuitos a todos los mexicanos que no tienen seguridad social.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general con 290 votos a favor, 65 en contra y 42 abstenciones este proyecto de decreto por el que reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, impulsado por la bancada de Morena y cuestionado por legisladores de las otras fuerzas políticas. Ahora pasará al Senado de la República, que tendrá que analizarlo.

Asimismo, se aprobó en lo particular con 237 votos a favor, 82 en contra y 0 abstenciones.

Miroslava Sánchez Galván, presidenta de la Comisión de Salud, justificó el dictamen ante los legisladores. En su discurso ante el pleno enfatizó la necesidad de hacer cumplir el acceso a la atención a  la salud de toda la población sin seguridad social y garantizar que todos tengan los medicamentos que requieren.

Recordó que alrededor de 20 millones de mexicanos no cuentan con seguridad social ni están afiliados al aún existente Seguro Popular, que además no cubre todos los padecimientos que sufren los mexicanos.

Sánchez Galván destacó que “para alcanzar el acceso universal a la salud se hace imprescindible transformar el sistema de salud” y por eso se busca la implementación del Insabi, que sustituirá al Seguro Popular y tendrá como principios  universalidad, gratuidad igualdad e inclusión. 

Explicó que con  este nuevo modelo se eliminará Catálogo Universal de Servicios de Salud (Causes) y se modificará el sistema para que tenga como eje principal la persona y la atención primaria a la salud. Recordó que para su implementación,  la Secretaría de Salud ha firmado acuerdos con 20 estados del país hasta el momento.  

En el debate, las opiniones estuvieron muy divididas, ya que algunos de los legisladores del Partido Acción Nacional, del Revolucionario Institucional y de otros partidos cuestionaron algunos de los aspectos principales del proyecto de decreto, como el uso del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos, la falta de un plan de acción para implementar el Insabi y si el presupuesto será suficiente para iniciar.

La bancada de Acción Nacional fue la que más se manifestó en contra de este cambio. El diputado por el estado de Guanajuato, Éctor Jaime Ramírez Barba, secretario de la Comisión de Salud, señaló que esta reforma no es integral ni muestra un compromiso real con las necesidades de la gente ni con el sistema nacional de salud.

Ramírez Barba ha sido uno de los principales críticos de la desaparición del Seguro Popular, al señalar que se van a usar a discrecionalidad los  más de 80 mil millones de pesos del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos y con esto se violarán los derechos de los afiliados al Seguro Popular.

La legisladora Sonia Rocha Acosta, también de Acción Nacional, indicó que no hay seriedad en el proyecto de dictaminación y que con estas acciones se echarán por la borda los avances del sistema de salud de México.

A la bancada de Morena les dijo: “Ustedes lo que quieren es robarse los recursos del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos” y calificó de “mentirosos” a todos los legisladores que impulsan el dictamen, ya que no podrán cumplir con la promesa de dar atención médica y medicamentos gratuitos a toda la población.

La diputada Frinee Azuara, del Partido Revolucionario Institucional, expresó su preocupación de que el Insabi esté condenado a ser letra muerta y una promesa incumplida, ya que no se están garantizando las condiciones básicas para la sustentabilidad financiera del nuevo Instituto.

Coincidió con ella la legisladora Maiella Gómez Maldonado, de Movimiento Ciudadano, quien criticó que no se puede plantear un sistema de salud universal sin contar con el financiamiento suficiente, por lo que se tiene que trabajar para que el Insabi tenga los recursos necesarios para que se logre un buen desempeño.

La diputada de Morena, Carmen Medel, recordó las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador, de que “el Seguro Popular ni es seguro ni es popular”, por eso enfatizó la necesidad de hacer una transformación, con el fin de garantizar el derecho a la salud de la población y acabar con la corrupción que hay en el sistema actual.

AJ