NACIÓN

Advierte INAI brecha entre información generada por AMLO y su documentación

El comisionado Joel Salas dio a conocer un balance en materia de transparencia del Gobierno de López Obrador; resalta incrementó la declaración de inexistencias

  • DIEGO JOAQUÍN HERNÁNDEZ
  • 03/09/2019
  • 17:00 hrs
  • Escuchar
Advierte INAI brecha entre información generada por AMLO y su documentación
Joel Salas, comisionado titular del Instituto Nacional de Acceso a la Información. (Especial)

El Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), advierte una brecha entre la cantidad de la información generada por la constante aparición pública del presidente, y la capacidad de las autoridades de generar la huella documental que sustente lo dicho por Andrés Manuel López Obrador.

El pasado viernes, el comisionado Joel Salas dio a conocer un balance en materia de transparencia de cara al Primer Informe de Gobierno de AMLO, en el que resaltó un incremento en la declaración de información inexistente por parte de los sujetos obligados de la administración federal, al registrar 9 mil 650 casos. 

En este sentido, resaltó que respecto a los primeros siete meses de los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, se trata de un aumento de 2.5 y 3.9%, respectivamente. 

“El problema de las inexistencias es que hace nulatorio el ejercicio del derecho de acceso a la información”, expuso Salas en entrevista para LA SILLA ROTA. 

En adición, también ha aumentado el número de recursos de revisión, medio con el que el solicitante de la información puede impugnar la declaración de inexistencia o al considerar incompleta los datos ofrecidos por la autoridad en cuestión.

La Ley precisa -detalló- que las declaratorias de inexistencias por parte de los comités de transparencia de las instancias gubernamentales, deben acompañarse de “elementos mínimos que le permitan a la persona que está interesada en conocer la información, tener certeza de que se utilizó un criterio de búsqueda exhaustiva, además de señalar, y esto es muy importante, las circunstancias de tiempo, modo y lugar que generaron la inexistencia y señalar al funcionario que es el responsable de tener la información”.

LA BRECHA 

Ante este “uso constante de declarar inexistencias”, el comisionado Salas observa una brecha entre la información generada por el presidente y la emisión de la documentación oficial.

“Es una brecha en términos de generación de documentación de lo que dice el presidente en su nuevo estilo de comunicar y la capacidad que tienen los gobiernos de generar la evidencia que dé cuenta de lo que dijo el presidente”.

O bien, expone, se trata de un un problema de gestión archivística que se traduce en la falta de una huella documental de temas que llegan a dominar el debate público. 

“Hay algunos casos paradigmáticos -recuerda Salas- el del memorándum de la revocación de la reforma educativa (del gobierno de Peña), la carta ante notario público de la no reelección, la carta que se remitió al rey de España y al Papa respecto a las disculpas por la Conquista”. 

“Si no hay documentos, si no hay información, es muy difícil evaluar el desempeño y los resultados de la gestión pública”, acotó.

Adicionalmente, señala que una explicación al incremento en las solicitudes de acceso a la información, sería un cambio en el estilo personal de comunicación del titular del ejecutivo, “en el cual todos los días sale a comunicar a la opinión pública sobre temas diversos y que distintos actores que quieren evaluar, que quieren hacer un control democrático de las nuevas políticas públicas y decisiones que se están tomando, en función de estos flujos constantes de información”, consideró Joel Salas.

En este sentido, celebró que las mañaneras “han permitido que algunos medios puedan -en el buen sentido de la palabra, confrontar al presidente sobre cosas que dice y lo que ellos obtienen en la práctica como respuestas a sus solicitudes de información por parte del gobierno. 

“Eso, de alguna manera u otra, es positivo para el debate público (...) se pueden contrastar los dichos con los hechos. Lo que da pie a entablar un diálogo directo, incluso a exigirle al presidente una respuesta en función del comportamiento que tuvo el gobierno al momento de llevar a la práctica el derecho al acceso a la información”, destacó el titular del INAI.

UNA OPORTUNIDAD

En este sentido, el comisionado consideró que las autoridades tienen la oportunidad de “no esperar a que la sociedad le demande información, sino que el gobierno, de manera proactiva, pueda publicar información que es de interés de la sociedad”, por ejemplo en cuanto a programas sociales y proyectos de infraestructura.

“El gran desafío que tiene el gobierno hacia adelante es salir de esa lógica de atender sólo en función de las demandas de solicitudes y pasar a la lógica de ofrecer información de calidad que le permita a la ciudadanía mejorar su toma de decisiones”, concluyó.

djh