NACIÓN

A punta de balazos disputan dirigencia del PRI; hay un herido por arma de fuego

Riña entre militantes priistas divididos; unos que exigen la renuncia de Alejandro Moreno, otros lo apoyan; hay un herido de bala

  • INGRID SÁNCHEZ
  • 29/06/2021
  • 19:38 hrs
  • Escuchar
A punta de balazos disputan dirigencia del PRI; hay un herido por arma de fuego

Dos grupos de militantes priistas se enfrentaron a golpes afuera de las instalaciones del Comité Ejecutivo Nacional ubicado en Insurgentes; de acuerdo con testimonios e los que estuvieron en la trifulca, se registraron incluso detonaciones con armas de fuego. El saldo preliminar es un herido de bala.

Herido de bala. Foto: PRI

La trifulca con palos y armas de fuego, según reportaron algunas personas, se llevó a cabo afuera de las instalaciones de la sede nacional del PRI, entre militantes que exigen la renuncia del presidente nacional, Alejandro Moreno, y de quienes lo apoyan.

Según los videos que el propio PRI ha difundido en sus redes sociales, un grupo de manifestantes huía por la avenida Insurgentes huyendo de las agresiones que, hasta el momento, se desconoce quién inició. 

El PRI nacional aseguró, a través de sus redes sociales, que fue “gente de Ulises Ruiz”, exgobernador de Oaxaca y exaspirante a la dirigencia nacional priista, quien comenzó a atacar a quienes se acercaron en defensa de Alejandro Moreno.

“Hubo detonaciones de arma de fuego y lesionados. Ellos, está acreditado, lastimaron al PRI y dieron el voto para otros partidos políticos el 6 de junio”, dijo Alejandro Moreno Cárdenas, presidente nacional del PRI en entrevista con Telediario.

“Tendrán que responder ante las autoridades” advierte el presidente nacional del PRI.

Aseguró, también, que hubo gente “secuestrada” dentro de las instalaciones, pues los grupos disidentes llegaron a cerrar con cadenas. Reportó además que el joven lesionado está fuera de peligro y que ya se presentó una denuncia por las agresiones.

Además afirmó que Ulises Ruiz y Nalleli Gutiérrez, vocera del Colegio de Abogados, organización interna del PRI, tendrán que rendir cuentas ante la justicia por las agresiones que, presuntamente, habrían organizado contra los militantes priistas que se encontraban a lo interno de la sede del CEN. 

“Este es el comando armado que, bajo las órdenes de  @ulisesruizor y @NalleGugi, atacaron a priistas que sostenían un evento a las afueras del @PRICDMX_ .  “¿A ver los toletes donde están?” fue la orden que recibieron los escoltas antes de provocar un sangriento ataque”, citó Jorge Tejero, en Twitter.

Posteriormente, en un comunicado, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) rechazó de manera contundente la violencia y provocaciones de grupo golpista encabezado por Ulises Ruiz y Nallely Gutiérrez, en contra de militantes y empleados de este instituto político que estaban cerca de la sede nacional.

“La verdadera militancia del PRI se merece todo el respeto y seguridad. Es lamentable que el grupo golpista del exgobernador de Oaxaca fomente el uso de palos y piedras para lastimar a mujeres y hombres, sean priistas o ciudadanos que circulan cerca de las instalaciones del tricolor”, indicó.

Además, resaltó que la violencia contra activistas de sectores del PRI como la Unidad Revolucionaria Y Movimiento Territorial son signo de la desesperación y el descontrol, de un grupo que quiere desestabilizar al PRI y que está vinculado a Morena.

ULISES RUIZ VISLUMBRA "AUTOATENTADO"

Por su parte, Ulises Ruiz también publicó desde su cuenta de Twitter la responsabilización que hizo de las agresiones pues, asegura, la disidencia interna del partido se manifestaba pacíficamente.

“Responsabilizo a Alito, Ruben Moreira, José Murat e Israel Betanzos de cualquier agresión que sufran los militantes que pacíficamente mantienen tomado el PRI. Esto es un asunto de política, no de golpeadores y porros”, publicó el exgobernador de Oaxaca.

Posteriormente, con Azucena Uresti, se deslindó de los altercados, “vinieron estas gentes, yo vi un grupo de gente pero se fueron, vinieron ellos aquí al plantón a provocar, habrá que revisar si no es un autoatentado, para tratar de culpar y señalar un movimiento pacífico”.

“La renuncia de Alejandro Moreno es cuestión de días, él lo sabe, por eso está tan desesperado”, aseguró Ulises Ruiz la noche de este martes durante el plantón levantado en la sede nacional del PRI.

“Más que desesperado, creo que muy atemorizado, él sabe y está señalado por desvíos de más de 400 millones de pesos en Campeche, quiere escudarse en el PRI, en la diputación plurinominal que obtuvo y evitar que lo detengan y procedan con él”.

La tiene muy cómoda el presidente, el coordinador de la fracción, Rubén Moreira tiene señalamientos de desvío, Alejandro Moreno tiene señalamientos de desvío, la mayoría de los plurinominales son sus prestanombres, sus familiares, sus cuñados, sus esposas, novias”, es muy fácil que rompan esa coalición legislativa porque los tienen del cinturón”.

GOBIERNO DE CDMX LLAMA A LA CORDURA

José Alfonso Suárez del Real, secretario de Gobierno de la Ciudad de México, aseguró que ya se comunicó con el presidente nacional del PRI, a quien le “exigió que llame a la cordura”, pues eso “no es lo que espera la ciudadanía de un partido político. Son problemas entre ellos, que los resuelvan entre ellos”.

En entrevista con Elisa Alanís, en Milenio, Suárez del Real confirmó que se dieron detonaciones de Armas de fuego, pero ninguna persona resultó herida por ello, sino que una persona fue trasladada a un hospital por una fractura de clavícula. 

“Hay control del espacio, tanto en la zona de Puente de Alvarado, en la zona de la sede nacional, como en Insurgentes centro, el tema de las cadenas ya lo está atendiendo la misma militancia del partido”, detalló.

CRISIS PROFUNDA

A casi cien años de su fundación, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) enfrenta lo que podría ser la crisis más profunda de la historia, luego de los resultados que obtuvo en las elecciones del pasado 6 de junio, publicó La Silla Rota el sábado pasado. 

Cuestionamientos internos por la elección de candidatos, acusaciones de desvío de recursos, movilizaciones y comentarios del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, son algunos hechos que atizan la idea de que, si no hay transformaciones internas, el partido tricolor podría convertirse en un cascarón.

El resultado electoral que el PRI obtuvo el pasado 6 de junio fue "desastroso", de acuerdo con la opinión de algunos de sus integrantes, pero "de recuperación", de acuerdo con los especialistas, todos consultados por La Silla Rota, y tomando como antecedente directo la elección de 2018, cuando Morena arrasó con espacios en el Congreso de la Unión.

"El PRI ha perdido muchísimo terreno. De lo que fue el partido hegemónico que gobernó el país por 71 años, ya no queda nada, literalmente", afirma José Fernández Santillán, politólogo e investigador del Tecnológico de Monterrey.

Justo un día después de las elecciones, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que su partido tiene posibilidades de aprobar las reformas legislativas que ha propuesto gracias, a pesar de haber perdido la mayoría calificada –necesaria para las reformas constitucionales–, de un posible pacto con partidos de la hoy oposición, como el PRI.

La mención al tricolor generó cuestionamientos sobre si algunos legisladores del PRI, que ganaron su curul por la reelección, decidirán apoyar a Morena –como lo hicieron en la 64 Legislatura–, en lugar de mantenerse fieles a la alianza "Va Por México".

Poco después del señalamiento del ejecutivo federal, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, decidió designar a Rubén Moreira, quien varias veces acompañó a Morena con el voto en favor de reformas impulsadas por López Obrador, como coordinador de la bancada para la 65 Legislatura, que inicia en septiembre.