NACIÓN

Alito toma todo el poder en el PRI y enoja a priistas

En reforma estatutos el líder del PRI concentra el derecho para designar candidaturas; permitiría a priistas tener cargos con la oposición

  • ERIKA FLORES
  • 05/08/2020
  • 21:50 hrs
  • Escuchar
Alito toma todo el poder en el PRI y enoja a priistas
Alejandro Moreno, líder del PRI (Foto: Redes Sociales del PRI)

Los nuevos estatutos del PRI, aprobados por su Consejo Nacional en sesión remota, permitirían que las principales decisiones del partido recaigan en “la persona titular de la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN)”, con lo que el actual dirigente del partido concentraría la mayoría de las atribuciones y facultades en la estructura del instituto político.

De acuerdo con la cita textual que resalta en la mayor parte de las modificaciones hechas a 41 artículos, las reformas deberán ser aprobados en los consejos estatales para luego buscar el aval del Instituto Nacional Electoral, en caso de no presentarse impugnaciones en el Tribunal Electoral Federal.

El documento, del cual La Silla Rota tiene copia, consta de 36 cuartillas y sustituye a los estatutos de 2017. Pero una comparación entre ambos documentos resalta los artículos principales en los que Alejandro Moreno, “Alito”, concentraría el derecho para proponer y designar candidaturas federales a presidente, gobernador, diputados federales, senadores, suplentes; y hasta sustitutos, en caso necesario. E incluso, permite a priistas trabajar en gobiernos de otros partidos y hasta ser candidato del PRI, aunque se haya militado en otros institutos políticos.

Por ejemplo, en el artículo 88 relativo a las funciones del CEN se agrega la fracción 13 donde la representación legal del partido recae en él y la secretaria Carolina Viggiano.

En el 89, fracción 10, señala que el presidente del CEN (en lugar de los comités directivos y municipales) podrá registrar a los candidatos de elección popular federal, estatal, municipal, y demarcaciones de la CDMX ante organismos electorales. Y en la fracción 12, precisa que él podrá atraer casos de crisis que ocurran en estructura operativa del partido y que reclamen soluciones urgentes.

En el 210 se señala que las convocatorias para postular candidatos a la presidencia, gubernaturas, jefe de gobierno, diputados federales y senadores serán expedidas por el presidente del CEN, cuando antes era todo el CEN y el Consejo Político Nacional (CPN). En el artículo 211, se precisa que estas convocatorias deberán contar con su aprobación y del CPN; en los estatutos anteriores era el CEN en su totalidad.

En las candidaturas de representación proporcional (plurinominales) el artículo 212 le permite presentar una propuesta al CPN y la Comisión Política Permanente. Anteriormente lo hacía todo el CEN. Finalmente, el artículo 119 agrega la fracción 7 para que los coordinadores parlamentarios consulten con el titular del CEN (Moreno) el sentido del voto en aquellas iniciativas cuyos temas sean de interés público para luego transmitir esta resolución al grupo parlamentario.

La mano redactora

Fue Samuel Palma, excoordinador de asesores de Luis Donaldo Colosio y hoy presidente de la comisión temática y de dictamen de fortalecimiento a la Ideología Partidista. El 20 de julio comenzó los trabajos para redactar los cambios a los estatutos del partido; así lo confirmó “Alito” en un tuit de aquella fecha.

Por eso, el martes Moreno le agradeció aunque Palma no estuvo presente. “Reformamos nuestros documentos básicos con inteligencia, con una visión de Estado… Este PRI está de regreso y listo para enfrentar los comicios del 2020 y 2021”, leyó. “Palma, un militante del PRI comprometido, probado, leal y que siempre ha visto por el beneficio de nuestra institución… Hicieron un trabajo pulcro, claro, de discusión amplia, transparente y de cara a la militancia”.

“No lo va a permitir la militancia”

Así lo consideró Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca y presidente de la corriente Democracia Interna en el tricolor. “Quitarle a la militancia de municipios y estados la decisión de postular candidaturas es el golpe severo, impresionante. Se las quita y se las da a él en lo individual, pero no lo va a poder hacer. Vamos a esperar a que termine la farsa para hacer los planteamientos ante el Tribunal Electoral Federal. Te das cuenta de la poca visión y con eso creen que van a poder tener un presidente fuerte pero un presidente que toma esas medidas está muy chiquito, por eso las toma: para poderse dar el lugar que no tiene y no ha logrado alcanzar”

Ulises Ruiz (Foto: Cuartoscuro)

Ruiz, quien dejó de ser consejero del partido hace tiempo, agregó: “me parece que están fuera de toda proporción, el mismo ‘Alito’ en su campaña hablaba de un compromiso con la militancia cosa que no está cumpliendo. Al contrario, esta adoptando funciones de un centralismo muy parecido al de la 4T. Está tratando de empoderarse y cerrar las decisiones en algo que no va a ocurrir, porque no lo va a permitir la militancia; pero se agandallaron en este consejo virtual”

“Se habla mucho de su amasiato con López Obrador y parece que lo está demostrando al poner al PRI como partido satélite de Morena. Esto sucede por un grupo que llegó de manera fraudulenta a la dirigencia; y no es raro que esté grupúsculo que acompaña a ‘Alito’ haya diseñado estos ajustes que dan risa y están fuera de proporción”.

Por su parte la legisladora y ex presidenta del partido, Dulce María Sauri, sostuvo que “ahí está la tentación de pensar que a partir de la centralización de las decisiones se pueden resolver los temas de gobernabilidad interna en la institución”, dijo. “El tema no se ha tocado en el chat de los legisladores”, precisó, “pero en estos días los consejos políticos estatales revisarán la decisión del Consejo Nacional y veremos su opinión sobre este tema. Yo como militante antigua del PRI y convencida de que sigue siendo una opción política para la democracia en México, pues comparto mis experiencias manifiesto mis temores y trató de alertar sobre tentaciones. No más”.

La diputada yucateca relató que la sesión virtual donde se aprobaron estos documentos fue muy breve y que, además, no permitió la lectura de los mismos de manera previa porque les fueron entregados ahí mismo. “La pandemia impidió al PRI cumplir con la asamblea nacional el 12 de agosto; entonces el Comité Nacional solicitó que se permitiese un diferimiento… Por eso muchos no conocíamos el documento en cuestión. El esquema de votación virtual todavía está en la incertidumbre y lo digo porque es el mismo caso de la cámara de Diputados que por eso ha rechazado las votaciones virtuales”.

Y describió la manera en que el PRI se recuperó hace veinte años, bajo su dirigencia. “En el 2000 después de perder la presidencia encontramos que la reinvención del partido tenía que construirse a partir de la democratización interna y la descentralización en la toma de decisiones. Fue una manera de apertura hacia una mucho mayor pluralidad política”.

Consejos estatales, casi borrados y apertura a otros partidos

El nuevo estatuto en efecto, reduce las facultades de los consejos políticos estatales. El artículo 197 establece que solo el CPN seleccionará el procedimiento para postular al candidato a presidencia, diputados y senadores, cuando antes eran incluidos también los consejos políticos estatales.

En el 209 se establece que en caso fortuito de requerirse designar o sustituir candidatos (antes o después de su registro legal), el presidente del CEN será quien los designe. Pero en caso de ser candidatos locales, el presidente del CEN considerará la propuesta del comité estatal. El anterior estatuto establecía que debía atender la propuesta de éste.

En el caso de los aspirantes a cargos, el artículo 61 fracción 12 permite que un militante pueda trabajar o aceptar un cargo en un gobierno de otro partido con el que no haya existido coalición o alianza, por lo que deberá pedir al CPN licencia provisional del ejercicio de su militancia. Mientras que el 181, fracción tres, agrega a un candidato el requisito de lealtad pública, además de ser militante y cuadro del partido. También se deroga la fracción 4, por lo que ya no importa si el aspirante participó anteriormente en otros partidos políticos.

Para los nuevos aspirantes locales y federales, la fracción 11 condiciona que de ser jóvenes, deben pertenecer a la red Jóvenes por México.

La fracción 12 establece que la Comisión Política Permanente aprobará la participación de candidaturas federales de mayoría relativa, gobernadores y jefe de Gobierno “cuando su prestigio y fama publica señalen que se encuentran en el nivel de reconocimiento y aceptación en condiciones de competitividad para ganar”.

Mientras que el artículo 182 fracción 3, agrega que el candidato, al registrarse, deberá presentar también una carta compromiso para pedir licencia del cargo en caso de renunciar a su militancia partidista o grupo parlamentario. Esto con el fin de evitar legisladores que, tras ganar los comicios, se declaren independientes o cambien de fracción parlamentaria.

“Patadas de ahogado”: politólogo

"Patadas de ahogado", fue la lectura que hizo José Antonio Crespo, politólogo y académico del CIDE. “Eso parece”, explicó a La Silla Rota.

“El PRI cada vez tiene menos credibilidad y prestigio, ya está viendo que va en descenso y hay pleitos internos por diferentes posiciones de lo que consideran debería hacer el partido. Hay quién considera que deben conservar su autonomía plenamente y otros piensan que está jugando muy cerca de modo y del gobierno en turno, y que van en una ruta, casi casi, de convertirse en un partido paraestatal”.

Desde su análisis, dijo, Moreno busca imponer disciplina desde arriba. “El PRI solito, cuando no tiene presidente, le cuesta mucho más trabajo siempre que ha perdido la presidencia. En el 2000 tuvo conflictos muy graves internos porque ya no tenía la línea presidencial y estamos viendo lo mismo ahora, sólo que en una situación de absoluta debilidad”.

“Estuvo a punto de quebrarse también en 2011 pero tenía todavía fuerza, pues seguía siendo mayoría en los Congresos. Ahora el partido va de caída, será cada vez más gradual y difícilmente podrá retomar la fuerza y mucho menos el poder, como si lo logró hacer en 2012”

-¿El centralismo que está planteando con este nuevo estatuto, puede reimpulsarlo?

-No lo creo, pero ciertamente cuando se tiene el poder centralizado se puede lograr mayor eficacia en la toma de decisiones; pero también se puede prestar a abusos de distinto tipo, decisiones inadecuadas abusivas. Pero en términos del procedimiento mismo, de la toma de decisiones, mejora mucho cuando el poder está centralizado. Por sus condiciones en este momento, yo creo que su destino es ir cada vez más abajo, perdiendo espacio, credibilidad y presencia, hasta que sea un partido ya no relevante. No está lejos de eso.

La Silla Rota buscó entrevistar a otros militantes priistas incluidos diputados, senadores, ex gobernadores y expresidentes de partido. Algunos rechazaron hacer declaraciones, otros no respondieron la solicitud y alguien más dijo que el tema no era parte de su agenda de prensa. En sus redes sociales tampoco hicieron comentarios sobre el tema.