NACIÓN

Alejandrina, la cirujana y empresaria hija de "El Chapo"

Sus padres y hermanos están inmiscuidos hasta la médula en el narco, ella busca alejarse del crimen haciendo su vida a costa de la imagen de "El Chapo"

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 15/01/2020
  • 14:03 hrs
  • Escuchar
Alejandrina, la cirujana y empresaria hija de "El Chapo
Alejandrina, la cirujana y empresaria hija de "El Chapo" (Foto Especial)

Como sucede con la mayoría de los capos de la droga, la "debilidad" de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", son las mujeres. Varias son las parejas con las que se le vincula, desde la ya famosa Emma Coronel, hasta la llamada "Chapodiputada", Lucero Guadalupe Sánchez López.

Sin embargo, la primera esposa del exlíder del cártel de Sinaloa es María Alejandrina Salazar Hernández.

Casados en 1977, la pareja tuvo cuatro hijos: Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, "Los Chapitos", inmiscuidos en el "negocio de su padre; así como César y Alejandrina Gisselle, alejados presuntamente del narcotráfico.

Estos dos últimos se han caracterizado por ser emprendedores, buscando de muchas formas, e incluso fallando, de formar alguna empresa exitosa.

Pero la que se ha llevado los reflectores es Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar. La tercera en nacer del matrimonio de "El Chapo" con María Alejandrina y la primera hija del capo criminal.

Alejandrina Gisselle nació el 15 de septiembre de 1981 en Culiacán, Sinaloa, es decir, tiene 38 años de edad.

La hija de Guzmán Loera estudió en la Universidad de Guadalajara, donde en 2005 egresó como médico cirujano.

Sin embargo, no hay registros de que la primera hija de "El Chapo" ejerciera dentro del sector salud.

Lo que sí ha hecho es un largo historial empresaria que, aunque polémico, siempre ha estado alejado de los negocios de su padre.

Asentados en Puerto Vallarta, Zapopan y Guadalajara, Jalisco, los negocios de Alejandrina Gisselle abarcan sectores como el inmobiliario, farmacéutico, servicios médicos, así como artículos escolares y de oficina.

El Universal, citando al Registro Público del Comercio, dio detalles sobre el largo historial empresarial de la heredera de "El Chapo".

Está, por ejemplo, Gissell Artículos Escolares y de Oficina, fundada en 1990 por la familia de su madre y heredada a ella, así como a su hermano César, en el 2000. Se dedicaba a la compra y venta de artículos escolares, hasta su cierre en 2012.

También destaca Servicios Especializados en Vacunación, Cegival, fundada en 2007 y cerrada también en 2012, comercializaba medicamentos y cosméticos, además ofrecía servicios médicos muy particulares.  

2012 fue un año difícil para Alejandrina Gisselle, primero, el cierre de sus empresas, luego, su madre fue ingresada a la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El gobierno norteamericano acusó a María Alejandrina, así como a sus hijos Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, de ser piezas claves en la organización criminal de Guzmán Loera. En los señalamientos también aparece Ovidio Guzmán López, otro hijo de "El Chapo", medio hermano de Alejandrina Giselle, quien protagonizó el llamado "Culiacanazo".  

"María Alejandrina Salazar Hernández brinda apoyo material a las actividades de tráfico de drogas de su esposo Guzmán Loera y el cartel de Sinaloa", detalla el Departamento del Tesoro.

En ese mismo año, además, Alejandrina Gisselle fue detenida en Estados Unidos, cuando ingresó al país con documentos falsos, hecho por el que fue detenida durante 65 días para luego ser repatriada a México.

Autoridades estadounidenses rechazaron que el uso de Alejandrina Gisselle de ingresar a su país con documentos falsos estuvieran motivados por delitos relacionados con "El Chapo", su intención fue reunirse con su esposo en Los Ángeles para que ahí naciera su tercer hijo.  

Así, entonces, se supo que Guzmán Salazar era madre, que tiene tres hijos que convierten a Guzmán Loera en abuelo.

El incidente derivó que la primera hija de "El Chapo" no pueda pisar suelo estadounidense.

Desde entonces poco se supo de Alejandrina Gisselle, hasta que en pleno juicio contra Guzmán Loera se dio a conocer que había una marca de ropa inspirada por "El Chapo" y creada por la hija empresaria del capo criminal.

Lo que no se sabía, entonces, era que Guzmán Salazar registró ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) la imagen, nombre y apodo de su padre como marca.

Naciendo así "El Chapo 701", ofreciendo playeras, jeans, camisas, calzado, cinturones, sombreros, accesorios, hasta joyería y licores

"El Chapo 701" hace referencia en el apodo de Guzmán Loera, pero también en la posición que la Revista Forbes colocó al entonces líder del cártel de Sinaloa como uno de los hombres más ricos del mundo.

Ahora, Alejandrina Gisselle se hace sonar de nuevo tras presentarse en la Feria de la Moda en Jalisco el nuevo producto de la marca: una cerveza.

Guzmán Salazar no es la única que ha buscado crear una marca inspirada en "El Chapo", Emma Coronel también ha buscado hacerse del nombre e imagen de Guzmán Loera.

Coronel Aispuro es la tercera esposa de "El Chapo" con quien tiene dos hijas pequeñas. Emma ha sido la mujer más cercana a Guzmán Loera desde que este fue extraditado, juzgado y sentenciado en Estados Unidos.

Mientras Joaquín Guzmán Loera se encuentra de por vida en prisión, su familia busca hacer dinero a través de él.