NACIÓN

Abandonan a becarios en el mundo por fideicomiso de Conacyt que desapareció AMLO

En octubre del año pasado, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador extinguió 109 fideicomisos, como parte de su combate contra la corrupción

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 06/04/2021
  • 16:57 hrs
  • Escuchar
Abandonan a becarios en el mundo por fideicomiso de Conacyt que desapareció AMLO
Los becarios de Conacyt-Sener están a poco tiempo de terminar sus estudios de doctorado, a algunos les faltan seis meses y a otros un año, por eso solicitaron la extensión de la beca, pero Conacyt no les ha dado respuesta. (Cuartoscuro)

"Se me hace terrible porque somos un peón político, nos quedamos en medio porque ya no les parece la reforma energética, pero nosotros qué, dijeron que ese fideicomiso (Conacyt-Sener Hidrocarburos) se desapareció por corrupción, pero por qué nosotros, becarios X tenemos que pagar, nosotros no hemos hecho nada malo", enfatizó una becaria que dejó de recibir el apoyo económico desde febrero y se encuentra varada en Reino Unido.

En la misma situación que ella, quien pidió mantener su nombre en el anonimato, se encuentran otros 11 beneficiarios de la beca Conacyt-Sener, algunos dejaron de recibir el apoyo económico desde noviembre del año pasado y la solución que les dio el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología es que regresen a México o que busquen financiamiento por su cuenta.

En octubre del año pasado, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador extinguió 109 fideicomisos, como parte de su combate contra la corrupción. Uno de esos era el Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía Hidrocarburos, de donde salían los recursos para los becarios.

La investigadora entrevistada por La Silla Rota relató que la beca Conacyt-Sener salió en 2016, cuando se aprobó la reforma energética. Su proyecto para ingresar al doctorado fue aceptado por Conacyt y por una universidad de Reino Unido.

Explicó que, si bien siempre ha sido complicado hacer trámites, no habían tenido mayor problema, hasta hace algunos meses, cuando algunos de los becarios intentaron hacer cambio de grado o aplicar para extensión de la beca.

"Desde que hubo cambio de administración supimos que algo raro estaba pasando con Conacyt-Sener, porque muchos compañeros empezaron a tener problemas con cambio de grado o con extensiones. De plano decían ya no hay financiamiento, ya no hay fideicomiso", señaló.

"SOMOS COMO LOS HUÉRFANOS DE CONACYT"

Los becarios de Conacyt-Sener están a poco tiempo de terminar sus estudios de doctorado, a algunos les faltan seis meses y a otros un año, por eso solicitaron la extensión de la beca, pero Conacyt no les ha dado respuesta.

La Silla Rota publicó ayer que el Consejo les respondió por correo que no hay ninguna noticia sobre la aprobación de la extensión de la beca y que, aunque se trató de plantear el caso en una reunión en enero pasado, no han sesionado.

Ante esta situación, el Conacyt les dio dos posibles opciones a los becarios que están en el extranjero: "Nuestra sugerencia es que solicite financiamiento o bien regrese a México y culmine sus estudios de doctorado desde acá".

Asimismo, les indicó: "Lo que queremos evitar con esto es que usted permanezca en Reino Unido esperando una respuesta y sin fondos para poder seguir viviendo en el extranjero, lo que la llevaría a una situación incómoda". En el correo que envió, remató diciendo que lamenta la situación, pero que difícilmente cree que se resuelva pronto.

La investigadora dijo que prácticamente a todos les enviaron el mismo correo, sólo cambiando el nombre, por lo que la falta de una solución los deja en el limbo y atados de manos.

Detalló que, en su caso, logró que la universidad le condonara el pago de la colegiatura, pero quedan pendientes los recursos para comida, alojamiento y otros aspectos. El problema, explicó, es que como sigue siendo becaria de Conacyt, aunque ya no le han dado el apoyo, no puede solicitar una beca en Reino Unido ni trabajar de tiempo completo.

"Ya no sabemos con quién ir, somos como los huérfanos del Conacyt, estamos en medio, en el limbo", señaló la científica, quien añadió que la mitad de la beca la pone la Secretaría de Energía, pero no han podido tener contacto con algún funcionario.

El otro problema, expresó la investigadora, es que regresar a México, como se los plantea Conacyt, tampoco es una opción, porque estarían incumpliendo una cláusula de la beca.

"Nos dejan súper abandonados y hasta nos preocupan las repercusiones de qué pasa si no acabo mi doctorado, porque en teoría si no acabas le debes dinero a Conacyt, porque tienes que devolver el dinero, entonces es cómo te debo dinero por no acabar porque no me dejaste acabar", criticó.

La investigadora expresó que se siente enojada y frustrada, porque la falta de apoyo económico está frenando el que pueda concluir su doctorado, por eso pide al Conacyt y a Sener que haya claridad y certeza, que les digan a los becarios si les aprobarán la extensión de la beca o no, para que ellos puedan saber qué hacer, pero ya con una respuesta concreta. 

"Creemos que la estrategia de Conacyt es cansarnos y creen que vamos a reventar porque no nos dicen sí o no, nos dicen pronto y lo que queremos es que nos den certeza, pronto o nunca, porque es diferente y queremos que sí nos digan en una carta, porque si es nunca ellos están faltando a sus obligaciones que es checar nuestras aplicaciones, las tienen que aceptar o rechazar, pero las tienen que revisar", indicó.

La Silla Rota solicitó a Conacyt y a Sener una postura sobre este problema con las becas, pero no obtuvo una respuesta.

Esta no es la primera ocasión en la que el Conacyt, que encabeza María Elena Álvarez-Buylla, deja sin apoyo a la comunidad científica, ya que este año no se emitió convocatoria para realizar posgrado en el extranjero y aunque recabaron firmas para pedir que se abrieran estas becas, no hubo respuesta.

Otros temas que han sumado a la tensa relación entre el Conacyt y los científicos mexicanos son el reciente cambio al reglamento del Sistema Nacional de Investigadores y la nueva Ley General de Humanidades, Ciencia, Tecnología e Innovación, ya que ambos documentos fueron elaborados sin la participación de los investigadores.