Ante Trump, México debe actuar, no contemplar: expertos

Especialistas del Grupo Nuevo Curso de Desarrollo advirtieron que el gobierno mexicano no puede mantener una actitud contemplativa ante nueva realidad en EU
Ante Trump, México debe actuar, no contemplar: expertosAnte llegada de Trump, expertos sugieren defensa nacional

El arribo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos vislumbra un panorama crítico, grave e incierto para México, ante el cual es preciso que el Gobierno federal asuma la responsabilidad de una respuesta racional con sentido de urgencia, advierten los integrantes del Grupo Nuevo Curso de Desarrollo.

 

Para los expertos en economía, política, relaciones internacionales, seguridad nacional, medio ambiente y migración que conforman dicho grupo de análisis—el cual tuvo su origen en la UNAM—, el Gobierno mexicano no puede mantener una actitud contemplativa y pasiva de esperar a ver qué sucede con el mandato de Trump, quien asume la Presidencia estadunidense a partir de este 20 de enero.

 

Te puede interesar: 'Ni el muro ni Trump detendrán migración'

 

"Tampoco (puede) caer en improvisaciones y actitudes irreflexivas que niegan una realidad cada vez más hostil", exponen los analistas en el documento "En defensa del interés nacional ante la coyuntura crítica ¿qué hacer?"

 

El grupo de expertos plantea en dicho documento consecuencias en materia de corrientes migratorias internacionales, cambio climático, multilateralismo, paz y seguridad globales, y en desarrollo económico, particularmente con la renegociación del TLCAN, y propone acciones para colocar a la nación en un nuevo curso de desarrollo menos vulnerable y dependiente, más sostenible, equitativo y compartido.

 

"Para hacer frente a este desafío, México debe responder mediante el replanteamiento de su propio rumbo de desarrollo", enfatiza el documento.

 

De manera inmediata, los especialistas proponen articular un plan integral de contingencia, con acciones preventivas y medidas  de contención, entre las cuales destacan combatir las violaciones de derechos humanos, como las deportaciones masivas, mediante acciones conjuntas de apoyo y asesoría jurídica a los afectados.

 

Para ello, sugieren forjar alianzas con participación de gobiernos locales, legisladores, agrupaciones económicas, políticas y sociales de ambos países, en coordinación con los consulados mexicanos.

 

"Algunas alcaldías de ciudades importantes de la Unión Americana han manifestado su oposición a las deportaciones", refiere el documento.

 

Proponen trabajar de manera coordinada con sectores interesados de ambos países para mantener el flujo de inversión directa, evitar el cierre de plantas y la pérdida de empleos en México. "Se requiere también difundir el impacto negativo sobre las dos economías de las políticas de restricción comercial y de inversiones anunciadas".

 

En cuanto a acciones de contención, piden adoptar—en coordinación con gobiernos estatales de EU, gobiernos latinoamericanos afectados y organizaciones de la sociedad civil—medidas para administrar la repatriación segura y ordenada de connacionales y promover su inserción en el empleo o, de los más jóvenes, en el sector educativo, y en los sistemas de salud.

 

"Una acción de carácter urgente, tanto por el continuado flujo de población migrante como por la desocupación adicional, es la adopción de programas de empleo de emergencia en las regiones más afectadas".

 

Se requiere también una reasignación del gasto público, principalmente en infraestructura en obras de alto contenido de mano de obra. 

 

Respecto al TLCAN, los expertos consideran que México debe dejar claro que no puede aceptar que se condicione la renegociación del tratado a ningún tipo de aportación del país a la construcción de un muro, que atentaría contra los valores superiores y la dignidad y soberanía nacionales.

 

"México está interesado en contar con un instrumento que sirva a los intereses de las tres partes, compatibles con un sistema abierto y multilateral de comercio.

 

"Sin embargo, debe dejar en claro que, de no ser aceptables para el país los términos bajo los cuales se contemple una eventual renegociación, aún con el costo que esto pudiera implicar, se contemplaría desde ahora, la reorganización de sus vínculos de comercio y cooperación internacional con países que compartan esas orientaciones", expone.

 

En caso de renegociación del TLCAN, enfatiza, se requiere asumir posiciones propositivas, en función de los intereses nacionales, y no de simple reacción.

 

El gobierno, con la participación de los sectores productivos, la academia y las organizaciones sociales, debería presentar propuestas en aquellos temas en que, a raíz de la experiencia de veinte años, deben ser mejorados. 

 

El Grupo Nuevo Curso de Desarrollo es coordinado por Rolando Cordera Campos y lo integran: Eugenio Anguiano Roch, Ariel Buira Seira, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Saúl Escobar Toledo, Gerardo Esquivel Hernández, Mario Luis Fuentes Alcalá, Carlos Heredia Zubieta, David Ibarra Muñoz y Leonardo Lomelí Vanegas.

 

También lo conforman Mauricio de Maria y Campos, Juan Carlos Moreno-Brid, Ciro Murayama Rendón, Jorge Eduardo Navarrete López, Enrique Provencio Durazo, Jaime Ros Bosch, Norma Samaniego Breach, Jesús Silva Herzog Flores, Francisco Suárez Dávila, Carlos Tello Macías y Enrique del Val Blanco.

 

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información