NACIÓN

Ante falta de empleos, descubren nuevos talentos

Viridiana, en plena pandemia descubrió una área de oportunidad cerca de su casa. Había pocos postres, y de estos, ninguno era de wafles

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 04/08/2020
  • 15:26 hrs
  • Escuchar
Ante falta de empleos, descubren nuevos talentos
Viridiana llegó apenas este año a Pachuca, Hidalgo, en busca de nuevos horizontes ante la falta de empleos. (Cuartoscuro)

Viridiana llegó apenas este año a Pachuca, Hidalgo, en busca de nuevos horizontes. Junto con su familia, se mudó y comenzó a buscar trabajo. En su nueva vida llegó la pandemia de la covid-19.

Conforme comenzaron a avanzar las semanas de distanciamiento social, resintió la falta de actividades profesionales. Ya sentía la monotonía de estar todo el día en casa, y el no poder salir.

Pero en el fraccionamiento donde está su nuevo hogar, Los Viñedos, vio que había un grupo de WhatsApp donde distintos negocios y giros se anunciaban. Entonces ella decidió probar suerte como psicóloga, área donde ella es una profesional.

Ofreció servicios de terapia y previó que con la pandemia habría demanda, pues sabe que muchas personas atraviesan crisis de insomnio, de ansiedad o incluso duelo por las pérdidas irreparables de un ser querido.

ÁREA DE OPORTUNIDAD

Pero no recibió llamadas. No se desanimó. Volvió a analizar los anuncios y notó que había muchos servicios de comida. Aparte de que no se considera buena cocinera, era mucha la competencia.

Sin embargo, había una área de oportunidad. Había pocos postres, y de estos, ninguno era de wafles.

Fue su novio quien le sugirió la idea. Cerca de su casa, hay un local de wafles que es un éxito.

Me metí a ver fotos y pensé que eso sería buena idea. No había visto algo como eso

Aunque ella misma no es muy afecta a los alimentos dulces, hizo unos wafles y le gustaron.

“Vi que sí tenía talento para la repostería”, dice con una risa contagiosa.

INICIA EL NEGOCIO

Apenas comenzó el negocio la semana pasada. El viernes fue un día tranquilo, casi para olvidar. El sábado le fue mejor.

Pero el domingo fue la confirmación de que hay potencial. Hizo promoción, y le hizo caso a su hermano, gran degustador de postres, y le añadió un ingrediente secreto a sus wafles.

Recibió un pedido de una pareja de personas adultas mayores. Con todos los cuidados que impone la autoridad sanitaria, llevó unos wafles especiales. Al entregarlos, ellos señalaron al piso superior y dijeron que eran “para ella”. Supuso que era para su hija.

A ELLOS TAMBIÉN SE LES ANTOJÓ

Regresó a su casa, recibió dos pedidos más, y luego recibió la llamada de una joven. Era la hija de la pareja.

A los papás se les antojó el postre de la hija

Viridiana lo vio como una señal de que va bien y que es una opción para tener un negocio y también hacer otras cosas “mientras pasa todo esto”.

Pero, además, aprovecha el tamaño del fraccionamiento para no salir ni tomar el transporte público, y su mamá la acompaña a entregar los pedidos.

Viridiana irradia confianza, y ahora va por ofrecer servicio de café, malteadas y frappés para acompañar los wafles, y así matar el aburrimiento y sobrevivir económicamente a la covid-19.

(María José Pardo)