NACIÓN

Amor, política y traición: la historia de Rosario Robles y Carlos Ahumada

La historia de Carlos Ahumada y Rosario Robles, quienes hoy enfrentan cargos con la justicia, está llena de política, amores y traiciones, desde 2001

  • REDACCIÓN
  • 17/08/2019
  • 14:26 hrs
  • Escuchar
Amor, política y traición: la historia de Rosario Robles y Carlos Ahumada

El argentino Carlos Ahumada y la exsecretaria Rosario Robles no solo comparten una historia de amor del pasado, ahora también una situación jurídica, pues ambos se encuentran en calidad de detenidos; ella en México y él en Argentina.

La pareja que se vio involucrada en escándalos de corrupción en 2004, hoy enfrentan la justicia, ella por uso indebido del poder durante su paso por las secretarías federales Sedesol y Sedatu, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, mientras que Carlos Ahumada, por actos de corrupción, luego de una denuncia presentada por la Procuraduría Fiscal de la Federación y la Secretaría de Hacienda en 2016, ante la extinta PGR.

Así inició todo

El empresario y la exsecretaria se conocieron el 3 de mayo del 2001, fueron compañeros de lucha en el PRD.

Cuando Robles fue Jefa de Gobierno del Distrito Federal, el empresario fue patrocinador de campañas a quien se le asignaban obras y contratos por parte del gobierno.

En 2004, salieron a la luz pública una serie de grabaciones en las que se observa a Ahumada entregar fajos de billetes a René Bejarano, entonces secretario particular de Andrés Manuel López Obrador, jefe de gobierno capitalino (2000-2005).

Bejarano aceptó haber recibido el dinero y señaló que éste iría a campañas del PRD. Robles, a pesar de negar cualquier conocimiento sobre lo sucedido, fue señalada como la persona que presentó al empresario argentino al círculo político de la izquierda.

La relación amorosa entre Rosario y Carlos Ahumada no se sabe con exactitud cuando inició, pues en ese entonces, el empresario estaba casado con su segunda esposa Cecilia Gurza González.

Sin embargo, Rosario Robles dio detalles sobre su relación con Ahumada en su libro “Con todo el Corazón”, donde escribió "Cometí el error de relacionar lo personal con lo político. El amor y la vida privada son cosa de dos".

La política que hoy se encuentra en el reclusorio Santa Martha Acatitla, reveló sus sentimientos más profundos a través de las cartas que le escribía a Carlos Ahumada:

"Llegaste tú y contigo llegó otra vez a mis manos la magia, llegaron también las maripositas en el estómago y las luciérnagas que inundaron con su luz nuestro amor. Contigo he vuelto a ser mujer, plena, llena, radiante de amor. Soy muy afortunada, pues me ha tocado aprender que con un poco de audacia los amores imposibles no lo son tanto, por lo menos por algún tiempo.

"Y sé que nada de esto merezco, en el lienzo de tu vida son otras manos las que han delineado sus principales trazos. Tampoco he logrado que tú sientas que tus sueños también son los míos, soy una forastera que se metió sin permiso, cuyo nombre está prohibido, que puede mañana recoger sus maletas y no pasa nada, nada cambia y yo que quisiera llenar de flores tu jardín, bajar las estrellas y decorar con ellas cada uno de los rincones de la casa, traer el sol y también la luna, sin entender que nada de eso le está permitido a las intrusas".

El Rompimiento

Luego de los videoescándalos, pese al amor que le juraba Rosario Robles en sus cartas, Carlos Ahumada huyo a Cuba, en donde fue detenido y posteriormente extraditado a México, donde estuvo preso de abril de 2004 hasta mayo de 2007, cuando el argentino obtuvo su libertad.

En mayo de 2019, Ahumada dio una entrevista a Ciro Gómez Leyva, a quien aseguró que interpuso una demanda en contra del PRD y de Rosario Robles por una supuesta deuda de 200 millones de pesos.

En el libro de San Juana Martínez, "Las Amantes del Poder", reveló más cartas donde Rosario habla de una rendición para que a carlos Ahumada "no lo toquen".

"....no te culpo de tu indiferencia, de tu desamor, de tus gritos, no te culpo por nada, ni siquiera por el rencor y resentimiento. No te culpo incluso si me dejas de querer como ya lo estás haciendo. Sólo puedo decirte que quiero que sepas que mi corazón te pertenece, que pase lo que pase nunca dejaré de amarte, nunca dejaré de agradecerte por lo que has hecho por mi... Por eso, si es necesario y a lo mejor llegó el momento de hacerlo, soy capaz de hincarme, de arrodillarme, de firmar mi carta de rendición para que a ti no te toquen...."

Tras los escándalos y las traiciones, el amor entre ambos terminó por acabarse y con él, se llevó la vida política de Rosario Robles, o al menos así fue durante unos ocho años, hasta 2012 que regresó al poder respaldada por el entonces presidente Enrique Peña Nieto.

En este momento la relación política entre Andrés Manuel López Obrador y Rosario Robles ya estaba desgastada, y Rosario logró obtener una de las secretarías más importantes, Sedesol, con el apoyo del priismo.

Robles también fue titular de la Sedatu durante el mismo sexenio.

Desde el pasado 13 de agosto, la exfuncionaria enfrenta cargos con la justica y hoy vuelven a la historia los escándalos y los amores con la detención de quien fuera su amante, y compañero político, Carlos Ahumada, que hoy también se enfrenta a la justicia.

bl